Logo El Confidencial
CURIOSA CONEXIÓN

El motivo de la especial relación que Kate Middleton tiene con el duque de Edimburgo

Hay que remontarse unas décadas para conocer por qué la duquesa de Cambridge no le era del todo desconocida al príncipe Felipe cuando Guillermo la presentó como su novia

Foto: La duquesa de Cambridge y el príncipe Felipe en 2016. (Getty)
La duquesa de Cambridge y el príncipe Felipe en 2016. (Getty)

No hay más que verlas juntas, a pesar del carácter hiératico de Isabel II, para conocer que el afecto que siente la monarca por su nieta política, Kate Middleton, es mutuo. Algo de lo que ha quedado constancia en muchas ocasiones, especialmente en los últimos meses, cuando la reina ha ido delegando ciertas funciones institucionales y de representación en el príncipe Guillermo y su mujer. Pero parece que es el marido de la reina, el duque de Edimburgo, por el que la duquesa de Cambridge siente una especial debilidad. Y hay que remontarse unas décadas atrás para saber el motivo.

Y es que cuando esta joven licenciada en Historia del Arte y que ayudaba en la empresa de sus padres llegó a la familia real, al príncipe Felipe no le era del todo desconocida, ya que había sido muy amigo de su abuelo, el capitán Peter Middleton. Una amistad que les había llevado a volar juntos por toda Sudamérica en 1962, durante una gira del duque, quien, entusiasta de la aviación, insistió en realizar él 49 de los vueltos que efectuaron durante su viaje, con el capitán Middleton como copiloto, sin saber que, décadas después, sus respectivos nietos les unirían de nuevo.

Kate Middleton, con el duque de Edimburgo en una imagen de archivo. (Getty)
Kate Middleton, con el duque de Edimburgo en una imagen de archivo. (Getty)

Por aquel entonces, tanto el abuelo de Kate como el duque de Edimburgo estaban ya casados. Felipe, desde 1947 con la mismísima reina Isabel; Peter Middleton había contraído matrimonio dos años más tarde con Valerie Glassborow, quien había trabajado en Bletchley Park, el centro de descifrado de códigos del Reino Unido, durante la Segunda Guerra Mundial. Unos y otros han significado mucho para sus nietos, lo que ha quedado reflejado en numerosas ocasiones, a través de gestos, imágenes o dedicatorias especiales. La más reciente, en el poscast 'Happy mum, happy baby' que grababa Kate hace poco tiempo sobre la maternidad y en el que hubo hueco para que hablara de lo importante que sigue siendo en su vida la figura de sus abuelos.

Desafortunadamente, los antiguos camaradas no pudieron compartir el que hubiera sido un día muy feliz para ambos, la boda de los duques de Cambridge, ya que Peter Middleton fallecía pocos días antes de que Guillermo y Kate anunciaran su compromiso. Eso sí, no se fue sin tener un gran reconocimiento del que fue su amigo y compañero de vuelos, ya que el príncipe Felipe le escribió una carta de agradecimiento por los servicios prestados durante esa gira aérea por Sudamérica, además de regalarle unos gemelos de oro. Pero, sin duda, el mejor sello de la amistad de estos dos pilotos ha sido ver a sus nietos como felices padres de familia, queridos por los británicos y convertidos en la gran apuesta de la reina Isabel.

El duque de Edimburgo y los duques de Cambridge, en el Trooping the Colour de 2016. (Getty)
El duque de Edimburgo y los duques de Cambridge, en el Trooping the Colour de 2016. (Getty)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios