Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Meghan y Harry vuelven a hacerlo: todos los detalles del bautizo (privado) de Archie

Aunque no hay confirmación oficial por parte de Buckingham, varios medios británicos aseguran que el esperado bautizo será este sábado y de carácter privado

Foto: Los duques de Sussex, este fin de semana. (Reuters)
Los duques de Sussex, este fin de semana. (Reuters)

Por fin está confirmada -aunque no de forma oficial- la fecha en la que se celebrará el bautizo de Archie, el primer hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry. Y los vaticinios de los más agoreros se han cumplido: no vamos a ver nada de la esperada cita por expreso deseo de los padres, tal y como hicieron con el nacimiento del pequeño, un acontecimiento que quisieron llevar con total privacidad, o con las fotos oficiales del niño, que en otras ocasiones se habían facilitado a la prensa cuando el recién nacido contaba aproximadamente con un mes de edad, pero que, en su caso, aún estamos esperando.

Y Meghan lo ha vuelto a hacer. La exactriz vuelve a hacerse fuerte, imponiendo sus deseos y criterio frente a las tradiciones, para vivir el gran día en la intimidad familiar, sin acceso a la prensa. Una información que publicaba hace unas horas Rebecca English, una de las corresponsales británicas especializadas en la familia real con mejores fuentes. Por eso, los datos que da habitualmente se tienen por ciertos. Así que el próximo sábado, 6 de julio, justo cuando Archie cumple dos meses, es la fecha escogida para la celebración, de la que no veremos fotos hasta pasados unos días.

Los duques de Sussex con su hijo Archie. (Reuters)
Los duques de Sussex con su hijo Archie. (Reuters)


Según las informaciones publicadas, el bautizo no será en la Capilla de San Jorge, donde tuvo lugar tanto la boda de los duques de Sussex como el bautizo del príncipe Harry en 1984. El lugar escogido es la Capilla de la Reina, situada dentro del castillo de Windsor, por lo que el acceso público a la ceremonia es totalmente imposible. Los únicos que tendrán el privilegio de ver cómo Archie es bautizado serán los 25 invitados que asistirán a la ceremonia, entre los que se encuentran el príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles, los duques de Cambridge junto a sus tres hijos y, por supuesto, Doria Ragland, la madre de Meghan Markle.

Otros nombres que se dan por seguros son los de Serena Williams, que se encuentra estos días en Londres preparando el Roland Garros, y Jessica Mulroney. Ambas, dos de las mejores amigas de Meghan Markle, han sonado fuerte como madrinas de Archie, aunque el grupo de padrinos aún no se ha confirmado y es muy probable que no lo sepamos hasta pasados unos días, cuando supuestamente se distribuirán algunas fotos del feliz acontecimiento. La que con total seguridad va a ser una de las ausentes es la reina Isabel II, tal y como pasó en el bautizo de Louis de Cambridge. La fecha coincide con su estancia en el palacio de Holyrood, el castillo de Edimburgo donde pasa parte de sus vacaciones.

La reina Isabel II con Archie. (EFE)
La reina Isabel II con Archie. (EFE)


Otro detalle que se sabe con certeza es el vestido que llevará Archie Harrison para su gran día: el faldón de cristianar que vistieron sus tres primos, George, Charlotte y Louis, los hijos de los duques de Cambridge. Se trata de una réplica del vestido que la reina Victoria encargó en 1840 para el bautismo de su hija. Una pieza que fue utilizada desde entonces por 62 bebés de la familia real, incluyendo cinco monarcas. La última en utilizarlo fue Lady Louise, la hija del príncipe Andrés y Sofía de Wessex. La delicadeza de la tela hizo que la reina Isabel prefiriera encargar una copia exacta a Angela Kelly, su asesora de vestuario.

Pero ojo, que no está todo perdido. Parece ser que la decisión de que sea un acontecimiento privado no ha gustado mucho a su entorno, además del lógico enfado de la prensa, que tiene cada movimiento y paso de Meghan Markle en el punto de mira. Y según Rebecca English, los duques de Sussex están siendo presionados para que, además del fotógrafo escogido por la pareja para realizar el reportaje, una agencia de prensa pueda acceder a la ceremonia para así distribuir más tarde las imágenes a los medios. Una medida salomónica que podría respetar la tranquilidad e intimidad que reclama la pareja a la vez que cumplir las expectativas de la prensa británica, que esperan el bautizo de Archie Harrison casi desde el mismo momento de su nacimiento.

Los duques de Sussex en su última aparición pública. (Reuters)
Los duques de Sussex en su última aparición pública. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios