Jonathan Taylor Thomas, de voz de 'El Rey León' e ídolo 'Super Pop' a desconocido sin Instagram
  1. Celebrities
la voz de simba en 'el rey león'

Jonathan Taylor Thomas, de voz de 'El Rey León' e ídolo 'Super Pop' a desconocido sin Instagram

El que fuese mito millennial en muchas revistas hoy trata de pasar desapercibido mientras se 'cuecen' muchos proyectos como director que no han llegado a concretarse

Foto: Jonathan Taylor, en uno de los muchos estrenos que frecuentó entre finales de los 90 y principios de los 2000. (CP)
Jonathan Taylor, en uno de los muchos estrenos que frecuentó entre finales de los 90 y principios de los 2000. (CP)

Es rubio, tiene la voz rasgada y este miércoles cumple 40 años. Es poco probable que reciba muchas felicitaciones, al menos públicas. Jonathan Taylor Thomas fue la voz de Simba en la megataquillera 'El Rey León', actor fijo en 'Un chapuzas en casa', aquella sitcom donde Tim Allen no paraba de hacer gracietas y, lo más importante, el 'crush' de millones de adolescentes. A finales de los años 90, la portada de 'Super Pop' estaba ocupada, invariablemente, por sus ojos de pillo y su característica sonrisa. Las otras opciones para esas portadas eran Devon Sawa, con el que actuó en la olvidada 'Jóvenes aventureros', o Leonardo DiCaprio en plena euforia del fenómeno Titanic.

Un rastreo por internet basta para comprobar que este ídolo millennial hoy es un desconocido cuya cara significa más bien poco o nada para la nueva generación. Hablando en plata, la generación Z no tiene idea de quién es. Hollywood, auténtica trituradora de ídolos, nunca consiguió hacer de él una estrella duradera. Los tiempos tampoco ayudan: poco importa (salvo a los fans) hoy día que sea Chris Hemsworth o Robert Downey Jr. el protagonista de la última superproducción de Marvel. La idea de un público que va en masa a ver 'una de Harrison Ford' o 'una de Greta Garbo' ya no existe. Cierto es que el nombre de Jonahan nunca llegó a las alturas de Ford o de Garbo pero sí fue un ídolo teen de primer nivel. Hoy por hoy, (aparte de sus fans) despierta la curiosidad malsana de aquellos que esperan ver a los guaperas de antaño metidos en problemas o con algunos kilos de más. En el caso de este rubio oriundo de Pensilvania, ni una cosa ni la otra.

Este mismo verano, con sus 39 años muy bien llevados, fue noticia por ser 'cazado' por unos paparazzi mientras paseaba a su perro en Los Ángeles. Con capucha oscura, gorra de los Mets de Nueva York y unas gafas de sol, el ya no tan joven actor debió sorprenderse al ver que era noticia por salir con su can tras años sin aparecer en ningún medio. El Jonathan Taylor de la actualidad parece haber huido del mundo del espectáculo. Que se sepa, no tiene perfil en Instagram (al menos para el público) y las noticias sobre un posible regreso al cine suelen ser contradictorias.

placeholder Jonathan Taylor Thomas, en 'Vuelve a casa por Navidad... si puedes'. (CP)
Jonathan Taylor Thomas, en 'Vuelve a casa por Navidad... si puedes'. (CP)

El año pasado, 'Deadline' publicó que JTT (así lo llamaban sus fans) estaba a punto de ser el productor ejecutivo de una serie de televisión basada en las memorias del autor David Henry Sterry. La ficción se llamaba 'Master of Ceremonies: A True Story of Love, Murder, Roller Skates & Chippendales'. Pero poco se ha sabido del tema en todos estos meses. En una breve entrevista publicada en 2013, él mismo explicó las razones de su retirada: "Había estado sin parar desde que tenía 8 años. Quería ir a la escuela, viajar y descansar".

Guapo oficial de las revistas de adolescentes

La fama de Jonathan Taylor Thomas creció como la espuma desde que se hizo con el papel de Randy Taylor, siendo apenas un niño, en 'Un chapuzas en casa'. Protagonizó esa serie desde 1991 a 1999 junto a Tim Allen. Durante ese tiempo, fue el póster de la pared de millones de chicas y desarrolló una filmografía centrada en un cine blanco, familiar y sin ninguna aspiración más que la de entretener.

placeholder Jonathan Taylor Thomas, en su etapa de mayor esplendor. (CP)
Jonathan Taylor Thomas, en su etapa de mayor esplendor. (CP)

Taylor Thomas era algo así como la marca blanca, el Hacendado de los quinceañeros guapos, sin el lado torturado y aspirante a estrella de un Leonardo DiCaprio que, para ser justos, es algo más mayor que él (seis años para ser exactos). En ese cine 'blanco' hay cosas extraordinarias (y no tan blancas) como el célebre doblaje de 'El Rey León'. Pero también 'Tom y Huck', la algo blanda adaptación de las aventuras los personajes de Mark Twain, 'Vuelve a casa por Navidad... si puedes' o 'Speedway Junky' (1999). Ya en el siglo XXI, y pese a apariciones televisivas en series como 'Ally McBeal', 'Verónica Mars' o 'Smalville', Taylor Thomas se fue alejando poco a poco del mundo de la interpretación.

Durante años se fue a estudiar a la Universidad de Columbia, donde se acabó graduando, y quiso reorientar su carrera hacia la dirección. En 2017, fue elegido miembro del Sindicato de Actores de Cine-Federación Estadounidense de Artistas de Radio y Televisión, que representa a alrededor de 160.000 trabajadores de la industria del entretenimiento. El dato es una pista fundamental para saber que se sigue dedicando al 'show business'. Otra fue la publicación de una noticia en la que se hablaba de un proyecto conjunto con otro ex niño prodigio (este sí, muy icónico hasta nuestros días), Macaulay Culkin, a través de la marca de este, Bunny Ears.

placeholder Taylor Thomas en una de las cientos de imágenes de poster de los años 90.(CP)
Taylor Thomas en una de las cientos de imágenes de poster de los años 90.(CP)

Sobre su vida personal, solo se sabe que ha vivido con su madre y su hermano. No se le conoce pareja alguna o, al menos, sus cuitas amorosas no han trascendido en ningún medio de comunicación. Todos los caminos que llevan a él parecen, por el momento, algo difusos. Pero los rastreadores del morbo tampoco han encontrado ninguna historia de ángel caído con la que deleitarse. Taylor Thomas, ya en sus 40 años, es una sombra de lo que fue, la fotografía de portadas que se venden barato en webs como Todocolección. Y, según algunos de sus mejores amigos, está encantado de serlo.

Instagram
El redactor recomienda