Logo El Confidencial
CASA REAL ESPAÑOLA

Letizia en Lerma: su momento más embarazoso (y hasta ahora desconocido)

Unas imágenes emitidas este miércoles en el programa 'Sálvame' han desvelado una situación un tanto incómoda que vivió la Reina en uno de sus compromisos de agenda

Foto: La reina Letizia en Lerma. (Limited Pictures)
La reina Letizia en Lerma. (Limited Pictures)
Autor
Tiempo de lectura2 min

La visita que la reina Letizia realizó a la localidad burgalesa de Lerma la semana pasada dio para mucho. Aunque oficialmente su presencia allí era para inaugurar la nueva exposición de Las Edades del Hombre, también tuvo tiempo de visitar el convento de las hermanas dominicas, tal y como la propia congregación contó en su web. Pero ni un asunto ni otro consiguieron eclipsar el momento en el que la Reina se agachó para recoger el bastón de una pareja de ancianos, que se convirtieron en los otros protagonistas del día. Y eso que no sabíamos que también eran los protagonistas de una simpática anécdota que hasta ahora desconocíamos.

Letizia, recogiendo el bastón de un vecino de Lerma. (Limited Pictures)
Letizia, recogiendo el bastón de un vecino de Lerma. (Limited Pictures)


El programa 'Sálvame' emitía este miércoles unas imágenes hasta ahora inéditas, grabadas mientras Letizia se acercaba para saludar a los vecinos del pueblo. Aunque la prensa estaba al lado contrario, las cámaras de los teléfonos móviles hicieron su trabajo. En la secuencia se ve y se escucha a la Reina hablar con una pareja de ancianos, a los que felicita por llegar tan bien a su edad, 93 años: "Con esa edad hay que dar gracias ya". Aunque no se entiende bien, el señor le pregunta que cuántos años tiene ella. Cuando Letizia dice su edad -46 años-, el hombre le contesta, con un sinceridad aplastante: "Yo le echaba muchos más".

Ante la espotaneidad del anciano, ella poco puede hacer. Tras un par de segundos sin saber si sonreír y qué contestar, Letizia opta por la solución menos embarazosa, desearle mucha salud y que se cuide, para enseguida entablar conversación con otra vecina que estaba al lado, comentando lo bien que estaban todos en ese pueblo y consiguiendo salir del paso de la mejor manera que se le ocurrió.

No es la primera vez que, al acercarse a saludar a los vecinos de un pueblo, Letizia protagoniza una situación algo incómoda. En 2011, durante una visita a Medina del Campo, tuvo que mediar entre dos niñas que se estaban peleando. Las pequeñas, que eran primas, se vieron obligadas a pedirse perdón por el tono autoritario de la entonces Princesa de Asturias, que no paró hasta que las chiquillas hicieron las paces.

Letizia a su llegada a Lerma. (Limited Pictures)
Letizia a su llegada a Lerma. (Limited Pictures)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios