Máxima y sus hijas, de concierto para terminar con ritmo el Día del Rey
  1. Casas Reales
CELEBRACIÓN FAMILIAR

Máxima y sus hijas, de concierto para terminar con ritmo el Día del Rey

La familia real no ha faltado a uno de los tradicionales conciertos con los que suele acabar la fiesta grande del país. Y la reina ha tirado de espontaneidad y no ha dudado en cantar y bailar

placeholder Foto: La familia real, de concierto en el Día del Rey. (EFE)
La familia real, de concierto en el Día del Rey. (EFE)

El Día del Rey es una jornada marcada en rojo para los holandeses. Es uno de los días grandes de los Países Bajos, una jornada festiva en la que, si el tiempo lo permite, los ciudadanos se echan a las calles para comer al aire libre y escuchar música, ya que hay conciertos en casi cada esquina de cada ciudad. Por eso, también la familia real ha terminado todas sus actividades del día al ritmo de la música. Y es que hay tradiciones que no se pueden perder, aunque hayan sido unas celebraciones atípicas, sin público y con aforo reducido por la situación sanitaria. Por eso, hemos visto tanto a la reina Máxima como a sus tres hijas -el rey Guillermo se ha cortado un poco más- cantando y bailando sobre el escenario.

La actuación era del grupo The Streamers y formaba parte del programa de la jornada, con un concierto que se emitiría por la noche en televisión en riguroso directo. Y la familia real ha querido presenciar los ensayos, que además han tenido lugar en los terrenos del palacio de Noordeinde, una de las propiedades que el Estado ha puesto a disposición de los Oranje. Allí están enterrados, por ejemplo, la reina Juliana o el príncipe Claus, el padre del rey Guillermo. Pero este martes se convertía en el escenario de un completo festival para el que la familia real, y especialmente la reina Máxima, lo ha dado todo. Y es que hemos visto a la argentina haciendo gala de su habitual espontaneidad, cantando todas las canciones que sonaban.

Y como las novias en las bodas, tanto Máxima como las tres princesas han lucido un segundo atuendo, diferente al que escogieron para los actos de la mañana. Así, la reina se ha despojado del colorido primer conjunto y se ha enfundado en un espectacular mono de Elie Saab, que estrenó en 2017, en color negro y con mangas de encaje. Con él, ha lucido uno de esos abrigos-capa a los que es tan aficionada y que se han puesto tan de moda últimamente entre las royals.

Sus hijas pequeñas, Alexia y Ariane, también se han 'bajado' de los tacones que han llevado durante la mañana y han optado, ambas, por zapatillas de deporte blancas. Mientras, Amalia ha escogido un look mucho más formal, con pantalones claros y maxiabrigo del mismo color, además de unos zapatos -ella sí- de tacón. Y como muchos de los complementos que han lucido las Van Oranje en este Día del Rey, también pertenecían a la reina Máxima. Se trata de un modelo de la firma Jimmy Choo en color dorado, con 10 centímetros de tacón y destalonados, que la heredera ha tomado prestado del zapatero de su madre.

placeholder La familia real, durante el concierto. (EFE)
La familia real, durante el concierto. (EFE)

Pero, como decíamos, no ha sido lo único que las tres pincesas han aprovechado para la jornada del extenso vestidor de la reina Máxima. Tanto el bolso que lucía Amalia como el que escogía Alexia en las celebraciones de la mañana pertenecen a su madre. De hecho, el que ha llevado su hija mediana lo estrenó, casualidades de la vida y del armario de las holandesas, también en Eindhoven. Algo parecido ha pasado con el abrigo marrón que lucía la pequeña de las Van Oranje: fue el mismo que Máxima llevó en la sesión de fotos de presentación de la propia Ariane, poco después de nacer.

Máxima de Holanda Amalia de Holanda Alexia de Holanda
El redactor recomienda