Logo El Confidencial
NAVIDADES ROYAL

Las más largas y secretas: las navidades de Máxima y Guillermo de Holanda

Cada cierto tiempo, la familia real holandesa pasa sus navidades en Argentina, tierra natal de Máxima. Son los reyes europeos que menos informan sobre sus planes navideños

Foto: Posado de la familia real de Holanda. (EFE)
Posado de la familia real de Holanda. (EFE)

Las navidades de familia real de Holanda son, quizá, las que más curiosidad despiertan por el hermetismo que suele rodear estas fiestas. Otras casas reales informan por vía oficial de los planes para las fechas señaladas, especialmente para el 24 y el 25 de diciembre, pero en su caso no es así. Algunos años se han ido a pasar las vacaciones a la finca La Angostura, que la familia de la reina Máxima tiene en la Patagonia, y no se descarta que este año sea igual. Eso sí, mientras están en Holanda, cumplen fielmente con todas las costumbres navideñas, que además empiezan mucho antes que en el resto de Europa.

Y es que en Holanda el que reparte los regalos es San Nicolás, coincidiendo con la festividad, el día 6 de diciembre, por lo que las ciudades ya se ven adornadas desde los primeros días de noviembre. Sinterklass, como se le llama en los Países Bajos, llega al puerto de Ámsterdam el día 5 cargado de regalos y, según cuenta la leyenda, procedente de Alicante. Allí es recibido por la multitud, con una gran fiesta en la que no faltan canciones y bailes, una costumbre a la que algún año se han unido Máxima y Guillermo con sus tres hijas, especialmente cuando Amalia, Alexia y Ariane eran más pequeñas. San Nicolás desfila luego por las calles de la capital, marcando así el inicio de las fiestas navideñas en el país.

Posado navideño de Guillermo y Máxima con sus hijas en 2010. (Cordon Press)
Posado navideño de Guillermo y Máxima con sus hijas en 2010. (Cordon Press)


Una de las costumbres más arraigadas es que la noche del 5 de diciembre se recibe un pequeño regalo anónimo, que se esconde dentro de una fruta u hortaliza con un poema en el que San Nicolás expresa su opinión sobre el destinatario del presente. Una tradición que el entonces príncipe Guillermo quiso llevar a sus últimas consecuencias en 2002, ya que fue la forma en la que se declaró y pidió matrimonio a Máxima Zorreguieta, la economista argentina de la que se había enamorado un año y medio antes, en la Feria de Abril de Sevilla.

Y otra tradición a la que nunca faltan: más adelante, hacia mediados de mes, la reina Máxima siempre asiste a una gala musical navideña, que se emite en Nochebuena en la televisión pública holandesa. Una en la que precisamente la veíamos el pasado miércoles, fiel a su costumbre.

Máxima de Holanda, durante la grabación del musical navideño. (EFE)
Máxima de Holanda, durante la grabación del musical navideño. (EFE)

Ya sea en Argentina o en Holanda, no faltan en la cena de Nochebuena de Guillermo y Máxima algunos platos típicos del país, como el conejo con lombarda o pavo relleno con puré de castañas, acompañados de pan con pasas, pan de jengibre -llamado también pan de los enamorados- o pasta de almendras. De postre, figuritas de azúcar, letras de chocolate, mazapán -lógicamente, no es como el que tenemos aquí- y los tradicionales 'oliebollen', unos riquísimos dulces redondos, con la masa muy parecida a los tan españoles churros y que se pueden acompañar con pasas, chocolate, azúcar o otros sabores.

Con la duda de si viajarán a Argentina o permanecerán en Holanda, lo que está claro es que serán, al menos para la princesa Beatriz, unas navidades marcadas por el fallecimiento de su hermana, la princesa Cristina, el pasado verano, por lo que es más que posible que este año Máxima y Guillermo celebren con ella los días más señalados de las fiestas.

La reina Máxima, con la princesa Beatriz. (EFE)
La reina Máxima, con la princesa Beatriz. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios