Kamala Harris, el lado personal de la nueva mujer más poderosa de América
  1. Celebrities
POLÍTICA

Kamala Harris, el lado personal de la nueva mujer más poderosa de América

La vicepresidenta de los Estados Unidos es hija de un jamaicano y una hindú tamil, y se casó hace seis años con un abogado que le lanza románticos mensajes en redes

Foto: Kamala Harris, la nueva vicepresidenta de la Administración Biden. (Reuters)
Kamala Harris, la nueva vicepresidenta de la Administración Biden. (Reuters)

Kamala Harris. Anote este nombre en su agenda de temas (se pronuncia 'Kámala') a sacar en una conversación. Tras unos meses convulsos, con asalto al Capitolio incluido, será hoy oficialmente investida como la primera vicepresidenta mujer de la historia de los Estados Unidos. La furibunda reacción de Donald Trump cuando se anunció como compañera de ticket de Joe Biden fue la mejor manera de dimensionar a la señora Harris, senadora por California, fiscal de larga trayectoria, hija de inmigrantes (aunque no precisamente espaldas mojadas) y la nueva mujer más poderosa de América. Su triunfo es el triunfo de muchas cosas.

La biografía personal de Kamala Harris es casi tan interesante como la profesional. Es hija de un profesor de universidad jamaicano y de una oncóloga tamil. Aunque nació en California, pasó un tiempo viviendo en Canadá cuando sus padres se divorciaron, y se casó hace relativamente poco (en 2014) con un abogado judío. Su árbol genealógico, su edad (56 años) y sus vivencias personales son un antídoto contra los prejuicios y vienen como anillo al dedo para complementar a Joe Biden. De hecho, muchos no apostaban por ella en un principio precisamente por su presunta mala relación con Biden, al que había tachado de racista públicamente.

Ambos hicieron borrón y cuenta nueva en nombre de los intereses demócratas pero también en el de Beau Biden. El hijo de Joe, íntimo amigo de Kamala, falleció en 2015 por un tumor cerebral a la edad de 46 años. La amistad de Harris con el hijo fallecido de Biden fue decisiva para esta complicidad electoral, como reconoció el propio candidato. Beau admiraba mucho a Kamala, con la que trabajó estrechamente durante temporadas, y "no hay opinión que yo valore más que la de Beau, por lo que estoy orgulloso de que Kamala esté conmigo en esta campaña", ha dejado escrito Biden.

Kamala Harris es mujer de lealtades férreas, quizá la más significativa, la que mantiene con su hermana Maya. Para que se hagan una idea, Maya Harris fue la persona que casó a Kamala con su marido, pero también ha sido su jefa de campaña, y es probable que tenga un papel importante en la Administración demócrata. Ambas tienen como un referente muy importante en sus vidas a su madre ya fallecida, Shyamala Gopalan Harris, una científica especializada en el cáncer de mama que abandonó la India para lograr el doctorado en Berkeley. Cuando Shyamala se separó de Donald Harris, tuvo que criar a sus dos hijas en gran parte por su cuenta, lo que le valió al trío el apodo de 'Shyamala y las niñas', según las memorias de Kamala de 2019, 'The truths we hold'.

Combativa, tenaz, dura, ambiciosa... Los adjetivos que suelen acompañar a Harris no casan demasiado con el romanticismo que destila su marido, enamorado como un corderito a juzgar por sus redes. Douglas Emhoff es un abogado experto en el campo del entretenimiento que trabaja para DLA Piper. Según su currículo oficial, "representa a grandes corporaciones nacionales e internacionales y a algunas de las personas e influencers de más alto perfil en disputas complejas de litigios comerciales, inmobiliarios y de propiedad intelectual". Una de esas disputas, según 'The Hollywood Reporter', llevó a Emhoff a representar a la agencia de publicidad TBWA en una demanda a principios de la década de 2000 por los derechos del chihuahua que aparecía en los anuncios de 'Yo quiero Taco Bell' de Taco Bell.

La pareja se conoció en una cita a ciegas, años después de que Emhoff se divorciara de su primera esposa. Después de salir durante poco más de un año, Emhoff le propuso matrimonio rodilla en tierra, en el apartamento de Harris. El día de la boda, Kamala llevaba un vestido dorado y un violonchelista tocaba de fondo mientras la pareja intercambiaba los votos que ellos mismos habían escrito. Honraron sus variadas tradiciones culturales con una guirnalda de flores colocada alrededor del cuello de Emhoff, como es común en las bodas indias, y la rotura de un vaso al final del servicio para marcar la herencia judía de él. La ceremonia, como ya hemos dicho, fue presidida por la hermana de Harris, Maya.

El abogado tiene dos hijos veinteañeros de su primer matrimonio. Ellos y su sobrina Meena, la hija que Maya Harris tuvo con apenas 17 años, son los 'hijos' de Kamala.

Emhoff es un declarado fan de su esposa, a veces hasta el sonrojo (en su biografía de Twitter se describe a sí mismo primero como padre y luego como "marido de Kamala Harris"). Utiliza a menudo las redes sociales para apoyarla políticamente, pero también para declararle su amor y su apoyo incondicional. Algo impensable en el idioma electoral español, aunque más habitual en el estadounidense. No sabemos si a partir de esta noche, cuando su mujer asuma la vicepresidencia de forma oficial, se reservará esos comentarios para la intimidad...

Estados Unidos (EEUU)