Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Isabel II: todos los secretos que esconde su legendario (e insustituible) bolso Launer

Tras 50 años sin separarse de él, lo que contiene el bolso de Isabel II ha generado ríos de tinta. Incluso le sirve para comunicarse con su personal

Foto: La reina Isabel II, con su legendario bolso. (EFE)
La reina Isabel II, con su legendario bolso. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

El bolso Launer London ha acompañado a la reina Isabel II durante 50 años. La madre del príncipe Carlos de Inglaterra guarda absoluta fidelidad a este complemento del que jamás ha querido prescindir y que se ha convertido en un objeto de culto para los fanáticos de la realeza.

Las leyendas y los misterios en torno al bolso de la reina no han cesado a lo largo del tiempo y sobre él se han escrito ríos de tinta.

[LEA MÁS. Nuevo culebrón de la familia real británica: un hotelero francés asegura pertenecer a ella]

Isabel II no ha cambiado de bolso, salvo muy raras excepciones, durante medio siglo, algo que inevitablemente hace que este objeto llame poderosamente la atención.

Los expertos aseguran que la abuela de Harry y Guillermo encarga cinco nuevos modelos de este bolso cada año y que posee en su vestidor un total de 250 piezas de este complemento que ha sobrevivido a las modas y tendencias. El Launer London es parte ya de la icónica imagen de la reina, al igual que lo son sus sombreros o sus looks monocromáticos.

La reina Isabel II, en una imagen de archivo. (EFE)
La reina Isabel II, en una imagen de archivo. (EFE)

Lo que contiene el bolso de Isabel II es una pregunta que muchos curiosos se han realizado. Sobre este asunto se ha llegado, incluso, a escribir un libro. Su autor es Phil Dampier y lleva el título de 'What's in the Queen's Handbag' ('¿Qué contiene el bolso de la reina?').

Sus páginas sacan una serie de conclusiones sobre qué objetos guarda la reina en su Launer London tras analizar cientos de fotografías, así como testimonios de personas que han trabajado cerca de la monarca.

Asegura Dampier que el bolso de la reina contiene pocas cosas, pero imprescindibles para Isabel II. Entre ellas, unas gafas, un pañuelo con sus iniciales bordadas, una pluma estilográfica, un paquete de caramelos de menta y un gancho para poder colgar su bolso debajo de la mesa.

La reina Isabel II, en una imagen de archivo. (EFE)
La reina Isabel II, en una imagen de archivo. (EFE)

La biógrafa de la Reina de Inglaterra, Sally Bedell Smith, también reveló que, además de todo esto, Isabel II también porta, como cualquier mujer coqueta, un pequeño espejo y un pintalabios en su bolso, así como dinero para dar en donación a la iglesia.

Esta es la serie de objetos más creíble o, en todo caso, más demostrable. A partir de aquí surgen también una serie de leyendas que no se sabe bien si pertenecen más al campo de la rumorología que de la realidad. Por ejemplo, hay quienes aseguran que la reina también guarda siempre en su bolso un pequeño cuaderno de crucigramas, o como buena amante del chocolate, una pequeña onza para satisfacer sus ganas de dulce en cualquier momento.

La reina Isabel II de Inglaterra y el duque de Edimburgo, en una imagen de archivo. (EFE)
La reina Isabel II de Inglaterra y el duque de Edimburgo, en una imagen de archivo. (EFE)

Además del uso más pragmático o convencional que Isabel II le da a su bolso, también se ha comentado en numerosas ocasiones que la reina usa su inseparable complemento como un vehículo de comunicación con su personal.

"Sería muy preocupante si usted estuviera hablando con la reina y viese cómo se cambia el bolso de una mano a otra", declaró el historiador Real Hugo Vickers a la revista británica 'People'. "Esa es la señal que la reina utiliza para indicar a su personal que está lista para finalizar su conversación". "Se trata de una forma muy discreta y una manera de no ofender a nadie. En ese momento alguien de su personal se acercaría a ella y le diría algo como: ‘Señora, al arzobispo de Canterbury le gustaría mucho conocerla". De esta forma, la reina tendría una excusa perfecta para dejar a cualquiera con la palabra en la boca de manera educada.

Isabel II y Boris Johnson, en una imagen de archivo. (EFE)
Isabel II y Boris Johnson, en una imagen de archivo. (EFE)

Se trataría de una de tantas opciones que su bolso le da para comunicarse sin hablar. Otro ejemplo de este uso de su bolso se puede ver en los banquetes. Si la reina deja su bolso sobre la mesa, está indicando a su personal que desea que la reunión finalice en 5 minutos. Si, por el contrario, lo apoya en el suelo, es señal de que está disfrutando y de que no se quiere ir.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios