El curioso motivo por el que Harry y Meghan no quisieron el título de conde de Dumbarton para Archie
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL BRITÁNICA

El curioso motivo por el que Harry y Meghan no quisieron el título de conde de Dumbarton para Archie

Le correspondía, pero sus padres no quisieron que lo utilizara por contener la palabra 'tonto', 'dumb' en inglés. Esto contradice, una vez más, lo que han contado públicamente

Foto: Los duques de Sussex. (EFE)
Los duques de Sussex. (EFE)

No hay día en el que los duques de Sussex no acaparen titulares por un motivo u otro, y el último es bastante sorprendente. Según publica el diario británico 'The Telegraph', Harry y Meghan Markle rechazaron que su hijo Archie ostentara el título nobiliario de conde de Dumbarton, que le correspondía por nacimiento. Y lo hicieron porque temían que el hecho de empiece por ‘dumb’, que significa tonto en inglés, provocara burlas o apodos desafortunados para él.

Aunque lo cierto es que esa palabra se usa más en Estados Unidos que en Reino Unido, el afán de protección extrema de la pareja con su hijo les hizo tomar esta decisión. En el fondo, la cuestión sería anecdótica si no fuera porque el príncipe y su esposa dejaron muy claro en su entrevista con Oprah Winfrey que el hecho de que su primogénito no tuviera títulos nobiliarios ni tratamiento royal había sido algo impuesto por la familia real.

“Eso no es decisión nuestra. Incluso aunque tengo muy claro todo lo malo y todo lo bueno que viene con los títulos es su derecho de nacimiento, sobre lo que después puede tomar una decisión”, dijo Meghan. Aunque precisó que para ella los títulos en sí no tenían importancia, sí los quería para garantizar la protección de Archie. “No me importa toda la grandeza que rodea a estas cosas. El título más importante que tendré es el de mamá", aseguró.

placeholder Harry y Meghan con Archie. (EFE)
Harry y Meghan con Archie. (EFE)

Sin embargo, estas nuevas informaciones ponen de nuevo sobre la mesa las supuestas inexactitudes que habría contado la pareja real y que contrastan con la versión ofrecida por el Palacio de Buckingham. Empezando por las acusaciones de racismo, desmentidas por los Windsor, siguiendo por su supuesta boda secreta antes de la oficial, negada por el arzobispo de Canterbury, y terminando por la supuesta petición a Isabel II para utilizar para su hija el sobrenombre de Lili que parece que nunca existió.

El título de conde de Dumbarton se creó en 1675 en Escocia para lord George Douglas, hijo del marqués de Douglas y hermano menor del conde de Selkirk, por sus servicios en la guerra franco-holandesa. Curiosamente fue recreado en Inglaterra por la reina Isabel II como uno de los dos títulos subsidiarios de su nieto Harry, cuando se casó con Meghan Markle en el año 2018. Por tanto, Archie sería el heredero natural de tal nombramiento.

Esta noticia llega en un momento en el que los títulos reales están siendo debatidos. La prensa británica ha informado de que Carlos de Inglaterra no otorgará el título de príncipes a Archie ni a Lili cuando acceda al trono. La razón es que el futuro rey quiere reducir los costes de la Corona y estos títulos son sufragados por los británicos, así que, de cumplirse, los hijos de los duques de Sussex quedarían fuera de la corte. Parece que la decisión está tomada e incluso se les ha comunicado ya a Harry y Meghan. La normativa que se pretende cambiar data de 1917 y establece que solo los hijos y nietos del rey serán príncipes.

placeholder  Una de las últimas fotografías de Archie.
Una de las últimas fotografías de Archie.

No obstante, Isabel II extendió la norma para que todos los descendientes del duque de Cambridge pudieran serlo, además de su primogénito. Así pues, sin la modificación que planea el príncipe de Gales cuando al fin porte la corona, la Casa real tendría cinco príncipes: Archie, Lili, George, Charlotte y Louis. Todo indica que no será así...

Archie
El redactor recomienda