Marido y mujer: así ha sido la boda de Jaime de Borbón-Dos Sicilias y Charlotte Lindesay
  1. Casas Reales
ENLACE REAL

Marido y mujer: así ha sido la boda de Jaime de Borbón-Dos Sicilias y Charlotte Lindesay

A las afueras de Palermo y en un impresionante templo, los duques de Noto se han dado el 'sí quiero' teniendo muy presentes los orígenes de ambos y ante más de 200 invitados

Foto: Jaime de Borbón-Dos Sicilias y Charlotte Lindesay-Bethune. (Gtres)
Jaime de Borbón-Dos Sicilias y Charlotte Lindesay-Bethune. (Gtres)

Jaime de Borbón-Dos Sicilias y Charlotte Lindesay-Bethune ya son marido y mujer. El hijo de los duques de Calabria y nieto del infante don Carlos y la joven escocesa se han dado el 'sí quiero' en la impresionante Catedral de Santa María la Nueva de Monreale, a las afueras de la ciudad de Palermo. Una espectacular iglesia cuyas paredes, cubiertas de mosaicos compuestos por teselas de oro, han sido testigos de la unión de los duques de Noto, acompañados de más de 200 invitados. Y entre ellos, muchos representantes de la realeza y la aristocracia europea.

Con el sí quiero y la salida de la iglesia, los novios ya se olvidaban de los nervios propios de estos últimos días, ya que además se encontraron con un pequeño contratiempo poco antes de la esperada fecha. Las medidas sanitarias les obligaron a cambiar de ubicación en el último momento. En un principio, tenían previsto celebrar la ceremonia religiosa en la Catedral de Palermo, pero finalmente lo han hecho en el Duomo de Monreale, a las afueras de la capital siciliano. Un cambio que seguro no les ha importado mucho si tenemos en cuenta la espectacularidad del templo.

placeholder La Catedral de Monreale. (Cordon Press)
La Catedral de Monreale. (Cordon Press)

Hasta allí se han ido acercando los numerosos invitados, entre los que no hemos visto representación de los Borbón y Grecia, a pesar de la amistad que une a las dos familias. Sí a Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James, duques de Huéscar, o el otro de los hijos del duque de Alba, Carlos, con su mujer, Belén Corsini, que también el pasado sábado acudían como invitados a la boda de la hermana de la duquesa de Osorno. Palazuelo escogió un vestido midi con estampado floral y tejido satinado firmado por Leandro Cano. Un diseño exclusivo que se puede encontrar en EsFascinante por 600 euros. Lo combinó con unas sandalias rojas de medio tacón fino. Para el peinado se decidió por un moño con tocado mimoki diseñado para ella, de estilo goyesco, dorado, de rafia, y con adornos de pompones azules, elaborado en exclusiva para EsFascinante.

Su cuñada, Belén Corsini, lució un Mimoki a medida en rafia y parasisal, un diseño estilo abanico en tonos tabaco con plumas en crudo y ocre y un vestido de Matelier.

placeholder Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James. (Gtres)
Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James. (Gtres)

No sabemos si por tradición o un fallo en la planificación, esta vez ha sido ella quien llegaba antes a la puerta de la iglesia. Lo ha hecho en un coche de caballos y con el sonido de las gaitas de fondo, haciéndo así homenaje a sus orígenes escoceses, que también ha estado presente en la indumentaria de algunos invitados, que no han dudado en lucir el tradicional kilt. Junto a su padre, el conde de Lindsay, ha esperado paciente en el carruaje hasta que ha hecho su aparición su futuro marido, el duque de Noto.

placeholder La novia en el carruaje tirado por caballos. (Gtres)
La novia en el carruaje tirado por caballos. (Gtres)

Él lo ha hecho en un flamente vehículo negro y acompañado de su madre y madrina, Sofía Landaluce, con un vestido largo en color rosa y la tradicional mantilla negra.

placeholder La madre del novio. (Gtres)
La madre del novio. (Gtres)

Tras su entrada a la iglesia, el coche de caballos en el que iba Charlotte recorría unos metros más para dejar a la novia en la puerta. Se desvelaba por fin uno de los secretos mejor guardados de toda boda, el vestido de la novia. Un diseño con falda ligeramente evasé y cuerpo de encaje, cerrado al cuello. El velo no le cubría la cara, sino que lo llevaba prendido desde la tiara, que no ha faltado en este enlace real, como es costumbre.

placeholder Jaime de Borbón-Dos Sicilias y Charlotte Lindesay-Bethune, recién casados. (MonrealeLive.it)
Jaime de Borbón-Dos Sicilias y Charlotte Lindesay-Bethune, recién casados. (MonrealeLive.it)

Tras la ceremonia, hemos visto a los novios saliendo de la Catedral de Monreale, ya convertidos en marido y mujer. El mismo carruaje que había llevado a la novia servía después como vehículo para llevar a los recién casados al lugar de la celebración, el Palacio Real de Palermo, también llamado Palacio de los Normandos.

placeholder Jaime de Borbón-Dos Sicilias y Charlotte Lindesay-Bethune. (Gtres)
Jaime de Borbón-Dos Sicilias y Charlotte Lindesay-Bethune. (Gtres)

Este lugar fue una de las cosas que más claras tuvieron a la hora de planificar su enlace. Antigua propiedad de los Borbón-Dos Sicilias, el duque de Noto quería honrar a sus orígenes en un día tan importante, y recibió el permiso de las autoridades de Palermo para poder hacer realidad su sueño.

Jaime de Borbón Dos Sicilias Bodas Familia Real Española