¿Qué come la princesa Leonor en Gales? Descubrimos el menú del UWC Atlantic College
  1. Casas Reales
Un menú muy variado

¿Qué come la princesa Leonor en Gales? Descubrimos el menú del UWC Atlantic College

Aunque la información sobre la estancia de Leonor en Gales es escasa, sí sabemos algunos detalles sobre su vida en el colegio, como sus actividades o su menú

Foto: La princesa Leonor, en el UWC Atlantic College de Gales. (Casa de S. M. el Rey)
La princesa Leonor, en el UWC Atlantic College de Gales. (Casa de S. M. el Rey)

Hace unos meses la princesa Leonor cambió su vida para siempre. Aunque parezca una afirmación un tanto categórica, lo cierto es que no se puede denominar de otra forma a la experiencia que está viviendo desde septiembre, cuando hizo las maletas y se mudó a Gales, donde ha empezado sus estudios de bachillerato en el UWC Atlantic College, un internado en el que pasará los próximos dos cursos.

Ahora la vida de la Princesa de Asturias es muy diferente a todo lo que había conocido hasta el momento, no solo porque está alejada de su familia, algo que supuso para ella una gran pena, como se pudo comprobar en el momento de la despedida en el aeropuerto, también porque ha conocido a gente nueva con la que forjará vínculos únicos, está viviendo nuevas experiencias y disfrutando de nuevas aventuras.

placeholder La princesa Leonor y la infanta Sofía, en Santiago. (Limited Pictures)
La princesa Leonor y la infanta Sofía, en Santiago. (Limited Pictures)

Aunque la información que recibimos sobre la vida en el Atlantic College es escasa, hay algunos datos que sí vamos conociendo, como que la Princesa parece estar aprovechando la oportunidad que este centro le brinda para descubrir nuevas habilidades, al parecer ha querido aprender a bailar salsa, y también para disfrutar de otras que ya tenía, como el cine, pasión que comparte con sus padres y su hermana.

Mientras aprenden diferentes culturas gracias a la experiencia que les ofrece el centro, donde no solo conviven jóvenes de diferentes países, sino que también promueven distintas actividades donde ponen sus costumbres en común para aprender unos de otros, la princesa Leonor va integrándose en su nuevo centro y adaptándose a las normas que allí se aplican, por ejemplo, a la hora de comer.

Los horarios de las comidas son estrictos y se adaptan a los de las clases, para que los alumnos puedan compaginarlos sin tener que ir corriendo de un lugar a otro, por eso los fines de semana son un poco diferentes. El desayuno se sirve entre las 7:15 y las 7:50 de la mañana y hay una pausa para el 'café' sobre las 10:25. La comida está disponible entre las 12:00 y las 13:45, y la cena entre las 17:30 y hasta las 19:00. Si bien estos horarios no se ajustan demasiado a las costumbres españolas, encajan a la perfección con las de Reino Unido, al fin y al cabo el colegio está en Gales.

La experiencia de comer en el comedor no es nueva para la Princesa, que ya hacía lo propio en el colegio Santa María de los Rosales. Allí los jóvenes llevaban una alimentación muy saludable y equilibrada, sobre todo tras la intervención de la reina Letizia, amante de la buena nutrición y siempre pendiente de que sus hijas se alimenten de forma equilibrada. Según recogió ‘La Otra Crónica’ en su día, ella se encargó de que del menú desaparecieran los sanjacobos y los fritos.

placeholder Leonor y Sofía, en una imagen de archivo cuando ambas acudían al colegio Santa María de los Rosales. (EFE)
Leonor y Sofía, en una imagen de archivo cuando ambas acudían al colegio Santa María de los Rosales. (EFE)

Durante su estancia en este colegio, la Princesa de Asturias solo tenía una vez al mes huevos con patatas, y dos veces al mes comía pasta. Las carnes rojas quedaban relegadas a tres veces al mes, como hamburguesa, albóndigas o ragout, eso sí, todo preparado de forma muy saludable, como a la plancha o al vapor, influencia de doña Letizia. Además las verduras y legumbres del menú son ecológicas y se aconsejó a los padres que evitaran la bollería como snack de media mañana.

Doña Letizia se mostró muy interesada en que sus hijas llevaran una alimentación lo más parecida a la que llevarían en casa, algo que al parecer provocó cierto malestar entre los padres de otros alumnos porque encareció el precio del comedor, aunque todos reconocieron que el menú era más saludable. Ahora que la distancia entre ellas es mayor, ignoramos si la Reina intentará hacer algo similar en el centro de Gales, aunque los datos sobre los menús que escogen para los alumnos no son muchos.

Gracias a las redes sociales sí que hemos podido echar un vistazo a algunos de los platos con los que los jóvenes se alimentan y que parecen seguir los principios del centro. No solo encontramos platos tradicionales de la cocina británica, como las alubias y los huevos para el desayuno, también otros platos típicos de la cocina de otros lugares, como burritos (que parecen los preferidos de algunos estudiantes), arroz con huevos fritos o pasta cocinada de muchas maneras.

Como sucede con la mayoría de los adolescentes, la persona que actualiza la cuenta parece tener algunos claros favoritos y no ser demasiado partidaria de otros. Por suerte para ellos, el centro cuenta con cocinas en los pabellones a las que los alumnos tienen acceso y así pueden prepararse lo que más les guste. De esta forma, si los garbanzos con ensalada de espinacas no terminan de convencerles, siempre pueden aprovechar para disfrutar de un brownie calentito antes de irse a la cama.

Los alumnos pueden comer al aire libre, siempre que el tiempo lo permita y no llueva, lo que sería desagradable, porque además el centro les ofrece la posibilidad de tenerles la comida preparada para llevar, una suerte de pícnic que les ayuda a no saltarse ninguna comida si, por lo que sea, los horarios no les vienen bien o no se encuentran disponibles en ese momento.

Muchas de las actividades del centro están relacionadas con la comida, una forma de que los alumnos sientan menos nostalgia al recordar aromas y sabores de casa, pero también para que aprendan a comer saludable. Por ejemplo, pueden coger piezas de fruta que tomar a lo largo del día, como mandarinas o plátanos, un snack ideal y saludable que seguro que contará con la aprobación de la reina Letizia.

Leonor Borbón
El redactor recomienda