Las imágenes que demuestran que el bautizo de Julian de Suecia ha sido un juego de niños
  1. Casas Reales
tercer hijo de carlos felipe y sofía de sueci

Las imágenes que demuestran que el bautizo de Julian de Suecia ha sido un juego de niños

Los más pequeños de la familia real sueca han protagonizado las imágenes más divertidas de la ceremonia de bautismo, marcada por las restricciones de la pandemia

Foto: Alexander de Suecia, observador junto a sus padres y su hermano Julian durante el bautizo de este último
Alexander de Suecia, observador junto a sus padres y su hermano Julian durante el bautizo de este último

Si ha habido algo en el bautizo de Julian, el tercer hijo de Carlos Felipe y Sofía de Suecia, han sido niños. Los hijos de las princesas Victoria y Magdalena, así como Gabriel y Alexander, hermanos del protagonista del día, han provocado imágenes irrepetibles dentro de la Capilla Real del Palacio de Drottningholm, situado a las afueras de Estocolmo, donde se ha celebrado la ceremonia. El bautismo comenzaba a las 12 de la mañana y anteriormente podíamos ver a muchos de los invitados, incluidos los más pequeños, llegando al lugar y comenzando a generar un buen puñado de imágenes divertidas.

Así pudimos ver, por ejemplo, a Nicolás, segundo hijo de Madgalena de Suecia riendo a través del cristal del coche que los llevaba hasta el lugar del bautizo. Las cámaras también han captado a su hermana, la princesa Leonore, saliendo exultante del automóvil. Una vez dentro de la capilla, las fotografías nos han enseñado cómo la madre trataba de calmar a los revoltosos niños, que prestaban atención, a su manera, a la ceremonia oficiada por el obispo Johan Dalman y el pastor Michael Bjerkhagen.

placeholder La princesa Leonore, atenta a las cámaras durante el bautizo de su primo.(CP)
La princesa Leonore, atenta a las cámaras durante el bautizo de su primo.(CP)

placeholder El príncipe Nicolás, risas desde el coche hacia el bautizo de su primo Julian de Suecia.(CP)
El príncipe Nicolás, risas desde el coche hacia el bautizo de su primo Julian de Suecia.(CP)

Dentro del recinto también hemos podido ver la cara de asombro del príncipe Oscar, hijo de la princesa Victoria y Daniel de Suecia. El pequeño miraba extasiado a sus padres y a las cámaras que, unos minutos más tarde, lo retrataban junto a su hermana Estelle y el resto de su familia.

placeholder El pequeño Oscar y su cara de asombro durante el bautizo.(CP)
El pequeño Oscar y su cara de asombro durante el bautizo.(CP)

placeholder El pequeño Oscar y la pequeña Estella  junto a sus padres, Victoria y Daniel de Suecia.(CP)
El pequeño Oscar y la pequeña Estella junto a sus padres, Victoria y Daniel de Suecia.(CP)

Pero si ha habido unas imágenes que han provocado la ternura más absoluta, esas han sido las de los dos hermanos de Julian, los pequeños Gabriel y Alexander de Suecia. Los pequeños se han acercado a las aguas bautismales, han mirado con curiosidad a su hermano y han recibido el cariño de sus padres y de su tía Magdalena, que llevaba largo tiempo sin verlos, ya que no ha podido viajar desde Estados Unidos debido a las restricciones de la pandemia.

placeholder Magdalena junto a uno de sus sobrinos durante el bautizo. (CP)
Magdalena junto a uno de sus sobrinos durante el bautizo. (CP)

placeholder Alexander junto a su hermano, Julian de Suecia, en el bautizo de este último. (CP)
Alexander junto a su hermano, Julian de Suecia, en el bautizo de este último. (CP)

placeholder Los hermanos de Julian de Suecia recogen las aguas bautismales. (CP)
Los hermanos de Julian de Suecia recogen las aguas bautismales. (CP)

Posado real en un bautizo atípico

Más allá de las anécdotas con los más pequeños de la familia real sueca, este ha sido un bautizo marcado por las restricciones de la pandemia. A la capilla apenas han acudido 80 invitados y ha sido la primera vez en mucho tiempo que la ceremonia de bautismo de un miembro de la familia real sueca no era retransmitida en directo por televisión. Lo que sí la ha dotado de cierta normalidad han sido otros detalles como el desfile de la Guardia Real pocos minutos antes del inicio de la liturgia, las salvas en honor del pequeño Julian o el posado al completo de la familia real.

placeholder Posado de la familia real sueca tras el bautizo de Julian. (CP)
Posado de la familia real sueca tras el bautizo de Julian. (CP)

Dicha 'normalidad' ha estado en los detalles: el agua que se derrama sobre el pequeño procede de una fuente de Öland. La tradición se remonta al bautizo de Victoria, heredera al trono. Otro dato tiene que ver con el altar, decorado con flores y la corona del príncipe Federico Adolfo de Suecia, con más de 250 años de antigüedad. La de la exhibición de alguna corona es otra de las tradiciones que siempre cumple la familia real sueca.

placeholder Magdalena de Suecia junto a Chris O'Neill y sus tres hijos tras el bautizo del príncipe Julian.(CP)
Magdalena de Suecia junto a Chris O'Neill y sus tres hijos tras el bautizo del príncipe Julian.(CP)

placeholder Los reyes Gustavo Adolfo y Silvia de Suecia.(CP)
Los reyes Gustavo Adolfo y Silvia de Suecia.(CP)

placeholder Victoria y Daniel de Suecia junto a sus hijos, Oscar y Estelle.(CP)
Victoria y Daniel de Suecia junto a sus hijos, Oscar y Estelle.(CP)

placeholder Sofía de Suecia posa con el pequeño Julian tras el bautizo. (CP)
Sofía de Suecia posa con el pequeño Julian tras el bautizo. (CP)

placeholder Julian de Suecia, a punto de recibir las aguas bautismales. (CP)
Julian de Suecia, a punto de recibir las aguas bautismales. (CP)

El redactor recomienda