Logo El Confidencial
LAS 'PRE-MEGHAN'

La culpa de la ruptura de Harry y Chelsy Davy la tuvo Kate Middleton (sin querer)

Se ha desvelado el motivo por el que la sudafricana no quiso dar otra oportunidad a su intermitente relación con el príncipe, y tiene mucho que ver la duquesa de Cambridge

Foto: El príncipe Harry y Chelsy Davy, en una imagen de archivo. (Getty)
El príncipe Harry y Chelsy Davy, en una imagen de archivo. (Getty)

Parece que no cualquier persona estaría dispuesta a ser un miembro de la realeza británica, por muchos privilegios y comodidades que aparentemente se puedan tener. Y eso es algo que tiene muy claro el príncipe Harry, a quien los deberes institucionales que conlleva ser su pareja le costaron su relación con Cressida Bonas, tal como se desvelaba hace unos meses. Una separación que se conoció en 2014, poco después del viaje oficial que realizaron sus entonces cuñados, el príncipe Guillermo y Kate Middleton, por Australia y Nueva Zelanda. Bonas no estaba preparada para ser el centro de atención y que cada paso que diera fuera analizado.

Pero ahora, se ha desvelado que también los duques de Cambridge tuvieron mucho que ver en la ruptura definitiva del príncipe Harry y Chelsy Davy, la primera relación que se le conoció de forma oficial. Un noviazgo que comenzó en 2004 y que duró varios años, aunque de forma intermitente, ya que las idas y venidas de la pareja fueron constantes. Fue la boda de Guillermo y Kate lo que hizo replantearse a Chelsy su futuro con Harry. Aunque en ese momento estaban separados, la joven estaba invitada al enlace, lo que para muchos era una señal obvia de que se reconciliarían. Pero el resultado fue, precisamente, el contrario.

Chelsy Davy, en la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton. (Getty)
Chelsy Davy, en la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton. (Getty)

Ha sido una experta en el príncipe Harry, la periodista Angela Levin, la que ha desvelado los motivos de que la sudafricana no sea ahora duquesa de Sussex: "Ver la enormidad y la pompa de la boda de los duques de Cambridge convenció a Chelsy de que ella y Harry habían hecho bien en separarse. Aunque tenían mucho en común, vio claro que lo suyo nunca podría haber funcionado, debido a que provenían de mundos tan diferentes y especialmente a que ella valoraba y guardaba con cuidado su privacidad".

Eso sí, tanto en un caso como en otro, la separación fue en términos totalmente amistosos. Y una prueba de ellos es que ambas ex de Harry acudieron como invitadas a su boda con Meghan Markle, la persona que llegó a la vida del príncipe dispuesta a asumir sus deberes institucionales y preparada -y según algunos, más que encantada- para ser el centro de atención.

Cressida Bonas, en la boda del príncipe Harry y Meghan Markle. (Reuters)
Cressida Bonas, en la boda del príncipe Harry y Meghan Markle. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios