Charlène, en Santa Devota: abrigo de 3.500 euros y sombrero para esconder su peinado
  1. Casas Reales
PATRONA DEL PRINCIPADO

Charlène, en Santa Devota: abrigo de 3.500 euros y sombrero para esconder su peinado

La princesa ha celebrado el día de la patrona de Mónaco con un sombrero al más puro estilo francés, que no dejaba ver su cabeza semirrapada

placeholder Foto: La familia real, en la misa por Santa Devota. (EFE)
La familia real, en la misa por Santa Devota. (EFE)

Como ya sucedió con el Día Nacional, la pandemia no ha impedido que se celebre uno de los días más importantes del calendario monegasco, Santa Devota, patrona del principado. Pero sí han sido unas celebraciones muy diferentes a las de otros años y reducidas al máximo, con el aforo más que limitado y algunas de las tradiciones, como los fuegos artificiales al final de la jornada, cancelados. Lo que no ha cambiado es la presencia de Alberto y Charlène de Mónaco junto a sus hijos. Y no sabemos si por el frío o por mera voluntad, lo cierto es que la princesa no nos ha dejado ver esta vez el sorprendente look con el que aparecía en diciembre, ocultando su cabello bajo un gorro negro en su primera cita pública del año.

La pareja llegaba a la iglesia de Santa Devota a las 17:30 de la tarde y sin la compañía de sus hijos, que se sumaban al servicio religioso cuando ya estaba bastante avanzado, accediendo por una puerta lateral y uniéndose a sus padres y a Gareth Wittstock, el siempre presente hermano de la exnadadora, que ha asistido a la misa como un monegasco más. Jacques y Gabriella han aguantado los últimos minutos en primera fila, muy quietecitos y en silencio, hasta que por fin han podido salir a la calle para celebrar algo seguro que mucho más divertido para ellos, la tradicional quema del barco. Los cuatro han salvado a pie la distancia que separaba la iglesia del lugar donde cada año se enciende la simbólica hoguera.

placeholder Charlène y Alberto, con sus hijos en las celebraciones de Santa Devota. (EFE)
Charlène y Alberto, con sus hijos en las celebraciones de Santa Devota. (EFE)

Y una vez más, madre e hija han centrado toda la atención con sus looks. Como decíamos, Charlène ha preferido no lucir su último y radical peinado, coronando su atuendo con un gorro negro en su primera aparición. La princesa apostaba por un abrigo de lana roja -quizá en un guiño a uno de los colores nacionales del principado-, con los ribetes y el cierre de cuero negro. El diseño es de la firma Akris y, aunque originalmente costaba casi 3.500 euros, ahora se puede encontrar en varias webs de venta por menos de la mitad. Ha rematado el sobrio outfit con pantalones y jersey en color negro.

Pero si la ropa de Charlène ha llamado la atención, más aún lo ha hecho la de su hija, ya que se ha presentado en la misa con una faldita en color rosa, a juego un abrigo y sombrero con estampado vichy del mismo color, además de un pequeño bolso que le ha dado algún que otro problema.

placeholder Jacques y Gabriella, durante la misa. (EFE)
Jacques y Gabriella, durante la misa. (EFE)

Como niños que son, Jacques y Gabriella han disfrutado mucho más con la hoguera que con el servicio religioso, y una vez más hemos visto lo diferentes que son en cuanto a carácter. El heredero se ha vuelto a mostrar tímido, sin alejarse de sus padres, mientras que su hermana ha sido mucho más espontánea, saliendo de la iglesia la primera y encabezando la comitiva real.

Princesa Charlene de Mónaco Jacques de Mónaco Gabriella de Mónaco Cabello Alberto de Mónaco Mónaco
El redactor recomienda