Logo El Confidencial
después de vender la app a facebook en 2012

Los fundadores de Instagram se despiden de la empresa: la vida de 'selfie' de Kevin y Mike

Pese a lo que pueda parecer, ninguno de los dos ejercen como celebrities, pero no cabe duda de que lo son. Nerds y celebs al mismo tiempo

Foto: Los fundadores en una imagen de 2012. (Reuters)
Los fundadores en una imagen de 2012. (Reuters)

“Ahora estamos listos para nuestro próximo capítulo”. Los jóvenes con cara de nerds que han pronunciado esa frase se llaman Kevin Systrom y Mike Krieger. Y pocos lo saben, pero ambos están detrás de cada selfie, cada storie y cada boomerang que hacemos cada día a través de nuestra cuenta de Instagram. Los dueños y señores del invento han decidido tomarse un respiro de la compañía que fundaron en 2010 y que fue adquirida por Facebook en 2012. El precio de aquella venta: 1.000 millones de dólares que han hecho que la compañía multiplique su valor y sus usuarios pasen de los 30 millones a los 1.000. Las razones para la salida de Systrom y Krieger no están demasiado claras, pero sí el giro radical que prometen dar sus vidas a partir de ahora.

[LEER MÁS: Los fundadores de Instagram, Kevin Systrom y Mike Krieger, abandonan la compañía]

Kevin Systrom en un acto de Instagram.  (Reuters)
Kevin Systrom en un acto de Instagram. (Reuters)

Muchos aseguran que, al igual que ha ocurrido con los pioneros del cine o los de la pintura moderna, algún día se estudiarán las obras y milagros de aquellos que revolucionaron la red en los albores de este siglo XXI. Si eso es cierto, también se tendrán en cuenta sus vidas como parte indisoluble de aquello que han creado. La existencia de Krieger y Systrom es, por ahora, bastante normal. El primero, brasileño emigrado a Estados Unidos, conoció a su novia, Kaitlyn Trigger, en una fiesta. Aquella no era una fiesta cualquiera, ya que allí se encontraban algunos de los jóvenes con más talento del mundo virtual.

Dos matrimonios felices

Kaitlyn trabajaba en Akqa, una agencia publicitaria, y él hacía sus pinitos en Meebo, una aplicación de mensajería instantánea. Ella, que siempre se había considerado a sí misma una nerd, pareció encontrar al chico que mejor encajaba con esa idea. La fiesta de compromiso de la pareja también estuvo relacionada con el universo 2.0, ya que la celebraron en el mismo vecindario en el que vive el famosísimo fundador de Facebook, Mark Zuckerberg.

Una vez constituidos como pareja, a Trigger incluso se le ocurrió una especie de versión amorosa del Instagram ideado por su novio. Su nombre, Lovestagram. El primer mensaje de la app fue el de la joven hacia su chico, pero el éxito de esa aplicación, tal y como ha demostrado el veloz tiempo de las redes sociales, ha sido nulo. La boda de ambos fue bastante privada, pese a que no evitaron comentarla en varias publicaciones.

No tanto la de Kevin Systrom. Su hoy mujer, la CEO de la compañía eléctrica Sutro, organizó un bodorrio de estilo jazzístico que incluyó invitados disfrazados de Halloween y un impresionante despliegue en Beaulieu Vineyard, un viñedo californiano. “Siento que tengo dos grandes ideas al año y esta ha sido una de ellas”, confesó la joven. Las fotografías de aquel día son verdaderamente impresionantes. Fue, desde luego, la boda con la que todo el mundo sueña.

Ver esta publicación en Instagram

So happy to be married to this one 😘 @nicole

Una publicación compartida de Kevin Systrom (@kevin) el

La cuenta de Kevin es un espejo de sus muchas aficiones y de lo que quiere mostrar de su vida, expuesta como la de cualquier joven entre jornadas de ciclismo, conferencias y momentos especiales con su hija. “Muy feliz de casarme con esta”, escribió bajo la imagen de boda que compartió en Instagram el día que se casó con Nicole. Desde entonces no es difícil saber de él o verle junto a su hija Freya en alguna foto realizada en las calles de San Francisco. Su perfil de Instagram lo muestra absolutamente todo. Él es, además, el más protagonista de los dos fundadores de Instagram. En su álbum más público, aquel que retratan los reporteros gráficos que cubren las fiestas de medio mundo, se le puede ver compartiendo photocall con Kim Kardashian o haciéndose un selfie con Sophia Loren.

Systrom junto a Sophia Loren en 2015. (Getty)
Systrom junto a Sophia Loren en 2015. (Getty)

Pese a lo que pueda parecer, ni Kevin ni Mike ejercen como celebrities, pero no cabe duda de que lo son. Nerds y celebs al mismo tiempo, una mezcla que solo podría dar este siglo. Hace apenas unos meses, el segundo acudió con su esposa a la gala MET vestido de punta en blanco. Y allí se codeó con la mismísima Lady Gaga y con todo el famoseo que, vestido de punta en blanco, suele dejarse ver en la imprescindible cita con la moda neoyorquina. Ahora, Kevin abandona la dirección ejecutiva de Instagram y Mike Krieger la tecnológica. Tras de sí dejan un invento que ha marcado las vidas de medio planeta a lo largo de esta década. Solo el tiempo dirá si sus nombres son parte de la historia o tan efímeros como esos mundanos stories que apenas duran 24 horas.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios