Meghan Markle y las 7 veces en las que intentó eclipsar a Kate Middleton
  1. Casas Reales
ESTRATEGIA REAL

Meghan Markle y las 7 veces en las que intentó eclipsar a Kate Middleton

Una vez más, la duquesa de Sussex se convierte en sospechosa de querer acaparar toda la atención mediática tras una gran aparición o noticia sobre su cuñada

Foto: Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE)
Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE)

Meghan Markle y el príncipe Harry lo han vuelto a hacer. La pareja cumple así con los pronósticos de los más suspicaces, dando la razón a aquellos que creen que ninguna noticia que se sabe o publicación que se comparte de los duques de Sussex es coincidencia, sino que obedece a una estrategia para intentar robar el protagonismo a los Cambridge, especialmente a Kate Middleton. Y es que da la casualidad de que algunos de los momentos más importantes de los duques de los últimos meses -con una enorme presencia en prensa- se han visto algo eclipsados por nuevas noticias de Meghan y Harry.

Y la última ha sido esta misma semana. El viernes, el príncipe Guillermo y Kate Middleton aparecían junto a sus hijos en un estreno teatral navideño. Casi al mismo tiempo se filtraba su felicitación de Navidad, con los consiguientes titulares y portadas. Así que no tardaban en llegar los primeros vaticinios sobre que la próxima aparición de Meghan estaba próxima. Así fue: solo dos días después, Meghan participaba en un especial de la CNN. Y no ha sido la única coincidencia. El martes, los Cambridge narraban una poesía navideña para los trabajadores en primera línea frente a la pandemia. Solo unas horas después, se daba a conocer el primer podcast de los Sussex en Spotify, compañía con la que han firmado un contrato millonarrio.

Podría pasar como algo casual. Pero el problema es que Meghan tiene ya antecedentes en este tipo de movimientos. Desde luego, la mayoría de los que siguen los pasos de una y otra descartan que se trate de meras coincidencias. De hecho, para algunos periodistas ya es algo habitual, incluso ha habido bromas al respecto: "¿Nuevas noticias de Meghan? Eso significa que Kate va a tener acto". No hay que irse muy lejos para conocer otro ejemplo. La pareja no dudó en hacer la competencia a la familia real al completo el pasado 8 de noviembre, organizando una celebración privada del Día del Armisticio en Los Ángeles. Privada pero con un fotógrafo, para asegurarse de que todo el mundo conociera el acto de homenaje.

placeholder Meghan y Harry, el pasado noviembre en un cementerio de Los Ángeles. (Reuters)
Meghan y Harry, el pasado noviembre en un cementerio de Los Ángeles. (Reuters)

Más ejemplos que demuestran esta teoría tan extendida entre expertos reales y periodistas. El pasado septiembre, Kate Middleton lanzaba el proyecto 'Hold Still 2020', una exhibición de fotografías realizadas por ciudadanos británicos durante el confinamiento y la crisis del coronavirus. Una declaración de Buckingham mostrando el apoyo de la reina Isabel a la duquesa de Cambridge y halagando su iniciativa, además de la publicación de algunas de las imágenes de la muestra, sirvieron para que los medios se volcaran con este proyecto, uno de los más personales que ha llevado a cabo. Y solo unas horas después, había noticias de los Sussex, tal como se preveía. En este caso, se dio a conocer la donación de 130.000 dólares que la pareja hizo a CAMFED, una organización que impulsa la educación de las niñas en países africanos.

Tampoco aquellos que están más pendientes de las noticias de los Sussex y los Cambridge creen que fuera casualidad, por ejemplo, que se publicaran unos vídeos de la exactriz charlando con algunas chicas de Smart Works, uno de sus patrocinios, el pasado abril. El motivo es que se publicaron el día 30, solo un día después del aniversario de boda de Kate Middleton y el príncipe Guillermo, cuando estaban grabadas un mes antes, por lo que muchos tacharon de oportunistas y malintencionadas las imágenes.

Y hay más ejemplos, uno de ellos, el indicio más evidente de que Meghan Markle sigue un patrón. Nos vamos a enero, concretamente al día 21, cuando el Palacio de Kensington anunció a bombo y platillo el lanzamiento del proyecto más personal de Kate Middleton, 'The Big 5 Question', una encuesta para conocer cómo es la infancia de los niños de Reino Unido, además de una pequeña gira que llevaría a la duquesa de Cambridge por diferentes ciudades, justo al día siguiente. Pues bien, esa misma mañana y sin venir a cuento, Meghan Markle compartía en su cuenta de Instagram unas fotografías de una visita que realizó a unos de sus patronazgos, The Mayhew, a principios del mes de enero. Se daba la casualidad, además, de que los Sussex ya habían anunciado su intención de abandonar sus funciones institucionales, por lo que nadie entendió la publicación, que fue tachada de "desafortunada" por algunos periodistas.

Los dos últimos ejemplos los encontramos en diciembre, aunque por aquel entonces se trataron como simples casualidades y no parecían formar parte de la estrategia de la que ahora se acusa a Meghan Markle. Kate Middleton participó en dos recepciones en Buckingham, con apenas unos días de diferencia. En una sin Guillermo, de viaje por Oriente Medio. En otra, con él y ejerciendo ambos de representantes de la reina Isabel. En ambos casos, la duquesa de Cambridge acaparó todos los titulares. Y también en ambos casos tuvimos noticias de la duquesa de Sussex poco después, publicando imágenes antiguas de sus visitas a diferentes patrocinios.

Se da la casualidad, además, de que Meghan y Harry se estaban tomando por aquel entonces un descanso de seis semanas en Canadá. Las publicaciones, que parecían aleatorias y para mantener la cuenta de Instagram activa, tuvieron solo unas semanas después otro significado, evidenciando, para muchos, las ganas de protagonismo que tiene la exactriz.

placeholder Meghan y Harry, en uno de sus últimos compromisos oficiales. (Reuters)
Meghan y Harry, en uno de sus últimos compromisos oficiales. (Reuters)
Meghan Markle Kate Middleton
El redactor recomienda