La polémica salida nocturna de Froilán: sin mascarilla y sin respetar la distancia social
  1. Casas Reales
NIETOS REALES

La polémica salida nocturna de Froilán: sin mascarilla y sin respetar la distancia social

Un fotógrafo sorprendía al nieto de don Juan Carlos hace unos días caminando por la calle sin mascarilla, a pesar de ser un elemento obligatorio

Foto: Felipe de Marichalar, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Felipe de Marichalar, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Una vez más, hay que hablar de un gesto un tanto cuestionable de Felipe de Marichalar -más conocido como Froilán-, el hijo mayor de la infanta Elena. Hace unos días, una fotógrafo le sorprendía caminando por la calle, junto a una amiga y con una botella de refresco de dos litros en la mano. Hasta ahí todo más o menos bien, si no fuera por un detalle que no le ha pasado desapercibido a nadie. No es para menos: el nieto del rey Juan Carlos no llevaba mascarilla. No sabemos si por descuido, pero lo cierto es que decidió prescindir de este elemento, obligatorio en todo el país y que ya hemos integrado como una parte más de nosotros cuando estamos fuera de casa.

Y no es lo único que ha llamado la atención de este paseo nocturno. También se le puede ver fumando en alguna fotografía, sin respetar la distancia social indicada. Eso sí, Froilán se colocó la mascarilla en cuanto vio a la policía. Así que parece que sí que era completamente consciente de que no la llevaba y solo hizo uso de ella para evitar una posible multa. La imagen, que pueden ver a continuación, ya se ha vuelto casi viral en redes, con numerosas críticas -e incluso memes- por el comportamiento del hijo mayor de la infanta Elena, al que parece que no le importa la situación sanitaria. Para muchos, debería dar ejemplo solo por pertenecer a la familia del Rey, ya que que además es cuarto en la línea de sucesión al trono.

placeholder Felipe de Marichalar junto a una amiga en Madrid. (Europa Press)
Felipe de Marichalar junto a una amiga en Madrid. (Europa Press)

Pero es que esta no es la primera vez que Felipe de Marichalar se relaja con las restricciones relacionadas con la pandemia. Ya se le cuestionó que volviera de su confinamiento en un hotel de la Costa del Sol en pleno estado de alarma, pero más por responsabilidad que por no atenerse a la ley, puesto que se acogió a una de las excepciones contempladas en el BOE para permitir la movilidad, volver al domicilio habitual. Y lo peor de todo es que parece que lo de respetar las restricciones no va ni con él ni con su hermana, Victoria Federica, que desde marzo ha sido frecuentemente noticia por saltarse algunas de las restricciones impuestas por el estado de alarma.

Ya se cuestionó el confinamiento de la joven, que pasó en la localidad jienense de Villacarrillo. Primero, porque en teoría viajó a la provincia andaluza cuando ya estaba decretado el estado de alarma; segundo, porque la sorprendieron en el supermercado con su novio y su amigo, cuando las compras tenían que hacerse de forma individual. Y tercero, cuando se hizo una fotografía con la dueña de una peluquería a la que acudieron, sin respetar la distancia social indicada. Pero es sobre todo su vida social la que le ha puesto en más de un apuro. Hace solo unos días, les mostrábamos en Vanitatis cómo la nieta favorita del rey Juan Carlos estaba en la puerta de su centro de estudios también sin mascarilla y abrazándose con sus compañeros de clase como si tal cosa. Y unos días antes, les contábamos también que había asistido a una multitudinaria fiesta celebrada en el barrio de Salamanca, en la que las mascarillas y la distancia social brillaron por su ausencia.

placeholder Victoria Federica, con un amigo. (Vanitatis)
Victoria Federica, con un amigo. (Vanitatis)
Felipe Juan Froilán
El redactor recomienda