Logo El Confidencial
DINERO

El sueldo 'poco feminista' de la reina Letizia, en cifras

La esposa del rey Felipe cobra un 45% menos que él, una brecha salarial que se repite en el resto de monarquías europeas, aunque no por razones de género. Aquí, los datos

Foto: La reina Letizia, en un acto reciente. (Limited Pictures)
La reina Letizia, en un acto reciente. (Limited Pictures)
Autor
Tiempo de lectura5'

Fue Sandra Sabatés, la copresentadora de 'El Intermedio', quien prendió la mecha. Mientras estaba dando a conocer los datos del salario de cada miembro de la familia real se detuvo en el hecho de que el rey Felipe cobra un 45% más que su esposa, la reina Letizia. El monarca ingresa anualmente 242.769 euros, mientras la consorte gana 133.530 euros. Una diferencia de sueldos (109.239 euros, en concreto) que suscita la duda de si la Casa Real es un ejemplo más de esa brecha salarial que llevan años denunciando las mujeres.

La brecha salarial por género en España ascendía en 2015 al 22,8%. Es decir, el salario medio de los hombres fue ese año un 22,8% superior al de las mujeres, según la última Encuesta Anual de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE), que sitúa el salario medio de los hombres en 25.992,76 euros mientras que el de las mujeres es de 20.051,58 euros. A nivel mundial no estamos mejor. Según el Informe Global sobre la Brecha de Género 2018, publicado por el Foro Económico Mundial, a finales del año pasado, la brecha de género global se acerca al 20%. Con todo, parece que el caso de la Casa Real española supera con creces las estadísticas.

Los Reyes, en un acto reciente. (EFE)
Los Reyes, en un acto reciente. (EFE)

Parece, pero no es tan simple. Don Felipe y doña Letizia no realizan exactamente el mismo trabajo. El monarca asume casi el doble de actos insitucionales que su esposa al año. La Constitución reserva al jefe del Estado un papel bastante más relevante que a su consorte, sea este hombre o mujer. De hecho, en todas las monarquías europeas existe esta brecha salarial entre la pareja que se sienta en el trono (hablando figuradamente). No parece una cuestión de género, sino histórica.

Durante las dos primeras temporadas de 'The Crown', la aclamada serie de la BBC sobre la familia real británica, no fue Claire Foy (Isabel II) quien ganó más dinero. A pesar de llevar el peso de la serie (en sentido real y figurado), su compañero de reparto, Matt Smith (Felipe de Edimburgo), cobró más. Lo desvelaron los productores de la serie, generando un terremoto informativo. Esa 'brecha' salarial (si es que puede llamarse así) afortunadamente no se traslada a Buckingham Palace. El caso de la monarquía inglesa es un ejemplo de que el hecho de cobrar menos es, en realidad, un 'mal común' de los consortes. La reina Isabel ingresa millones de libras al año, de las cuales reserva 359.000 para su marido, Felipe. Aunque el duque de Edimburgo se ha retirado de la vida pública, sigue percibiendo este salario.

En Holanda, la diferencia entre lo que cobran el rey Guillermo y la reina Máxima alcanza el 71%. Él recibirá en 2019 un salario de 926.000 euros, 24.000 euros más que en el año 2018 (se ha subido el sueldo un 2,7%). La reina Máxima también ganará más, aunque en su caso se quedará en los 367.000 euros anuales (9.000 más que el año pasado). En el caso de la argentina, puede decir que hasta su suegra cobra más que ella (la princesa Beatriz percibe 523.000 euros anuales). Además, los tres miembros de la familia real reciben una asignación extra para pagar a sus empleados directos. El rey, de casi cinco millones; Máxima, de 633.000, y Beatriz, de un millón.

Los reyes Guillermo y Máxima de Holanda. (EFE)
Los reyes Guillermo y Máxima de Holanda. (EFE)

El caso de Holanda es paradigmático y se repite 'ad nauseam' en el resto de las monarquías europeas, con algunas excepciones. Matilde de Bélgica es la única consorte que no tiene una asignación propia (al menos pública). El rey Felipe ingresa 11.728.477 euros al año y hace con ello lo que cree oportuno. Una pista de lo que podría ganar Matilde puede estar en los sueldos de sus parientes que sí se conocen: su suegro, el rey emérito Alberto de Bélgica, roza los 950.000 euros, y los hermanos del rey, Astrid y Laurent, superan los 300.000.

En Noruega tampoco se conoce exactamente lo que gana la reina Sonia. Allí, se reparten las asignaciones por parejas. Los reyes cobran en torno a diez millones de coronas noruegas al año (un millón de euros), y los príncipes Haakon y Mette Marit, algo más de ocho millones de coronas.

El caso de Dinamarca y Suecia es similar. En vida, el príncipe Enrique de Dinamarca percibía un 10% del presupuesto total de la Casa Real, que alcanza los 80 millones de coronas danesas. De igual forma, la reina Silvia de Suecia, se embolsa un 5% del presupuesto total de la institución. En ningún caso su salario es o ha sido similar al del soberano.

La reina Silvia de Suecia. (EFE)
La reina Silvia de Suecia. (EFE)

Algunos consortes lo llevan mejor y otros peor. Son conocidas las pataletas de Enrique de Dinamarca y de Felipe de Edimburgo, aunque en su caso no tanto por dinero como por reivindicar su papel en la corte y en la familia.

En realidad, muy pocas mujeres figuran entre los líderes mejor pagados del mundo y las soberanas de Inglaterra y Dinamarca son de las pocas privilegiadas que aparecen en ese ranking. En clave política, Angela Merkel y Jacinda Ardern son las dos únicas mujeres presentes en la lista de los diez jefes de Gobierno con mayor remuneración. Ese 20% que ellas representan equivale al porcentaje de mujeres que llegan a los puestos más altos. Al final, en palacio como en la vida.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios