Solliden, residencia veraniega de la familia real sueca, el legado de la reina Victoria
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL SUECA

Solliden, residencia veraniega de la familia real sueca, el legado de la reina Victoria

La madre del rey Carlos Gustavo, enferma crónica, buscó en la isla de Öland un clima favorable y compró un terreno junto al mar donde construyó este palacete y sus fabulosos jardines

Foto: La familia real sueca al completo, en los jardines del castillo de Solliden. (Öland)
La familia real sueca al completo, en los jardines del castillo de Solliden. (Öland)

La isla de Öland, la segunda de mayor extensión en Suecia, es uno de los destinos preferidos por los escandinavos para pasar sus vacaciones de verano. Con más de 75 kilómetros de reservas naturales, sus playas se alimentan de las frías aguas del mar Báltico. Allí se alzan las imponentes ruinas del castillo de Borgholm, una de las 16 fortalezas con las que cuenta el archipiélago, plagado de tradiciones. Desde principios de 1900, la familia real sueca pasa también sus veranos en Öland, en el castillo de Solliden.

Fue la reina Victoria de Suecia, cuando aún era princesa, quien decidió construir allí una residencia de verano para la familia. La esposa de Gustavo Adolfo V fue una mujer extraordinaria, amante de la pintura, la fotografía y la música (aún se conserva buena parte de su producción artística) y un fuerte carácter con el que se enfrentó a su mala salud. Padecía de los pulmones, por lo que se veía obligada a ausentarse de Suecia con frecuencia y vivía la mayor parte del tiempo en Italia.

Los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia con sus tres hijos: Victoria, Magdalena y Carlos Felipe, en Solliden. (CP)
Los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia con sus tres hijos: Victoria, Magdalena y Carlos Felipe, en Solliden. (CP)

Al parecer, fue uno de sus médicos quien le recomendó que visitara Öland. Allí, la futura reina encontró un clima "que aliviaba sus molestias y un ambiente que le dio paz y tranquilidad". La princesa decidió comprar un terreno junto al mar para construirse un palacete de estilo meridional, de ladrillo y piedra.

Sedan tidigt 1900-tal har Kungafamiljen tillbringat sina somrar på Öland. Under kommande vecka kommer vi att publicera bilder från Solliden, hämtade ur Bernadottebibliotekets bildarkiv. ▫️ Sollidens slott uppfördes som en sommarbostad för Sveriges blivande drottning Victoria och stod färdigt 1906. Drottningen led av dålig hälsa och sökte en plats där hon kunde komma bort från storstaden. På Öland fann hon ett klimat som lindrade hennes besvär och en miljö som gav henne lugn och ro. ▫️ I första bilden ses slottet under byggnationen 1905. Byggnadsmaterial fraktades över Kalmarsund till Sollidens nyanlagda hamn för att därefter fraktas upp till bygget i små järnvägsvagnar. Järnvägsspåren skymtar i förgrunden. Den svensk-norska unionsflaggan kröner bygget. ▫️ I den andra bilden syns dåvarande kronprinsessan Victoria i Ölandsdräkt, fotograferad sommaren 1906. 📸: Bernadottebibliotekets bildarkiv #solliden #sollidensslott #öland

Una publicación compartida de Kungahuset (@kungahuset) el

La casa real sueca ha estado divulgando estos días la historia de la residencia veraniega a través de sus redes sociales. Con fotos extraídas del archivo de la Biblioteca Bernadotte, han mostrado el castillo durante su construcción en 1905. Los materiales fueron transportados en barco y luego en pequeños vagones de ferrocarril, mientras la bandera de la Unión Sueco Noruega coronaba el edificio.

La reina falleció en 1930, dejándole el castillo a su marido el rey Gustavo Adolfo, quien disfrutó de él hasta el fin de sus días. También su bisnieto, el hoy rey Carlos Gustavo, y sus hijos, la princesa Victoria, Magdalena y Carlos Felipe, pasan irremediablemente unos días todos los veranos en Solliden.

La residencia es en realidad un palacete de tres plantas. El interior cuenta con materiales de lujo, como el mármol, pero la verdadera joya son los jardines que se extienden alrededor de él y que el rey Gustavo Adolfo decidió abrir al público cuando falleció su esposa. Está estructurado en distintas áreas: el jardín italiano, el inglés (con sus grandes árboles y césped), el área de las rosas y el jardín holandés (un regalo de la reina Guillermina de los Países Bajos a Victoria por su 60 cumpleaños), además de la zona donde las trepadoras lo invaden todo con su aire romántico.

La princesa Victoria, la semana pasada en Solliden el día de su cumpleaños. (Cordon Press)
La princesa Victoria, la semana pasada en Solliden el día de su cumpleaños. (Cordon Press)

Es tradición que la princesa Victoria celebre allí su cumpleaños (14 de julio), en un día de fiesta donde recibe y saluda a los vecinos de ÖIand junto a su familia. A la princesa y a su marido, Daniel Westling, les gusta particularmente Solliden. Suelen llevar a sus hijos, la princesa Estelle y el príncipe Oscar, al famoso Bosque de los Trolls de ÖIland, en el extremo norte de la isla, donde cuenta la leyenda que viven estos seres de la mitología escandinava.

La princesa Victoria, en Solliden cuando era una niña. (Cordon Press)
La princesa Victoria, en Solliden cuando era una niña. (Cordon Press)

También ella y sus hermanos lo visitaban cuando eran unos críos. Como alguno de las decenas de molinos que aún se conservan en la isla báltica. A lomos de su bicicleta, con el pelo desordenado como niños normales y corrientes, los príncipes escandinavos han pasado sus veranos más despreocupados en el castillo de Solliden.

La familia real, no obstante, suele repartir sus vacaciones entre este palacete de la isla báltica y otra residencia en la Costa Azul. A las afueras de St Tropez, en Sainte Maxime, se encuentra Villa Mirage, que el rey Carlos Gustavo heredó de su tío el príncipe Bertil. Allí la familia sale a navegar con el yate Polaris (con el que algunas veces se han acercado hasta Ibiza) y disfrutan de los placeres de la Riviera Francesa.

Un lugar muy del gusto de la reina Victoria, por cierto.

[Más: Marivent al descubierto, todos los detalles del refugio favorito de la reina Sofía]

[Más: Los secretos de Balmoral, el refugio estival favorito de la reina Isabel II]

[Más: Grasten, la residencia veraniega de la familia real danesa, el sueño de la reina Ingrid]

Victoria de Suecia Silvia de Suecia Princesa Magdalena de Suecia
El redactor recomienda