Alberto de Bélgica, el rey que puso a la monarquía en una situación muy delicada
  1. Casas Reales
MUY POLÉMICO

Alberto de Bélgica, el rey que puso a la monarquía en una situación muy delicada

En julio de 2013, el hermano del recordado Balduino de Bélgica anunciaba que daba paso a su hijo Felipe, quien no gozaba en ese momento de una gran popularidad

placeholder Foto: Felipe y Matilde de Bélgica, con los reyes Alberto y Paola. (Getty)
Felipe y Matilde de Bélgica, con los reyes Alberto y Paola. (Getty)

"Mi edad y mi estado de salud no me permiten seguir", este es el motivo que esgrimió Alberto de Bélgica cuando compareció en televisión para anunciar su abdicación en julio de 2013, que se haría efectiva el día 21 de ese mismo mes, para dar paso a su hijo, el ahora rey Felipe, quien en esos momentos no gozaba de una gran popularidad y una parte de la sociedad belga incluso pensaba que no estaba preparado para cumplir ese cometido.

Al igual que ocurrió con la renuncia del rey Juan Carlos, el 18 de junio de 2014, la renuncia del hermano del recordado Balduino de Bélgica no llegaba en un momento óptimo para él, pero, acertadamente, supo dar un paso atrás a tiempo, utilizando una fórmula muy similar, por cierto, a la de Beatriz de Holanda, quien sí dejaba el trono en favor de su hijo con una enorme aprobación pública. Además de sus propios problemas, que desarrollaremos a continuación, se había descubierto que la idolatrada Fabiola de Bélgica había creado una fundación para evitar el pago de impuestos, sobre su hijo Laurent pesaba la sombra de ser un maltratador, y se seguía especulando sobre la sexualidad del actual rey.

placeholder La familia real belga en una de sus últimas apariciones, el pasado mes de junio. (EFE)
La familia real belga en una de sus últimas apariciones, el pasado mes de junio. (EFE)

"Ésta es una señal de respeto a la institución y a vosotros, queridos compatriotas. Después de 20 años, es el momento de pasar la antorcha a la próxima generación", manifestaba el marido de Paola de Bélgica, quien en su juventud también tendría su propia ración de escándalos al serle infiel con el conde Albert Adrien de Munt en la década de los 60, aunque también se la relacionó con el financiero Aldo Vastapane y el cantante Salvatore Adamo, que le dedicó la canción ‘Dolce Paola’.

Las infidelidades mutuas (a él se le relacionó con la baronesa Sybille Selys Longchamps, hija del embajador de Bélgica en Grecia), no han impedido que, sin embargo, hayan mantenido después de la muerte del rey Balduino la imagen de una pareja unida y feliz, que supo pasar página para mantener la imagen de reyes respetables durante dos décadas. Aunque, como dice el eslogan de 'Hormigas blancas', "el pasado siempre vuelve". Además de sus problemas de salud, él arrastra un cáncer de piel desde hace años, y ella sufrió un ictus en 2018, los problemas familiares no les han abandonado.

placeholder Delphine, en una imagen de archivo. (Reuters)
Delphine, en una imagen de archivo. (Reuters)

Nos referimos a su hija ilegítima Delphine Boël, que le llevó a los tribunales para que la reconociera, algo que no estaba dispuesto a hacer y que llegó cuando estuvo acorralado judicialmente. Recordemos que fue en mayo del año pasado cuando la Corte de Apelación de Bruselas ordenó a Alberto que se practicase una prueba de ADN para cotejar la información genética con la de su presunta hija y la madre de esta, la baronesa Sybille de Selys Longchamps. Finalmente, ocho meses después se conocía la verdad: "Las conclusiones científicas indican que Alberto II es el padre biológico de la señora Delphine Boël", aseguraba entonces el exmonarca a través de un comunicado firmado por sus abogados.

Los rumores sobre la existencia de una posible hija ilegítima surgieron en 1999 cuando se publicó una biografía no autorizada de la reina Paola en la que se aseguraba que Alberto le había sido desleal en muchas ocasiones. Y para ello contaban con el testimonio de la baronesa De Selys Longchamps, quien desvelaba la existencia de Delphie, que nació cinco años después del controvertido Laurent, el menor de los tres hijos del matrimonio.

placeholder Balduino y Fabiola de Bélgica, en 1961. (Cordon Press)
Balduino y Fabiola de Bélgica, en 1961. (Cordon Press)

No podemos olvidar tampoco que el juez que instruyó su caso había determinado que por cada día que pasara sin hacerse la prueba de ADN tenía que pagar una multa de 5.000 euros. El economista flamenco Thierry Debels, quien nunca se ha caracterizado por poner paños calientes a la hora de hablar de las finanzas de la Casa Real belga, sostiene que cuando en septiembre de 2007 manifestaron que el patrimonio del rey en ese momento era de 12,4 millones de euros, lo hacían para acabar con los rumores que habían surgido al respecto. Según este especialista en Casas Reales, su fortuna oscilaría entre los 200 y los 300 millones de euros y para él pagar 5.000 euros diarios, si llegara el caso, no era significativo, pero finalmente sí accedió a hacerse la prueba.

La herencia

Sin embargo, lo que parece que tenía muy claro es dejarle a su ahora ya hija reconocida la menor herencia posible. Parece ser que ese fue el motivo que le llevó en febrero de 2015 a tras casi 55 años casados a cambiar su contrato matrimonial. Así apareció publicado en el boletín oficial belga. Los padres del rey Felipe pasaron de tener una separación de bienes a estar unidos por lo que en Bélgica se conoce como 'comunidad universal de bienes' (régimen de bienes gananciales en España).

De fallecer Alberto, Paola se quedaría con el 50% del patrimonio que ya le corresponde y la mitad del de su esposo (un 75% del total), mientras que la otra mitad (25%) se quedaría para repartir entre los hijos del rey, Delphine incluida. El régimen elegido va más allá, ya que prioriza a los hijos nacidos dentro del matrimonio sobre los de otras relaciones extramatrimoniales. Por lo que el 6,25% que le correspondería a Delphine después de dividir el 25% entre sus otros tres hermanos -el rey Felipe, la princesa Astrid y el príncipe Laurent- sería incluso menor, rondando tan solo un 3%.

Alberto de Bélgica Mathilde de Bélgica Rey Felipe de Bélgica
El redactor recomienda