María Teresa de Luxemburgo, apartada de las decisiones ducales tras el informe Waringo
  1. Casas Reales
INFORME WARINGO

María Teresa de Luxemburgo, apartada de las decisiones ducales tras el informe Waringo

El Parlamento debatía este miércoles las reformas a las que se va a ver sometida la institución ducal. La más importante impide a la gran duquesa tomar decisiones del funcionamiento de palacio

placeholder Foto: María Teresa de Luxemburgo, en una imagen de archivo. (Getty)
María Teresa de Luxemburgo, en una imagen de archivo. (Getty)

Nunca antes la figura de María Teresa de Luxemburgo había estado tan expuesta y en el punto de mira. Al informe Waringo, que encargaba el primer ministro, Xabier Bettel, para conocer qué pasaba dentro de palacio después de que hubiera una estampida de más de 50 trabajadores que abandonaron sus puestos y salieran a la luz gastos injustificados, se ha unido el otro escándalo mediático del ducado, las sospechas de que parte del personal de palacio era víctima de malos tratos físicos. Unas delicadas y graves acusaciones que la policia ducal está investigando.

Y mientras, ya se conoce la primera gran consecuencia del informe Waringo. Tras publicarse el pasado viernes, el gran duque Enrique de Luxemburgo informaba a través de la página web de la Corte que contribuiría de "manera constructiva a la implementación de las mejoras propuestas en este informe". Así que no ha tenido más remedio que acatar las medidas que se tomaban en el Parlamento este miércoles, donde se ha decidido hacer profundas reformas en la institución. Y la más importante toca de lleno a María Teresa: la gran duquesa ha sido apartada de las decisiones del funcionamiento de la Gran Casa Ducal, especialmente a lo que respecta a los trabajadores.

placeholder Los grandes duques de Luxemburgo, en una imagen de archivo. (EFE)
Los grandes duques de Luxemburgo, en una imagen de archivo. (EFE)

Una conclusión que no hace sino poner a la cubana aún más en entredicho, ya que es una forma de dar la razón al personal de palacio y a las primeras sospechas que llevaron a encargar el informe Waringo al primer ministro. La posición del gran duque Enrique no es nada fácil, ya no le queda otra que asumir lo que se ha decidido en el Parlamento, ya que, según Xabier Bettel, se hace para fortalecer la monarquía. Una actitud muy diferente a la de la semana pasada, cuando emitió un contundente comunicado defendiendo a María Teresa.

De momento, la gran duquesa viajaba el martes a París para asistir al homenaje que se le brindaba a Frédéric Mitterrand, productor y director, además de exministro de Cultura del país galo y amigo tanto de María Teresa como de Enrique de Luxemburgo. Allí coincidía con el Aga Khan y Farah Diba, en un distendido encuentro en el que la cubana parecía totalmente ajena al escándalo surgido en torno a su polémica figura.

placeholder María Teresa de Luxemburgo, junto Farah Diba, Frédéric Mitterrand y Aga Khan. (David Atlan/Corte Ducal)
María Teresa de Luxemburgo, junto Farah Diba, Frédéric Mitterrand y Aga Khan. (David Atlan/Corte Ducal)

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
María Teresa de Luxemburgo Enrique de Luxemburgo
El redactor recomienda