Logo El Confidencial
LE BAL DE PARÍS

Carolina de Borbón Dos Sicilias, tras debutar en Le Bal: de los nervios, el apoyo de su madre y las gemelas de Julio Iglesias

Aunque María Carolina ya tiene el título de princesa desde su nacimiento, la joven vivió con suma emoción la velada. Así lo ha contado en exclusiva a Vanitatis

Foto: La princesa María Carolina, en el estudio de Ralph & Russo. (Fotos cedidas a Vanitatis)
La princesa María Carolina, en el estudio de Ralph & Russo. (Fotos cedidas a Vanitatis)

Es princesa de Borbón de las Dos Sicilias, duquesa de Calabria y Palermo y está destinada a ser la próxima duquesa de Castro y litigante al trono de las Dos Sicilias. Pero, a día de hoy, María Carolina es una joven de 16 años que sueña con protagonizar su propio cuento de hadas. Y este sábado pudo cumplir un pedacito de él en Le Bal des Débutantes, un gran acontecimiento social que reúne en París a la crème de la crème. Veinte chicas de trece nacionalidades distintas que se convierten por una noche en auténticas princesas.

Aunque María Carolina ya tiene el título de princesa desde su nacimiento, la joven vivió con suma emoción la velada. Así lo ha contado en exclusiva a Vanitatis. Vestida con un diseño de Ralph & Russo y acompañada por el príncipe Leopoldo de Nassau -su primo y sobrino del gran duque de Luxemburgo, que la edición anterior ya acompañó a su hermana, la princesa Charlotte-, la duquesa debutó ante el mundo bajo la atenta mirada de su madre, la princesa Camilla, para la que solo tiene palabras de cariño. Su padre, el duque de Castro, también jugó un papel fundamental, ya que bailó con él un vals muy especial.

De estos y otros temas ha hablado la princesa Carolina para Vanitatis, incluyendo su relación con Victoria y Cristina, las gemelas de Julio Iglesias, que también debutaron la noche del sábado.

Pregunta: ¿Qué ha significado para usted participar en Le Bal?

Respuesta: Le Bal es un evento que seguía desde hace mucho tiempo. Poder participar es una experiencia que solo se vive una vez, es por esto que hay que disfrutarlo al máximo. Este evento, glamuroso y solidario a la vez, nos ha permitido conocer a 20 chicas de 13 nacionalidades distintas. Evidentemente se crean lazos de amistad, algunos más fuertes que otros. En mi caso, por ejemplo, ha sido con Stella Belmondo, Yuet Sham y Shanaya Kapoor. Pero lo más divertido de todo ha sido estar todas juntas y poder compartir estos momentos de alegría.

P: ¿Sus padres la apoyaron desde el primer momento?

R: Por supuesto que mis padres me han apoyado durante este evento. Estaban muy contentos y emocionados de verme participar y sobre todo de transformarme durante la velada. Imagino que serán también los mismos sentimientos de los padres de las otras debutantes, una emoción inmensa. Sobre todo en el momento clave del vals, cuando bailamos con nuestro padre y después nos entregan a nuestro caballero. Es un momento verdaderamente mágico, te sientes como si estuvieras en un cuento de hadas. Es algo inolvidable.

La princesa con su vestido de Ralph & Russo. (Fotos cedidas a Vanitatis)
La princesa con su vestido de Ralph & Russo. (Fotos cedidas a Vanitatis)

P: Ha tenido la oportunidad de conocer a muchas chicas de su misma edad de 13 países distintos… ¿Cómo definiría la experiencia?

R: Es una experiencia cosmopolita y muy especial. Siempre me he sentido atraída por otras culturas, cada país y civilización tiene la suya propia, sus propios valores y sus tradiciones. Todas las participantes somos diferentes, cada una de nosotras lleva consigo la historia de su país.

Tuvimos la ocasión de reunirnos antes del baile durante una cena, lo cual nos permitió conocernos un poco mejor. Algunas son reservadas y otras más extrovertidas. Así que se crearon lazos de amistad y complicidad, a pesar de la dificultad de mantener contacto con ellas, dada la distancia que nos separa y también a causa del cambio horario. Sin embargo, nos hemos hecho una promesa, y vamos a mantener esta nueva amistad e intentar vernos lo antes posible. Esta es otra de las razones por la cual considero que este evento es muy enriquecedor a nivel personal.

Sobre las gemelas de Julio Iglesias: "Me han parecido unas chicas encantadoras. Una cosa es segura, y es que gracias a mi madre desde pequeña he escuchado las canciones de su padre"

P: ¿Cómo es el ambiente que se respira en Le Bal?

R: Ante todo Le Bal es una fiesta. Todas las participantes llevan vestidos de grandes creadores de moda. Todas las miradas están puestas sobre nosotras, de ahí la presión de mostrar la mejor versión de nosotras mismas y al mismo tiempo disfrutar de cada preciado instante. Todas somos conscientes de que es algo que solo ocurre una vez en la vida, y que a partir del momento en el que la música deje de sonar, la vida volverá a la normalidad. Se podría decir que este baile es un paréntesis de felicidad y de emoción en la vida de una adolescente.

