Logo El Confidencial
DE CASTILLO A CASTILLO

Los inesperados planes de Isabel II: en otro palacio pero con el duque de Edimburgo

Está previsto que la monarca abandone dentro de unos días Balmoral para desplazarse a Sandringham, donde disfrutará de un tiempo en privado antes de retomar sus actividades oficiales

Foto: La reina Isabel y el duque de Edimburgo, en una imagen de archivo. (EFE)
La reina Isabel y el duque de Edimburgo, en una imagen de archivo. (EFE)

Tú en Buckingham y yo en Sandringham. Así podía resumirse la vida marital de la reina Isabel II y su marido, el duque de Edimburgo. Al menos, hasta que el coronavirus se interpuso en nuestras vidas y cambió los planes de prácticamente el 100% de la población, royals incluidos. Gracias a la pandemia, la monarca y el príncipe Felipe han podido compartir este 2020 mucho más tiempo que en años anteriores, ya que durante estos meses han estado confinados en Windsor, mientras que antes vivían separados por muchos kilómetros.

Y allí estaba previsto que volvieran, también juntos, tras sus vacaciones en Balmoral, la finca escocesa donde siempre pasan el verano. Pero antes van a hacer otra parada inesperada que hemos conocido a través de la propia Casa Real británica. A principios de la semana que viene, cuando dejen Escocia, no viajarán directamente al castillo de Windsor, sino a Sandringham, la residencia habitual del duque de Edimburgo y donde siempre pasa las fiestas navideñas la familia real. Allí disfrutarán de unos días en privado antes de comenzar su particular temporada de trabajo, según ha explicado Buckingham.

La reina Isabel y el duque de Edimburgo,  en el castillo de Windsor. (Reuters)
La reina Isabel y el duque de Edimburgo, en el castillo de Windsor. (Reuters)

Este movimiento ha desconcertado bastante a los periodistas británicos, que no encuentran una explicación lógica para estos días extras, por varios motivos. Primero, porque la situación de pandemia no está del todo controlada en Reino Unido. Por tanto, cuantos menos lugares visite la pareja -ambos en grupo de máximo riesgo por su edad-, mucho mejor. Segundo, porque a nadie le cuadran unos días más en privado y de vacaciones, después de haber estado varias semanas completamente alejados de la vida pública y sin compromisos oficiales.

Sea cuales sean los motivos de esta inesperada parada, lo cierto es que Isabel II y el duque de Edimburgo estarán juntos también los próximos meses, lo cual supone toda una novedad, teniendo en cuenta que hasta el pasado marzo él vivía en Sandringham y ella en Buckingham, palacio que ahora quedará reservado para compromisos oficiales muy puntuales. Y aunque el espacio del castillo de Windsor da de sobra para que ni se vean si no lo desean, lo cierto es que al menos comparten techo y recinto, mucho más de lo que han hecho en los últimos años.

La reina isabel y el duque de Edimburgo, en uno de sus últimos compromisos públicos juntos. (Reuters)
La reina isabel y el duque de Edimburgo, en uno de sus últimos compromisos públicos juntos. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios