La opinión de la biógrafa del rey Juan Carlos sobre la reina Sofía y Corinna Larsen
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

La opinión de la biógrafa del rey Juan Carlos sobre la reina Sofía y Corinna Larsen

Mientras que la Reina emérita recibe halagos por parte de Laurence, Corinna es bautizada como la "Madame Pompadour del siglo XXI"

Foto: Corinna Larsen, en una imagen de archivo. (Getty)
Corinna Larsen, en una imagen de archivo. (Getty)

No se puede hablar de la figura de don Juan Carlos sin mencionar a las dos mujeres que han marcado su vida: la reina Sofía, su esposa y apoyo a pesar de todo, y Corinna Larsen, la "amiga entrañable" con la que se han torcido, y mucho, las cosas. Y aunque en su nuevo libro, 'Mon Roi déchu', la francesa Laurence Debray se centra en su totalidad en el Rey emérito, descubriéndonos los inicios de su admiración hacia él, cómo llegó a convertirse en su amiga, o incluso narra cómo fue su encuentro más reciente en Abu Dabi, también tiene unas palabras para la emérita y Corinna, aunque pocas.

Juan Carlos y la propia Laurence -con sus vivencias y opiniones- son los protagonistas de este libro en el que los otros miembros del círculo del emérito quedan en un segundo plano. De la reina Sofía asegura Debray que "nació en un palacio y se nota: tiene una facilidad y una naturalidad para llevar un vestido de gala a media tarde, para soportar el crepitar de los destellos sin pestañear, para sonreír a los extraños como si fueron sus mejores amigos. Incluso estrecha impasible las manos de quienes la desprecian". Una descripción de una reina profesional "que nunca se ha equivocado, que nunca ha querido seducir a los españoles con hermosos vestidos, sino solo con acciones".

Foto: El rey Juan Carlos, en una imagen de archivo. (Getty)

Y claro, hablando de la emérita, no puede obviar el encontronazo que las dos Reinas tuvieron en Palma en la que se suponía "una reunión amistosa, pero que acabó en una pelea". "La ilusión se disipa repentinamente: la reina Letizia se opone a la reina emérita, abuela predilecta de los españoles, el emblema irreprochable de la realeza, que intenta posar dos veces con sus dos nietas. Felipe intenta una conciliación pero no logra imponerse contra su esposa. Juan Carlos pone los ojos en blanco y sale corriendo, abrumado", describe Debray el episodio.

placeholder La reina Sofía, luciendo perlas en una imagen de archivo. (Cordon Press)
La reina Sofía, luciendo perlas en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Si para la reina Sofía todo son buenas palabras, para Corinna Larsen todo lo contrario. No solo la bautiza como la "Madame Pompadour del siglo XXI", sino que la anima para que escriba un libro de título 'Profesión: cortesana real', según Laurence un "éxito de ventas garantizado". "¿Cómo -se pregunta- su 'amiga entrañable' recibe como regalo del rey 65 millones de euros en su cuenta bancaria en Suiza después del escándalo de la caza? Podría haber pedido joyas, cuadros, una villa con piscina, caballos de carreras. Optó por el efectivo, 'un regalo que tiene valor sentimental', explicó a la prensa. ¿No tiene una obra de arte más valor sentimental que un fajo de billetes?", ironiza.

"Con la alegría y la emoción, se olvidó de preguntar el origen de los fondos. Sin duda una bagatela para ella, pero no para la justicia suiza: se encuentra imputada por blanqueo de capitales", continúa. "Y mientras, defiende su causa gracias a una campaña mediática que parece un ajuste de cuentas con la familia real, con argumentos a menudo increíbles. Por ello se ganó el apodo de 'corinnavirus' en la corte de España".

Para la autora, y para muchos, "Corinna Larsen, que todavía intentar llamarse princesa Sayn Wittgenstein, el nombre de su segundo exmarido, un aristócrata alemán doce años menor que ella y padre de su hijo, sigue siendo un enigma fascinante. Sus ojos claros, su boca perfilada, su sonrisa de anuncio de pasta de dientes, su silueta de modelo, su impecable pelo rubio y su pose coqueta podrían convertirla en una caricatura de la alta sociedad".

Una mujer que "combina la perspicacia para los negocios y el arte de la seducción: una alianza imparable. Ha demostrado ser tremendamente eficaz. Todo lo debe a su tenacidad, a su atrevimiento. Gracias a ella he aprendido que se puede vivir en un pied-à-terre en Mónaco, en un chalet en Suiza y en una casa cerca de Buckingham Palace, pasar semanas en clínicas de belleza, vivir rodeada de un enjambre de abogados, asistentes, peluqueros y estilistas, sin ser actriz ni celebrity".

También habla de Letizia

Aunque pocas, también hace alguna que otra mención a Letizia, de quien dice que junto al Rey ha cerrado la Casa Real "con un triple giro de candado". Y se explaya: "Felipe y Letizia impusieron una distancia protectora a los medios y a los españoles. Algunas imágenes de la vida cotidiana de la familia real se destilan durante el quincuagésimo cumpleaños del rey, por ejemplo, imágenes patéticas de una comida dominical en torno a un simple caldo, de la salida anticipada de la escuela por parte de las princesas. Imágenes de vida sin vida. Nunca tendría acceso a Felipe, su séquito, su verdad, sus sentimientos, como pude hacer con su padre".

placeholder El rey Juan Carlos y la reina Letizia. (EFE)
El rey Juan Carlos y la reina Letizia. (EFE)

Asimismo, no deja pasar la oportunidad de destacar la delgadez de la Reina en uno de los encuentros que tuvo con ella en 2013: "Es tan delgada que uno se pregunta cómo, encaramada sobre unos inmensos tacones, no se rompe en mil pedazos. Ella controla su estado de ánimo ansioso por no cometer errores. La profesión de princesa no se aprende fácilmente".

Reina Sofía Rey Don Juan Carlos
El redactor recomienda