Fue maravilloso poder ver en los ojos de Jean Paul Belmondo el afecto que sentía al observar a su hija Stella mientras vivía ese momento tan especial.

P: ¿Su acompañante fue el príncipe Leopoldo de Nassau? ¿Cómo es su relación con él?

R: Nos conocemos desde hace mucho tiempo, y dado que nuestros padres se ven muy a menudo, aprovechamos para pasar momentos juntos. Entre mi primo y yo hay mucha complicidad, tenemos una relación muy cercana. Dado que él ya conocía el procedimiento de la ceremonia, me dio algunas sugerencias y eso me tranquilizó.

P: ¿Por qué se decantó finalmente por un modelo de Ralph & Russo?

R: Es una casa de alta costura que realiza unas colecciones que me parecen sublimes. Cada debutante tiene un diseñador diferente, esto es algo que aporta originalidad y diversidad de estilos a Le Bal. He dudado mucho sobre la elección de mi vestido, deseaba algo que fuera elegante y chic a la vez.

Después de muchas pruebas en distintas casas de alta costura, decidí elegir una de las creaciones de Ralph & Russo. Una de las cosas que más me gusta de estos diseñadores es la diversidad y fineza de los tejidos que utilizan, pero ante todo las colecciones vanguardistas que proponen.

La princesa saliendo del estudio de la firma. (Fotos cedidas a Vanitatis)
La princesa saliendo del estudio de la firma. (Fotos cedidas a Vanitatis)

P: ¿Su madre, la princesa Camilla de Borbón Dos Sicilias, le ha dado consejos para su gran debut?

R: Mi madre siempre me ha apoyado en todos los momentos clave de mi vida. A pesar de que esté bastante ocupada a causa de su trabajo y sus viajes frecuentes, nunca está lejos de mí. Desde que éramos pequeñas, nos ha inculcado a mi hermana y a mí la importancia de comportarse siempre con la mayor naturalidad posible y a ser fieles a nosotras mismas sin importar lo que puedan pensar los demás.

Mis padres nunca han intentado cambiar mi forma de ser, bien al contrario, me han dado la libertad de convertirme en la chica que soy a día de hoy, con mi propia personalidad y con un carácter que me permite afrontar este tipo de situaciones. Además diré que fue un momento muy especial, no puedo imaginarme la gran emoción que tuvo que sentir mi madre.

Le Bal también contribuye al resplandecimiento del arte de vivir a la francesa, y a su vez valorizar la alta costura en el mundo

P: ¿Recomendaría la experiencia a su hermana pequeña, María Chiara?

R: ¡Por supuesto que sí! Estoy convencida de que será una bellísima experiencia para ella, que además ha estado a mi lado durante todos los preparativos. Pude sentir su entusiasmo y satisfacción al compartir este momento y estoy deseando que ella participe cuando le llegue su turno.

P: ¿Qué le diría a todos aquellos que critican Le Bal por considerarlo anacrónico?

R. Bajo mi punto de vista, no creo que sea anacrónico participar en este tipo de acontecimiento, que en este caso contribuye a apoyar a mujeres en dificultad. La notoriedad de las asistentes y el prestigio de esta celebración permiten recaudar fondos para ayudar a madres en situación de aislamiento y a escolarizar a niñas en el sudeste asiático. Gracias a ello, más de mil mujeres reciben ayuda cada año.

Le Bal también contribuye al resplandecimiento del arte de vivir a la francesa, y a su vez valorizar la alta costura en el mundo. En el pasado era una tradición muy restringida, accesible solo a las familias de la aristocracia europea. Hoy las cosas han cambiado y pueden participar jóvenes de todo el mundo, que pueden reunirse e intercambiar sus conocimientos y cultura. Soy de la idea que Le Bal puede aportar un poco de ensueño al mundo actual.

P: ¿Cómo fue el baile con su padre, el duque de Castro? ¿Estaba más nervioso él o usted? ¿Ensayaron mucho?

R: El baile fue muy bien, aunque no pudimos practicar mucho. He de reconocer que al principio temblaba un poco, pero afortunadamente mi padre estaba a mi lado. Él siempre ha tenido esa fortaleza y confianza innata que tanto lo caracterizan. Es una persona muy serena, y esa es una de las cosas que más admiro en él.

Para nosotros una mirada es más que suficiente para entendernos, su presencia me aporta mucha seguridad. Como duque de Castro representa a la perfección su función y sus obligaciones, pero además de eso es un padre maravilloso. Justo después de acabar el baile con mi caballero, no lo pude evitar y tuve que ir a abrazarlo.

P: Este año también debutaron Victoria y Cristina Iglesias, las hijas del cantante Julio Iglesias. ¿Cómo es su relación con ellas?

R: Durante los días previos a Le Bal, tuve la ocasión de conocerlas, lo que me permitió tener más trato con ellas y descubrir el fuerte vínculo que las une. Me han parecido unas chicas encantadoras. Una cosa es segura, y es que gracias a mi madre desde pequeña he escuchado las canciones de su padre.

Ver esta publicación en Instagram

One week already! @influencerawardsmonaco

Una publicación compartida de Carolina de Bourbon (@carolinadebourbon) el

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios