Meghan, Harry y su juicio: 3 millones, 7 testigos y los autores de su libro, salpicados
  1. Casas Reales
LAS ESPADAS EN ALTO

Meghan, Harry y su juicio: 3 millones, 7 testigos y los autores de su libro, salpicados

Se sigue avanzando en el procedimiento para un juicio que está previsto se celebre el próximo 11 de enero

Foto: Meghan y Harry. (Getty)
Meghan y Harry. (Getty)

Hay que subrayar en el calendario la fecha del 11 de enero de 2021, que es cuando previsiblemente se celebrará el juicio que mantienen Meghan Markle y (por extensión) el príncipe Harry contra Associated Newspaper Limited, el poderoso grupo editorial contra el que han abierto una guerra sin cuartel que, lejos de aplacar los ánimos, está llevando a los Sussex a ser protagonistas de titulares incómodos para ellos con gran frecuencia. Son un total de siete los testigos que testificarán, cuatro por parte de los demandantes y tres por los demandados.

El equipo legal de la duquesa de Sussex estima que tendrá para ellos unos costes legales de 1,8 millones de libras esterlinas, mientras que el grupo editorial hace una valoración de los suyos de 1,23, lo que sumado nos da un total de más de tres millones de libras, una cifra que evidencia la complejidad del asunto que se dirime. Meghan ha demandado por cinco artículos que se publicaron en febrero de 2019, en 'Mail on Sunday' y 'MailOnline', que reprodujeron partes de una carta que escribió a su padre, Thomas Markle, poco después de su boda con el príncipe Harry.

Los Sussex y un temporal de críticas que no cesa... (EFE)
Los Sussex y un temporal de críticas que no cesa... (EFE)

Los no profanos en esta materia están más que al tanto del dolor de cabeza en que se ha convertido el operador de cine ya jubilado, quien finalmente no asistió a la boda de su hija después de haber sido descubierto haciendo un montaje. Una identidad casi similar a la de su hermana por parte de padre, Samantha Markle, quien ha retroalimentado los argumentos de su progenitor y no ha escatimado en afirmaciones para desacreditar a la que fuera protagonista de la serie 'Suits', disponible, por cierto, en Netflix, para los que ahora quieran descubrir a la nuera del príncipe Carlos como actriz.

La publicación de la carta fue una línea roja que hizo que los Sussex, al parecer contrariando incluso a la propia reina Isabel II, decidieran dar este paso que sigue generando munición a los tabloides sensacionalistas, que, lejos de sentirse amedrentados, siguen atacándolos sin darles una tregua. Ahora los demandados han pasado a la ofensiva señalando al tribunal que la propia Meghan "cooperó con los autores del recientemente publicado libro 'Finding Freedom' para manifestar su propia versión de ciertos hechos", mientras que el equipo legal de la duquesa mantiene que ni ella ni Harry colaboraron con ellos, "ni les entrevistaron para realizarlo ni les proporcionaron ninguna fotografía (para el libro)", en palabras de Justin Rushbrooke, abogado que ha tenido entre sus clientes a Naomi Campbell, J. K. Rowling o Sir Cliff Richard. Y lo que es más importante, consejero de la reina. A partir de ahora, según The Times, lleva él el caso en lugar de David Sherborne.

'Finding Freedom', un éxito editorial. (Reuters)
'Finding Freedom', un éxito editorial. (Reuters)

El mencionado libro, escrito por Omid Scobie y Carolyn Durand, vio la luz el pasado mes de agosto y se convirtió en un instantáneo bestseller, llegando al número uno en ventas en países como Estados Unidos o Reino Unido, pero ha generado para los Sussex lo que se denomina en comunicación una crisis reputacional, pues las críticas han sido constantes desde el momento en el que trascendió el título del mismo y después por su contenido, que ahora ponen en cuestión los abogados del mencionado grupo editorial.

[LEE MÁS. Meghan y Harry: ¿Ha merecido la pena el escándalo del libro? Las cifras de ventas tienen el veredicto]

Según Meghan Markle, esa carta contenía "sus pensamientos más privados e íntimos", y el hecho de que se haya hecho pública vulnera sus derechos, recogidos en la Data Protection Act, normativa aprobada en el Parlamento británico en 1988 para regular la protección de datos y que ha ido revisándose con el paso de los años para adaptarse a nuevas realidades como el mundo digital.

El padre de Meghan.
El padre de Meghan.

En la última audiencia preliminar, el grupo editorial ha solicitado modificar el escrito de la defensa utilizando el ya mencionado argumento: que Meghan ha colaborado con los autores del libro para contar "su propia versión de algunos acontecimientos". Y sostienen el mismo argumento que ya utilizaron para pedir la comparecencia de cinco amigas de Meghan cuya identidad no se desveló cuando participaron en un artículo publicado por la revista 'People' en febrero de 2019. En esa ocasión, a primeros de agosto, la mujer de Harry recibió una primera victoria moral, pues el tribunal no consideró oportuno desvelar su nombre ni que tuvieran que declarar.

"Estas cinco mujeres no están siendo juzgadas ni yo tampoco. El grupo editorial (Associated Newspapers Limited) es el único que sí lo está. Es esta empresa la que se comportó de manera espantosa y está intentando evadir su responsabilidad, creando un circo y distrayendo del centro de este caso", manifestaba Meghan entonces, y ahora sus abogados dicen que los extractos de la mencionada carta que aparecen en el libro 'Finding Freedom' proceden de esos artículos que publicaron los medios entonces y no se los ha proporcionado ella.

Antony White, abogado del grupo editorial, ha presentado un escrito al tribunal afirmando que 'Finding Freedom' da la sensación de "haber sido escrito con una extensa colaboración de Meghan y Harry". Además consideran que el libro incluye descripciones "de su relación y la comunicación con su padre" aprobadas por ella y que Meghan "causó o permitió que se diera directa o indirectamente información a los autores, dándoles o permitiéndoles que se les diera información sobre esa carta".

Príncipe Harry Meghan Markle Isabel II
El redactor recomienda