Logo El Confidencial
SU PADRE VIVE DONDE SE RODÓ LA PELÍCULA

La insólita conexión entre Meghan Markle y la película 'Titanic'

Thomas Markle organizó su célebre reportaje a pocos metros del lugar donde tuvo lugar el rodaje de la superproducción protagonizada por Leonardo DiCaprio y Kate Winslet

Foto: Meghan Markle en el Trooping the Colour. (Cordon Press)
Meghan Markle en el Trooping the Colour. (Cordon Press)

¿Se imaginan a Meghan Markle en la proa del Titanic, con los brazos abiertos en cruz con Leonardo DiCaprio a sus espaldas? Podría haber ocurrido, pero no. En 1997, la duquesa de Sussex era apenas una niña y su carrera como actriz estaba, nunca mejor dicho, en pañales. Quedaban lejos los tiempos de 'Suits' y su 'reinado' como miembro de la familia Windsor.

Sin embargo, la mujer del príncipe Harry tiene una conexión especial con la película de James Cameron. O, para ser más exactos, su padre, el eternamente repudiado Thomas Markle.

Empecemos por el principio: a mediados de los 90, a Cameron se le ocurre que es una buena idea volver a rodar el naufragio del Titanic. Su concepto, para diferenciarse de las anteriores versiones, fue la de un Romeo y Julieta a bordo de un barco. La logística, sin embargo, era complicada. El cineasta quería evitar, en lo posible, el uso de efectos digitales y reconstruir el trasatlántico a escala real. Para ello, Fox compró 161. 874 metros cuadrados en la costa sur de Playa Rosarito, un municipio de Baja California (México). Gracias al módico precio de 57 millones de dólares, allí se construyó uno de los decorados más impresionantes de la historia del cine.

El resto es historia: récord mundial de taquilla, de premios (11 Oscar que igualaron la cifra de 'Ben-Hur') y una fiebre que traspasó culturas a nivel mundial. La localidad mexicana (y los platós de Fox) solo acogieron otros pocos rodajes (entre ellos el de 'Master and Commander'). Años después, son una pálida sombra de lo que fueron, ya que permanecen semicerrados. Casi todos los habitantes de Playa Rosarito conocieron a algún vecino que había participado como extra en un rodaje largo y complicado. También Thomas Markle, que lleva años viviendo en esta, la ciudad con menos población del estado de Baja California.

El antiguo director de fotografía reside en uno de los lugares más exclusivos de Playa Rosarito: San Antonio del Mar. También él ha sido testigo de los turistas que han ido y venido para fotografiar la explanada en la que se rodó la historia de amor de Jack Dawson y Rose DeWitt Bukater. Él ha sido, además, el responsable de volver a poner Playa Rosarito en el mapa, tal y como han publicado ciertos medios locales.

Markle no organizó un rodaje de 200 millones de dólares, pero sí una puesta en escena para un reportaje pactado que trajo cola. En las fotografías que se hicieron en los alrededores de Fox Baja Studios tuvo lugar otra 'película' en la que el padre de Meghan aparecía viendo a su hija en el ordenador de un cibercafé o midiéndose el cuello para el traje de boda. Publicadas justo antes del enlace de Meghan Markle con el príncipe Harry, las fotografías enfadaron mucho a la duquesa de Sussex. Parecía que el camino natural de muchos lugareños de Playa Rosarito era pasar de ser extras del rodaje de 'Titanic' a hacer alguna aparición fugaz en el reportaje de papá Markle.

Entrevista a Thomas Markle en 'Good Morning Britain'. (Pantallazo ITV)
Entrevista a Thomas Markle en 'Good Morning Britain'. (Pantallazo ITV)

Sin embargo, el efecto Meghan no ha superado al efecto Titanic. Al menos en la localidad mexicana. Un joven fotografiado en el reportaje aseguró a 'Infobae' que Thomas Markle no había atraído más turismo. “Pero al menos se conoce más a Rosarito”, añadió. En los años transcurridos desde el rodaje de 'Titanic', la localidad ha vivido cierta decadencia. Una joven recepcionista dijo en el mismo medio que el reportaje de Thomas Markle “demuestra que Rosarito no es peligroso como dicen, además aquí viene a descansar gente famosa y creo que eso puede traernos más turismo”.

La duquesa de Sussex en una imagen de archivo. (Cordon Press)
La duquesa de Sussex en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Aunque en principio el padre de Meghan ocultó su dirección e incluso cambió su número de teléfono para evitar ser localizado, finalmente se prestó a colaborar con los periodistas. El jubilado negoció el precio de las fotografías con el 'Daily Mail', el medio que publicó el reportaje. También insistió en que pareciesen robadas.

Por unos días, Playa Rosarito vivió un 'mini efecto Titanic' y volvió a aparecer en el mapa. Varios meses y mil escándalos de Thomas Markle después, los habitantes del pueblo tienen claro que el verdadero náufrago del lugar no es otro que el padre de la duquesa de Sussex.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios