5 años de la muerte del duque de Calabria, el querido primo de Don Juan Carlos
  1. Casas Reales
UN HOMBRE DISCRETO, SIN AFÁN DE PROTAGONISMO

5 años de la muerte del duque de Calabria, el querido primo de Don Juan Carlos

Este lunes no habrá misa funeral multitudinaria. Las medidas sanitarias y la discreción de la familia han hecho que la liturgia religiosa sea privada y sin la presencia de los reyes

Foto: 5 años de la muerte del duque de Calabria, el querido primo de Don Juan Carlos
5 años de la muerte del duque de Calabria, el querido primo de Don Juan Carlos

El duque de Calabria, Carlos de Borbón Dos-Sicilias, fallecía el 5 de octubre de 2015 en su finca La Toledana, en Retuerta del Bullaque.

Han pasado cinco años y este lunes no habrá una misa funeral multitudinaria en su recuerdo. Tampoco la hubo el año pasado por deseo expreso de la viuda, Ana de Francia.

Esta vez, las medidas sanitarias y la discreción que siempre acompañó a la familia han hecho que la liturgia religiosa sea totalmente privada y sin la presencia de los reyes, como así han confirmado desde el palacio de la Zarzuela a Vanitatis.

[LEA MÁS: La reina Sofía ya no luce el anillo de pedida que le regaló el rey Juan Carlos]

Por parte de la los familiares directos tampoco hay convocatoria religiosa y sí una misa en la parroquia a la que acude la viuda. También se ofrecen en El Escorial, en Toledo y en el monasterio de las Comendadoras de Santiago, en la plaza de las Comendadoras de Madrid. Este recinto está muy unido a la casa actual de Calabria. La duquesa viuda y el infante don Carlos se encargaron de donar dinero para su restauración.

El duque de Calabria, Carlos de Borbón Dos Sicilias, en una imagen de archivo. (EFE)
El duque de Calabria, Carlos de Borbón Dos Sicilias, en una imagen de archivo. (EFE)

Una vez que falleció su marido ha seguido favoreciendo la recuperación a través de varias iniciativas. Una de ellas fue organizar una exposición con noventa acuarelas pintadas por ella misma y que tuvieron una venta excelente.

La aristócrata Pertenece al grupo Pro Arte que fundó su gran amiga, la pintora y también mecenas Mayte Spinola. De ella decía que “es una gran artista. Sus obras están repartidas en museos de todo el mundo y recientemente participó con verdadero éxito en la bienal “veinte pintores unidos por la acuarela”.

Una de las características de este matrimonio y de sus cinco hijos ha sido, siempre, la discreción en todas sus manifestaciones públicas y privadas. Por deseo expreso de su primo, el rey Juan Carlos, el descendiente de la Casa de las Dos Sicilias fue nombrado infante de España por Real Decreto el 6 de noviembre de 1987. Y como tal recibió honores reales y militares en el funeral celebrado en la basílica de El Escorial.

El acto religioso estuvo presidido por los reyes Felipe VI y Letizia. Acudieron los reyes eméritos, la infanta Elena, los cinco hijos con sus respectivos cónyuges, así como representantes políticos y de la llamada sociedad civil.

Don Juan Carlos y Doña Sofía durante el funeral en memoria del infante Carlos de Borbón-Dos Sicilias. (EFE)
Don Juan Carlos y Doña Sofía durante el funeral en memoria del infante Carlos de Borbón-Dos Sicilias. (EFE)

La relación del monarca jubilado y el duque de Calabria viene desde la infancia. Los dos cumplían años el mismo mes y año. Don Juan Carlos el 5 de enero y el primo el 16. Las dos familias vivieron el exilio y más tarde estudiaron juntos en la finca Las Jarillas juntos a los hermanos Falcó, Carlos y Fernando y el marqués de Isasi, Jaime Carvajal, entre otros alumnos seleccionados como compañeros de internado del joven príncipe.

Más tarde conocería a su mujer, Ana de Orleans, hija de los condes de París, en la boda celebrada en Atenas de Don Juan Carlos y Doña Sofía.

Esa unión se mantuvo hasta la muerte de Carlos de Borbón y la heredaron también desde su nacimiento las infantas y Felipe VI con sus cinco primos, los Calabria.

Cristina, la mayor, y su marido, Pedro López Quesada, han compartido los peores momentos con Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina durante la imputación y el juicio por el Caso Nóos.

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en Vitoria. (Gwtty)
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en Vitoria. (Gwtty)

Cuando el matrimonio tuvo que ir a declarar a Palma, la hija de los duques de Calabria se trasladaba hasta Ginebra para supervisar la vida cotidiana de los hijos. La finca La Toledana ha sido también el refugio del matrimonio antes de que Urdangarin entrara en prisión.

Lo mismo sucede entre la duquesa de Calabria y la reina Sofía, que han compartido salidas y almuerzos privados. Una de las últimas veces que se las vio juntas fue antes del inicio de la pandemia. Una reunión en la que también participaron Simeón de Bulgaria, su mujer, Margarita Gómez-Acebo y Carolina Herrera.

Este 5 de octubre habrá un recuerdo para el duque de Calabria, que se le homenajeará como un hombre bueno, discreto, que nunca quiso más protagonismo que el que le otorgó su primo don Juan Carlos.

Su actividad más notoria era otorgar una histórica condecoración, la Orden Constantiniana de San Jorge.

Duque de Calabria Rey Don Juan Carlos Rey Felipe VI Iñaki Urdangarin Infanta Elena Infanta Cristina
El redactor recomienda