Logo El Confidencial
FAMILIA REAL DANESA

Lo que hace Mary de Dinamarca con la ropa que ya no usa (y puede ser tuya)

Su ropa termina en Haberdash, que tiene tienda física en Copenhague, además de una cuenta de Instagram en la que podemos encontrar algunas de sus prendas

Foto: La princesa Mary de Dinamarca. (EFE)
La princesa Mary de Dinamarca. (EFE)

Aunque parece la princesa perfecta, Mary de Dinamarca ha recibido duras críticas por sus múltiples gastos en ropa. Incluso de su propia familia política. Hace unos años, la princesa Benedicta, hermana de la reina Margarita, aseguró en una entrevista que las royals de hoy en día se fijaban más en el precio y la marca de la ropa que en la calidad, y ponía como ejemplo a su madre, la reina Ingrid, de quien dijo que "era experta en mostrar moderación, tanto vistiéndose elegantemente sin que las prendas fueran caras, como usando las prendas repetidamente".

Quizás por este toque de atención en los meses consecutivos se notó un cambio en la forma de vestir de Mary, quien empezó a repetir más a menudo la ropa. Ella misma contaría que ese cambio se debe a la concienciación por el medioambiente, ya que gracias a su hijo Christian descubrió lo mucho que contamina el mundo de la moda. Según sus propias palabras, la princesa decidió entonces darles nueva vida a sus prendas, reajustándolas, reciclándolas e incluso modificándolas.

Lo que no sabíamos es lo que hace Mary con la ropa que no usa, una respuesta que ha llegado gracias a su estilista, Anja Camilla Alajdi, quien posee una tienda de ropa de lujo de segunda mano en la que la princesa vende la ropa que ya no quiere. La empresa se llama Haberdash Luxury Seconhand y tiene tienda física en Copenhague, además de una cuenta de Instagram en la que podemos encontrar algunas prendas lucidas por Mary. Lo que no se sabe es qué ocurre con ese dinero, si vuelve al bolsillo de la princesa o esta lo dona.

A continuación, compartimos cinco prendas de Mary que se han vendido en Haberdash.

Como este abrigo de Etro que le vimos en un viaje a Sudáfrica y que en Haberdash podía adquirirse por 538 euros.

La princesa llevó este vestido rosa de Prada en una sola ocasión y después se vendió en la boutique por 496 euros

La princesa llevó este vestido de Isabel Marant que luego se vendió por 221 euros.

Otro vestido de Etro, este con patrón marrón de la talla 36, que se vendía por 375 euros.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios