Logo El Confidencial
CUARENTENAS REALES

Huis ten Bosch, el palacio de 63 millones de euros donde se confina Máxima de Holanda

Los reyes estrenaban el pasado año la costosa reforma de este histórico edificio, donde residió la princesa Beatriz y que en sus años de vida ha servido hasta como burdel

Foto: La familia real, posando frente al palacio de Huis ten Bosch. (EFE)
La familia real, posando frente al palacio de Huis ten Bosch. (EFE)

Con las medidas restrictivas de libre circulación impuestas en gran parte de Europa para frenar el coronavirus, son muchos millones de personas las que permanecen confinadas en sus casas, independientemente de su rango o título. Claro, que no es lo mismo permanecer en un piso de 50 metros cuadrados en el centro de Madrid que en un palacio de casi 9.000, donde la situación se puede hacer mucho más llevadera. Es el caso de los reyes de los Países Bajos, Máxima y Guillermo, que permanecen estos días en su palacio de Huis ten Bosch. Confinados, sí. Pero en unas condiciones más que llevaderas.

El nombre de este histórico palacio, que se mandó construir en el siglo XVII, ya dice mucho: Casa del Bosque. Y es que, aunque se encuentra a solo cinco kilómetros del centro de La Haya, está rodeado de naturaleza, lo que puede posibilitar a la familia respirar algo de aire fresco sin incumplir las recomendaciones sanitarias. Guillermo y Máxima viven en este palacio junto a sus hijas desde hace más de un año. Y tras terminar la completa reforma de más de 63 millones de euros, quisieron compartir el resultado, así como las cuentas, con los ciudadanos holandeses, a través de la página web de la Casa Real.

Salón Japonés. (RVB - Corné Bastiaansen)
Salón Japonés. (RVB - Corné Bastiaansen)

Son tan numerosas las estancias del palacio -algunas fuentes indican que había más de 150 habitaciones antes de la reforma- que se pueden permitir destinar varias de ellas a un único uso, como audiencias o reuniones oficiales. Entre ellas, el Salón de Baile, el Salón Azul, el Salón Chino o el Salón Japonés. Como ven, espacio de sobra para que haya hasta dos estancias diferentes con estética oriental, amén de muchas otras diferentes alas y habitaciones, destinadas a vivienda particular, escenario de su trabajo institucional y casa de huéspedes.

Salón Chino. (RVB - Corné Bastiaansen)
Salón Chino. (RVB - Corné Bastiaansen)

El Salón Azul. (RVB - Corné Bastiaansen)
El Salón Azul. (RVB - Corné Bastiaansen)

No falta un majestuoso vestíbulo, al que Guillermo y Máxima quisieron dar otro aire, cambiando el verde de las puertas, barandillas y armarios por el gris, además de sustituir el antiguo blanco de las paredes por un moderno tono salmón. Aunque era una estancia totalmente vacía y ocupada solo por dos lámparas de techo, los reyes colocaron una majestuosa mesa con dos globos terráqueos, además de una lámpara mucho más actual. Pero lo más interesante del vestíbulo se encuentra tras las enormes puertas, que dan paso a una espectacular habitación que se conoce como la Oranjezaal -Sala de los Orange- y alberga una colección única de pinturas, creadas entre 1648 y 1652 por encargo de Amalia van Soms y que actualmente pueden disfrutarse en 3D, a través del Street View de Google.

Vestíbulo del palacio Huis ten Bosch. (RVB - Corné Bastiaansen)
Vestíbulo del palacio Huis ten Bosch. (RVB - Corné Bastiaansen)

Se da la circunstancia de que Máxima y Guillermo han estado recientemente de viaje en Indonesia, donde han estado en contacto, sin saberlo, con mandatarios que ahora están también aislados, después de presentar síntomas y ser analizados para confirmar si habían contraído el Covid-19. Por eso, aunque las autoridades holandesas no lo hubieran estipulado para todo el país, su confinamiento hubiera sido necesario de igual forma. Un confinamiento que pueden repartir entre los salones antes mencionados, además de otros, como el Salón de Baile, cuyo uso queda claro con su denominación.

Salón de Baile. (RVB - Corné Bastiaansen)
Salón de Baile. (RVB - Corné Bastiaansen)

Lógicamente, los reyes holandeses quisieron mostrar la parte más pública de su palacio. Aquella que, o ya hemos visto, o veremos tarde o temprano en diferentes citas institucionales. Se guardan para ellos la parte más privada y que más nos hubiera gustado ver: aquella donde duermen, donde comen en familia y donde realizan su día a día. Una rutina ahora bastante alterada pero que al menos pueden pasar juntos y en un espacio más que amplio, donde la libertad y el aire fresco están garantizados.

Comedor blanco. (RVB - Corné Bastiaansen)
Comedor blanco. (RVB - Corné Bastiaansen)

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios