Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Beatriz y Eugenia, en la cuerda floja: el futuro incierto de las hermanas York

La consigna ahora en los Windsor es no hablar ni sacar el tema del príncipe Andrés. Continuar cada uno con sus vidas y seguir el consejo de la reina María de Teck

Foto: La princesa Beatriz y la princesa Eugenia, en una imagen de archivo. (Reuters)
La princesa Beatriz y la princesa Eugenia, en una imagen de archivo. (Reuters)

Al igual que en su día lo fueron los hermanos Urdangarin Borbón, actualmente las princesas Beatriz y Eugenia de York son víctimas colaterales del comportamiento de sus padres. Los líos judiciales de sus progenitores -aunque nada tienen que ver en cuanto a contenido- han puesto a estos royals, todos nietos de reyes, en una situación muy complicada. Para los Urdangarin parece estar ya acabando con el ingreso de Iñaki en prisión y la absolución de la Infanta, para las hermanas York tan solo acaba de empezar.

Inmersa como está en los preparativos de su boda con Edo Mapelli, la primogénita del príncipe Andrés teme por su enlace. Nada de cientos de invitados, nada de televisar la ceremonia o de recorrer en carroza las calles de Windsor como hiciera hace tan solo un año, en octubre de 2018, su hermana Eugenia con Jack Brooksbank. La novia entró del brazo de su orgulloso padre, quien por entonces no era el "paria" -como lo han calificado varios medios británicos- que es ahora. Por lo tanto, Beatriz ya puede olvidarse de una boda real al uso, la suya tendrá que ser a puerta cerrada y a ser posible sin llamar mucho la atención.

Compromiso de Beatriz y Edo Mapelli.
Compromiso de Beatriz y Edo Mapelli.

La consigna ahora en los Windsor es no hablar ni sacar el tema del príncipe Andrés. Continuar cada uno con sus vidas y seguir el consejo de la reina María de Teck, abuela de Isabel II: "Never explain, never complain", ese que la monarca había impuesto y que su hijo favorito -también Harry y Meghan hace unos meses- se saltó a la ligera el pasado sábado con la entrevista en la BBC con la que cavó su propia tumba. Para demostrar esa normalidad impostada, la noche de este miércoles y unas horas después del anuncio de la retirada de Andrés, sus dos hijas salían a cenar, siendo ambas fotografiadas.

Mientras Beatriz acudía a una cena junto a su prometido en el club Annabel's, su hermana asistía a la cena benéfica de Elephant Family Charity. Si en algo coincidían ambas era en sus sonrisas como si no ocurriera nada. La procesión va por dentro, de eso se trata en la realeza, pero no cabe duda de que esta situación de Andrés pone en la cuerda floja a sus hijas. Tanto Beatriz y Eugenia podrán seguir disfrutando del alto nivel de vida que llevan hasta ahora. Papá y sus negocios (de origenes no muy claros) ya se encargarán de ello.

Sin embargo, a nivel institucional su futuro es bastante incierto. Sobre todo porque las hermanas ya estaban metidas con calzador dentro de las actividades de la familia real. Uno de los proyectos que tenía en mente Andrés cuando muriera su madre y su hermano Carlos accediera al trono era pedirle que hiciera a sus hijas 'full time royals'. Pero ya se sabe que el príncipe de Gales lo tiene muy claro y cuando ascienda a rey reducirá la familia real a su mujer y sus descendientes. Eso ya había creado una tensa relación entre hermanos, que ahora, tras el huracán del caso Epstein, es insostenible.

Las hermanas York con su padre. (Reuters)
Las hermanas York con su padre. (Reuters)

Lo de la boda es solo una anécdota para Beatriz. Las dos hermanas cumplían hasta la fecha con actividades reales para la Corona -por las que cobraban de los presupuestos del Estado- gracias al impetu de la secretaría de su padre, que luchaba por darles un papel real. Ahora que la secretaría de Andrés desaparecerá, también lo harán los actos benéficos y los patronatos de las York, por lo que ambas deberán dedicarse únicamente a sus respectivos trabajos para ganar dinero. Actualmente, Eugenia es directora de la galería de arte Hauser & Wirth, mientras que Beatriz es vicepresidenta de la empresa de software Afiniti.

Vanitatis ha consultado al medio 'Gert's Royals', especializado en monarquía británica, para conocer cuál es su opinión acerca de las consecuencias que la retirada de Andrés tendrá en sus hijas: "No está claro. Realmente no nos han dado mucha información además de la declaración del miércoles. Con respecto a seguir siendo patronas de organizaciones benéficas, esperamos que se mantengan, a menos que las princesas mismas renuncien. Las princesas de York han sido apoyadas por la oficina del príncipe Andrés para su trabajo de caridad. Esa financiación estará ya cortada. Su trabajo de caridad cambiará", comentan.

En cuanto a sus títulos, y a no ser que su padre renuncie a los suyos, ellas los mantendrán. Ambas seguirán siendo princesas de York y tendrán un puesto asegurado en la línea de sucesión al trono británico, siendo Beatriz la novena y Eugenia la décima.

Las hermanas York. (Reuters)
Las hermanas York. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios