Logo El Confidencial
CON ELLOS LLEGÓ EL ESCÁNDALO

Andrés de Inglaterra, Epstein y Weinstein, el infierno de los más denostados de 2019

El hijo de la reina Isabel II se ha convertido en uno de los personajes más cuestionados del Reino Unido por su relación con el fallecido pedófilo

Foto: El príncipe Andrés, en una imagen de archivo. (Getty)
El príncipe Andrés, en una imagen de archivo. (Getty)

En la Casa Real inglesa ha habido tantos 'annus horribilis' que nada hace pensar que no vayan a levantarse de un 2019 en el que algunos de sus miembros más mediáticos han vivido situaciones muy delicadas. Nos referimos, claro está, al príncipe Harry y Meghan Markle, que han recurrido a los tribunales para intentar frenar la avalancha de informaciones, no siempre favorecedoras, que se han publicado sobre ellos, pero en mente tenemos a otra figura que en 2020 estará de nuevo en el epicentro de la noticia.

Andrés de Inglaterra ha vivido un año complicadísimo que inevitablemente ha salpicado a la boda de su hija Beatriz de York, que se casará, salvo imprevistos, en 2020, con el italiano Edoardo Mapelli. Ahora este acontecimiento que se preveía feliz para los Windsor será sometido a un gran escrutinio y tendrán mucho cuidado de que no se ponga en cuestión el dinero público que se emplea para ella como ya ocurriría con su hermana, Eugenia de York, en su boda con el emprendedor Jack Brooksbank. De hecho, medios británicos aseguran que la reina Isabel II habría pedido a su nieta que no anuncie la fecha antes de enero.

Beatriz de York y Edoardo Mapelli, en su primera aparición oficial. (Getty)
Beatriz de York y Edoardo Mapelli, en su primera aparición oficial. (Getty)

Sin duda, el duque de York se ha convertido en el invitado más incómodo y lejos de mejorar su situación desde que comenzara a fraguarse el escándalo de sus vínculos con el multimillonario Jeffrey Epstein, que apareció ahorcado en su celda de Nueva York el pasado mes de agosto, la situación ha ido paulatinamente a peor.

Tras conceder una entrevista en la BBC que fue desastrosa en su intención de restaurar su imagen pública, el príncipe Andrés de Inglaterra está haciendo todo lo posible por pasar inadvertido, una vez que ya se ha apartado de sus obligaciones como duque de York.

La caída a los infiernos del exmarido de Sarah Ferguson, una de sus máximas valedoras en público, ha sido descomunal y ha puesto a Buckingham en una situación muy delicada que nos retrotrae a tiempos que parecían pretéritos como la tumultuosa ruptura del príncipe Carlos y Diana de Gales, y la gestión de la muerte de la inolvidable Lady Di, que obligó a la reina británica a tener que dar la cara ante el clamor popular a favor de una mujer que a día de hoy sigue muy presente en la memoria colectiva.

Jeffrey Epstein.
Jeffrey Epstein.

Otro elemento demoledor fue la entrevista de Virginia Roberts, la mujer que le acusa de haber tenido sexo no consentido con ella cuando era menor de edad. "Me dijeron que tenía que hacer con él lo que hacía con Jeffrey y eso me enfermó", manifestó.

El relato que el príncipe Andrés realizó sobre su relación con Jeffrey Epstein, en cuya mansión de Nueva York se había hospedado en 2010, después de que este hubiera sido detenido y puesto en libertad, hacía aguas por todas partes y fue determinante para su posterior caída en desgracia.

Para colmo de males han trascendido recientemente imágenes de Jeffrey Eppstein con otro de los hombres más denostados del momento, el productor de cine Harvey Weinstein, acompañados por la supuesta madame Ghislaine Maxwell, en la fiesta del 18 cumpleaños de la princesa Beatriz de York en el castillo de Windsor, en 2006. Una celebración a la que también asistieron otros miembros de la familia como el príncipe Eduardo y su mujer, Sophie Wessex, hermano y cuñada del duque de York, y Peter y Zara Phillips, sobrinos del duque de York.

Harvey Weinstein, a su salida del Tribunal Supremo de Nueva York el pasado 6 de diciembre. (Reuters)
Harvey Weinstein, a su salida del Tribunal Supremo de Nueva York el pasado 6 de diciembre. (Reuters)

Unas imágenes que han suscitado numerosos comentarios sobre la naturaleza de la relación entre el príncipe Andrés, Epstein y el productor de Hollywood, pendiente de juicio, después de que más de 80 mujeres de la industria del cine le denunciaran por acoso sexual. La gran cita en los tribunales será el próximo 6 de enero, en Nueva York, en este caso por la supuesta violaciones a dos mujeres.

En una reciente entrevista publicada por 'The New York Post' ha señalado que "he hecho más películas dirigidas por mujeres y sobre mujeres que ningún otro realizador cinematográfico. Hablo de hace 30 años, no de ahora, cuando esto está de moda. Fui el primero, un pionero". Unos argumentos muy demagógicos que no tienen ninguna carga probatoria de su inocencia, que es lo que tendrá que demostrar en los tribunales, en los que podría ser condenado a cadena perpetua.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios