Madeleine McCann, así es la vida de su familia 13 años después de su desaparición
  1. Celebrities
Nuevos pasos en la investigación y anomalías

Madeleine McCann, así es la vida de su familia 13 años después de su desaparición

La investigación del caso dio un vuelvo hace menos de dos meses al identificar Scotland Yard a un nuevo sospechoso, un presidiario alemán. ¿Qué anomalías se sucedieron en ese caso?

Foto: Madeleine McCann, así es la vida de su familia 13 años después de su desaparición
Madeleine McCann, así es la vida de su familia 13 años después de su desaparición

Trece años han pasado desde la desaparición de Madeleine McCann, que ahora tendría 17 años, mientras estaba de vacaciones con su familia en la costa sur de Portugal. Una investigación llena de anomalías que volvía a los titulares este verano tras ser identificado un presidiario alemán de 43 años, que en el momento del suceso acampaba con su autocaravana en la zona, como nuevo sospechoso y principal foco de las pesquisas.

La policía alemana llevaba a cabo un registro a finales de julio de un espacio ajardinado en Seelze, cerca de la ciudad de Hannover, como parte de la investigación que trata de esclarecer el misterio que rodea este caso, aún sin resolver y que les ha llevado a comenzar una excavación en dicho terreno cercano al domicilio de Christian Brückner, la persona identificada por la Fiscalía de este país como el principal sospechoso de haber secuestrado y asesinado a la niña.

La policía alemana excava en busca de pruebas en un jardín de Hannover en el marco de la investigación del caso Maddie McCann. (EFE)
La policía alemana excava en busca de pruebas en un jardín de Hannover en el marco de la investigación del caso Maddie McCann. (EFE)

Y es que, al contrario de Scotland Yard, la policía germana parte en su investigación de la base de que la niña fue asesinada. La portavoz de la Fiscalía, Julia Meyer, informaba a los medios sobre el porqué del procedimiento que se había puesto en marcha y al que acudieron varios vehículos policiales a buscar pruebas ayudados de palas, rastrillos, perros y hasta una excavadora, en una acción que hizo creer que están buscando el cadáver de Maddie o algún indicio material que aclarase el destino de la pequeña o al menos les indicara el camino adecuado a seguir. Este verano se informaba de que no se pueden dar más detalles pero que, aún sin pruebas forenses, sí tienen evidencias concretas. Sin embargo, sí encontraron un sótano secreto que pertenecía a una cabaña ahora ya inexistente, aunque de momento no se tiene más información y se acumula esto a las anomalías varias que se han sucedido a lo largo de las diferentes investigaciones. Algunas de ellas han sido los 40 minutos que se tardó en avisar a la policía desde la desaparición, el suministro de somníferos a la niña por parte de los padres, el oso de Maddie colocado a una altura a la que la pequeña no llegaba, entre otras.

El trágico suceso ocurrido en 2007 puso la vida de Kate y Gerry McCann patas arriba y se rompió en pedazos aquel día, sin embargo en esta casi década y media han puesto todos sus esfuerzos en salir adelante sobre todo por sus mellizos –Sean y Amelie–, que entonces tenían tan solo dos años y ahora se han convertido en adolescentes brillantes y atléticos que asisten a una escuela católica en Loughborough, el mismo centro donde durante todos estos años se ha mantenido un lugar para Maddie.

Kate McCann, que era médico de cabecera, nunca volvió a su trabajo tras desaparecer su hija, pero ahora es una destacada embajadora de la organización benéfica Missing People. Su marido Gerry, un afamado cardiólogo, es hoy profesor en la Universidad de Leicester y acaba de recibir 1,95 millones de libras para financiar su investigación sobre enfermedades cardiacas.

 Una entrevista de los McCann para la BBC en 2017. (Getty)
Una entrevista de los McCann para la BBC en 2017. (Getty)

No es de extrañar que Kate y Gerry sean muy protectores con sus dos hijos, a los que han inculcado su pasión por el deporte y que apuntan a prometedores atletas. Según publica el 'Daily Mail', a menudo se ve a los cuatro McCann pasear juntos por el pueblo, donde una vela sigue ardiendo las veinticuatro horas del día para Madeleine y las tiendas siguen exhibiendo carteles que rezan: "No te rindas".

[Leer más: Una conocida de Isabel II, testigo clave en la desaparición de Madeleine McCann]

El quinto miembro desaparecido de esta familia tan unida sigue siendo una parte muy importante en sus vidas. El dormitorio de Maddie permanece intacto, sus muñecas y osos de peluche siguen en fila y Kate sigue seleccionando fielmente los regalos para su hija desaparecida cada cumpleaños y cada Navidad

En su página oficial de la campaña 'Encuentra a Madeleine', el pasado 2 de mayo –en el 13º aniversario de su desaparición– escribieron: "Hemos tenido la suerte de pasar más tiempo juntos como familia desde que comenzó el encierro, un bloqueo forzoso para una vida normalmente frenética, un resquicio de esperanza para esta nube oscura. Nos ha hecho pensar más en Madeleine, ya que ella también habría compartido este periodo de especial cercanía con nosotros".

Ver esta publicación en Instagram

Happy 17th birthday Madeleine.

Una publicación compartida de Official Find Madeleine (@officialfindmadeleine) el

Y el pasado 12 de mayo, el día de su cumpleaños, publicaron una foto de la niña, radiante con su camiseta del Everton, acompañada del mensaje: "Te queremos, te esperamos y nunca nos vamos a rendir".

Noticias de Famosos
El redactor recomienda