A los pies de Camilla Parker: con velo y pantuflas para su último acto público
  1. Casas Reales
COMO EN CASA

A los pies de Camilla Parker: con velo y pantuflas para su último acto público

La duquesa de Cornualles ha llevado el cambiarse de zapatos de una cita a otra al siguiente nivel, colocándose unas zapatillas de estar por casa para visitar una mezquita

Foto: La duquesa de Cornualles, en su último acto público. (Reuters)
La duquesa de Cornualles, en su último acto público. (Reuters)

Este martes ha sido un día bastante intenso para Camilla, la duquesa de Cornualles, que tenía dos citas en un muy corto espacio de tiempo. Ya hemos visto en otras ocasiones cómo las royals tiran de trucos estilísticos cuando les pasa algo así y el mismo atuendo no es adecuado para las dos citas. Por ejemplo, Letizia ha optado por dejarse puesto el abrigo en el compromiso que tenía en primer lugar y lucir vestidazo en el segundo, o por simplemente hacer un cambio de zapatos, al no ser idóneo un mismo par para dos citas diferentes. Pues bien, la esposa del príncipe Carlos ha llevado este truco al siguiente nivel y no ha dudado en lucir velo y, lo más sorprendente, unas cómodas pantuflas que no han dejado a nadie indiferente.

Pero antes de eso ha habido tiempo para que la duquesa de Cornualles luciera uno de sus looks más aplaudidos, compuesto por vestido negro de tirantes, camisa de mangas abullonadas y abrigo tipo capa, también en negro, además de unas botas de ante planas, formando una combinación en blanco y negro con la que acertó de pleno cuando la estrenó. Su primera parada era en un centro de vacunación, donde ha podido incluso ejercer de ayudante de los trabajadores mezclando una solución que posteriormente administrarían a pacientes. Un momento que ha dado lugar a una divertida anécdota, ya que Camilla nunca ha ocultado su miedo a las agujas, que ya comentó cuando confirmó que estaba por fin vacunada. De ahí que cuando uno de los técnicos le enseñara la jeringuilla, la esposa del príncipe Carlos no pudiera evitar dar un pequeño respingo, arrancando una carcajada en acompañantes, prensa y público.

placeholder Camilla, haciendo gala de su habitual sentido del humor. (Reuters)
Camilla, haciendo gala de su habitual sentido del humor. (Reuters)

Pero lo bueno venía poco después. Tras el centro de vacunación en Tottenham, Camilla se ha desplazado hasta el norte de Londres para visitar la mezquita de Wightman Road, donde se establece la Sociedad Cultural Islámica de Londres. Y allí la duquesa de Cornualles ha tirado de recursos y ha mostrado un aspecto muy diferente al de su primera cita de la jornada.

Por lo pronto, cambiaba la mascarilla desechable por una con estampado felino, precisamente la misma que había lucido cuando estrenó este alabado look. Y después, en señal de respeto por la cultura islámica con la que iba a compartir un buen rato, no solo se colocó un velo blanco cubriéndole el cabello sino que se despojó de las botas de ante que había llevado hasta ese momento y se colocó unas zapatillas de estar por casa. Impecables, eso sí, de pelo negro y con un pequeño lazo del mismo color, rematado por un adorno de cristal.

placeholder Camilla, este martes en una mezquita de Londres. (Reuters)
Camilla, este martes en una mezquita de Londres. (Reuters)

Era muy difícil que, viéndola con el velo, no viniera a la cabeza la mítica imagen de Diana de Gales, dado que las comparaciones entre ellas son mucho más frecuentes de lo que quizá a Camilla le gustaría. Pero lo cierto es que esta imagen la hemos visto muy pocas veces, por no decir ninguna. Camilla ya se ha convertido en la primera royal europea en lucir la mascarilla -algo en lo que también ha innovado mucho- a la vez que velo. Pero lo que se ha llevado la palma ha sido sin duda las pantuflas que se ha calzado para recorrer la mezquita, dando lugar a una fotografía prácticamente única en el mundo royal, ya que lo habitual es que, al visitar un lugar de este tipo, reyes, reinas, príncipes o princesas se descalcen.

placeholder Las zapatillas de Camilla. (Reuters)
Las zapatillas de Camilla. (Reuters)

Y lo cierto es que este complemento tan hogareño se ha llevado toda la atención y ha eclipsado el cometido de la duquesa de Cornualles en la Sociedad Cultural Islámica de Londres, donde ha sido recibida con muchísimo cariño por sus responsables, trabajadores y voluntarios. No ha faltado una charla con los más pequeños de la comunidad, así como con los voluntarios, que le han estado explicando en qué consiste su labor. Incluso, Camilla ha querido echarles una mano, preparando cajas de comida para los más necesitados. Y, como es habitual en este tipo de citas, la esposa del príncipe Carlos ha dejado su huella en el libro de firmas, además de descubrir una placa que conmemoraba su visita.

Aunque, sin duda, el mejor recuerdo de este día -al menos para los medios de comunicación presentes- ha sido ver a Camilla de Cornualles, la nuera de la mismísima Isabel II, luciendo orgullosa sus pantuflas en público.

El redactor recomienda