Carolina de Mónaco sigue como primera dama: acto feminista y su look menos Chanel
  1. Casas Reales
PRINCIPADO DE MÓNACO

Carolina de Mónaco sigue como primera dama: acto feminista y su look menos Chanel

La princesa ha inaugurado una exposición dedicada a la mujer en el principado. Esta vez, ha elegido un estilismo discreto y sencillo para poner en valor la evolución femenina

Foto: La princesa Carolina de Mónaco. (EFE)
La princesa Carolina de Mónaco. (EFE)

Su papel como perfecta sustituta de Charlène de Mónaco sigue en auge… ¡Hacía años que no la veíamos tanto y esto nos hace recordar tiempos dorados del principado! La última aparición pública de Carolina de Mónaco ha sido en un acto de carácter feminista que solo ella podía presidir por la viculación especial que tiene con él. Se trataba de la inauguración de una exposición en la Asociación de Mujeres Monegascas, de la que ella es presidenta de honor, así que no podía faltar. La muestra, según explican sus organizadoras, quiere poner el centro de atención en la mujer trabajadora en el ámbito del patrimonio, la cultura o el arte, y se podrá visitar hasta el próximo 2 de octubre.

La hermana del príncipe Alberto llegaba sola a la sede de la asociación para conocer de cerca los detalles del proyecto, charlar con algunas de las responsables y recorrer la exposición. Fue recibida con un ramo de claveles rojos y blancos que, curiosamente, hacían juego con su look. Esta vez Carolina prefirió no elegir uno de esos diseños de Chanel que siempre la hacen protagonista, como el que lució hace unos días en la gala por la Salud Planetaria en Montecarlo. Tampoco recurrió a sus habituales dos piezas de tweed de la maison francesa que tanto le gustan, ni a sorprendentes combinaciones (recordad el conjunto de Chanel que llevó el 17 de septiembre en el Sporting de Montecarlo).

La eventual primera dama de Mónaco prefirió un look de perfil bajo, aunque ideal, como todos los suyos. Se trataba de un vestido tipo caftán con estampado en rojo y blanco, largo por los tobillos, cuello caja y mangas anchas, con un cinturón. Es muy del estilo de los que diseña su nuera, Tatiana Santo Domingo, en su firma Muzungu Sisters, de estilo étnico y bohemio. Lo combinó con unas sencillas sandalias nude y casi sin accesorios. Elegante y sencilla, manteniendo una posición discreta pese a su estatus royal, en un acto donde lo importante era hablar de feminismo.

La Unión de Mujeres Monegascas fue creada el 4 de agosto de 1958 y más tarde pasó a llamarse Asociación para la Defensa de los Intereses de las Mujeres Monegascas. Las primeras reclamaciones que pusieron en marcha se referían al derecho a votar y a presentarse a las elecciones al Consejo Nacional, a la igualdad de derechos entre los hijos de madres monegascas y los nacidos de padres monegascos, entre otras. Carolina es presidenta honoraria, un ofrecimiento que no dudó en aceptar, pues ella está muy concienciada con el feminismo. No en vano ha sido una mujer que ha roto moldes y tabúes en el conservador mundo de la realeza.

placeholder El vestido que lucía Carolina. (Redes)
El vestido que lucía Carolina. (Redes)

El año pasado, en una entrevista, la princesa hablaba precisamente de cómo ha vivido los prejuicios machistas desde la cuna: “Recuerdo que mi madre me decía de buena fe: 'No necesitas estudiar". También recuerdo a un profesor universitario que me dijo con una crueldad increíble: 'Estás ocupando el lugar de un estudiante digno'. Pero siempre quise superar los obstáculos. Siempre me sentí en competencia con los chicos. Quería hacerlo mejor que ellos, en el colegio o en los deportes. Esta competencia me ha perseguido durante mucho tiempo. A los 20 yo era así".

También se ha manifestado con relación a la violencia de género y al movimiento Me Too. "Me preocupan mucho los feminicidios. Y hasta ahora no podemos decir que le dimos mucha importancia a las mujeres maltratadas", aseguró en una entrevista para 'Madame Figaro', en la que también participó su hija Carlota.

Carolina de Mónaco
El redactor recomienda