Felipe y Letizia en Cuenca: dos fotos, 16 años, muchos cambios y algunas canas
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Felipe y Letizia en Cuenca: dos fotos, 16 años, muchos cambios y algunas canas

Los Reyes paseaban por Cuenca en 2004 despreocupados, felices del futuro que tenían por delante, ahora lo hacen con el enorme peso de la Corona sobre sus hombros

Foto: Felipe y Letizia, en Cuenca en 2020 y en 2004. (LP / EFE)
Felipe y Letizia, en Cuenca en 2020 y en 2004. (LP / EFE)

Han pasado 16 años, un mes y seis días desde que don Felipe y doña Letizia, por entonces unos enamorados recién casados, paseaban por las casas colgantes de Cuenca en el que fue el inicio de su luna de miel oficial. Solo dos días antes, los Príncipes de Asturias se habían dado el 'sí, quiero' en la catedral de la Almudena de Madrid ante centenares de invitados de todo el mundo. Este 2 de julio de 2020, y ya convertidos en Reyes, regresaban de nuevo a la ciudad, ofreciéndonos una involuntaria imagen comparativa.

Este jueves, don Felipe y doña Letizia realizaban la que era la cuarta parada de su tour por España en Castilla-La Mancha, y el lugar elegido fue Cuenca, donde llevaron a cabo una serie de actividades, empezando por una visita a la asociación ASPADEC de personas discapacitadas, y paseando después por la catedral y el Museo de Arte Abstracto. Lugares todos ellos en los que no se les fotografió durante su luna de miel en 2004, quizás una elección intencionada para que no se produzcan comparaciones, y no solo físicas, estas más que evidentes.

Los Reyes, paseando por Cuenca. (Limited Pictures)
Los Reyes, paseando por Cuenca. (Limited Pictures)

La Letizia de antaño y la de 2020 no tienen nada que ver, y no solo por la rinoplastia a la que se sometió en 2008 por "problemas respiratorios", tal como confirmó la Casa Real, sino también por otros tratamientos estéticos a los que somete regularmente para mantenerse joven. Y más que eso, el estilo de la Reina también ha cambiado considerablemente, porque ahora cuenta con su estilista, Eva Fernández, que la aconseja diariamente sobre qué llevar. Desde hace unos años doña Letizia es una fiel seguidora de todas las tendencias.

Para la doña Letizia de 2004 la moda no tenía un papel importante. Así lo vemos en esa imagen en la que pasea con don Felipe con una parka blanca y unos jeans, un estilismo informal pero nada trabajado. Ahora la Reina ha encontrado una forma de comunicar con sus elecciones de vestuario, como está haciendo en esta gira, optando por prendas low cost de marcas españoles para dar una imagen de normalidad y cercanía.

También don Felipe ha cambiado considerablemente. Tanto la barba como las canas -que también luce doña Letizia- le dan un toque mucho más maduro, perfecto para su papel de jefe de Estado. Su estilo también ha variado, gracias a la mano de su mujer, que le aconseja en estos menesteres. Ahora lo vemos vistiendo piezas más juveniles que incluso cuando estaba soltero. Una mejoría, la de ambos, evidente en esta comparación de fotografías.

 Los Reyes, en Cuenca en 2004. (EFE)
Los Reyes, en Cuenca en 2004. (EFE)

Siguiendo con más cambios, el papel que ejercen ahora don Felipe y doña Letizia no es el mismo. En 2004, el Rey era el Príncipe de Asturias y se estaba preparando todavía para su rol de monarca al que accedió diez años después tras la abdicación de don Juan Carlos. Por su parte, Letizia ejercía en aquella época de nuera perfecta, sin escándalos, siempre callada, después del rapapolvo del "déjame terminar" de la pedida y aprendiendo del "ejemplo impagable de la reina Sofía".

Sin embargo, poco a poco fue imponiendo su criterio, creándose con ello pequeños cismas familiares con sus suegros y sus cuñadas, y asumió el rol de Reina de Zarzuela tras la proclamación de su marido, siendo desde entonces tomadas en serio sus consideraciones, ideas y opiniones por parte de la Casa Real

Ideas como esta, la de recorrer toda España para promocionar el turismo tras la crisis del coronavirus y comprobar cómo ha afectado esta a la sociedad española. Una estrategia diseñada a medida por los Reyes, cuya intención es la de modernizar la Corona y acercarla al máximo a la ciudadanía. Un cambio respecto al reinado de don Juan Carlos y doña Sofía, unos Reyes mucho más clásicos y poco dados a 'bajarse al barro'.

Padres de dos hijas, Leonor y Sofía, no solo don Felipe y doña Letizia han cambiado. También lo ha hecho la imagen de la institución que representan. Si antaño la familia real española contaba con el total apoyo de la ciudadanía, dieciséis años después esa situación ha cambiado completamente debido a los escándalos protagonizados por sus miembros. Desde el caso Nóos hasta las últimas polémicas del rey Juan Carlos que lo relacionan con fundaciones de origen opaco, investigadas ahora por la Justicia suiza, y comisiones irregulares del AVE de La Meca, de cuya investigación se encarga la Fiscalía del Tribunal Supremo.

Don Felipe y doña Letizia paseaban por Cuenca en 2004 despreocupados, felices del futuro que tenían por delante, este jueves lo hacían con el enorme peso de la Corona sobre sus hombros.

Reina Letizia Rey Felipe VI Vestidor de Letizia
El redactor recomienda