Logo El Confidencial
LECCIONES REALES

Escuela de princesas: Estelle de Suecia da un paso más en su formación como heredera

Junto a su madre, la princesa Victoria, ha visitado la catedral de Estocolmo, la más antigua e importante de la capital, para seguir con sus lecciones sobre la historia y patrimonio del país

Foto: La princesa Estelle, en las celebraciones del Día Nacional de Suecia. (Getty)
La princesa Estelle, en las celebraciones del Día Nacional de Suecia. (Getty)

Hace ahora un año, la Casa Real sueca informaba a través de sus redes sociales de unas particulares lecciones que iba a recibir la princesa Estelle, segunda en la línea de sucesión al trono actual, de cara a su futuro como heredera. “La intención es que Estelle se familiarice con el Gobierno Nacional, al igual que con los principales símbolos de la monarquía", rezaba la información oficial. Lecciones que se han compartido a través de las redes sociales, siguiendo así con la línea de transparencia sobre la educación y formación de los más pequeños de la familia. Y el último paso que ha dado la niña de cara a su futuro institucional no ha sido una excepción.

En esta ocasión, la cita ha sido en la catedral de Estocolmo, un lugar que no es para nada ajeno a la familia real. Allí fue donde se casaron los reyes Carlos Gustavo y Silvia, y también, 34 años después, la princesa Victoria y el príncipe Daniel. Allí Estelle, acompañada de su madre, fue recibida por el capellán, que le enseñó cada rincón del templo con la pertinente explicación. La niña mostró una vez más su carácter curioso y espontáneo, y no dejó de hacer preguntas sobre todo lo que le llamaba la atención.

Pero la gran atracción de la Storkyrkan, como se conoce en Suecia a esta iglesia, la más antigua e importante de la capital, es el gran órgano, del que le estuvieron explicando todo el funcionamiento a una atenta Estelle, impresionada con todo lo que veía y escuchaba. El organista de la catedral, Matthias Wager, tocó para madre e hija la obra 'Tocata y fuga' de Johann Sebastian Bach. La curiosidad hizo que la princesa quisiera tocar unas notas, a pesar de su imponente tamaño, ya que está compuesto por 3.500 tubos, que van desde los cinco metros de longitud a un solo centímetro.

Como decíamos, esta no es la primera lección para su futuro como reina, a pesar de que aún está algo lejano. El año pasado, tuvo oportunidad de pasear por los sótanos del Palacio Real, donde se guardan algunas coronas, reliquias y objetos familiares. Su segunda clase fue en la biblioteca del palacio, donde pudo ver fotografías de sus ancestros y navegar por la historia de los Bernadotte, una lección en la que estuvo acompañada de su abuelo. Después, visitaba con sus padres y su hermano el Husgerådskammaren, encargado de la conservación de los once castillos reales, además del mobiliario, tapices y alfombras que hay en cada uno de ellos.

Estelle de Suecia, durante una de sus lecciones 'royal'. (Henrik Garlöv/Casa Real)
Estelle de Suecia, durante una de sus lecciones 'royal'. (Henrik Garlöv/Casa Real)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios