Logo El Confidencial

¿Dejar de fumar? Haz que tus nuevos propósitos duren más allá de febrero

La historia se repite todos los eneros: hacemos una lista de buenos hábitos que vamos a introducir en nuestra vida. Y casi nunca lo conseguimos. Aquí tienes unas pistas para lograrlo

Foto: ¿Dejar de fumar o de morderte las uñas? Trucos para conseguir tus buenos propósitos. (Foto: Gucci)
¿Dejar de fumar o de morderte las uñas? Trucos para conseguir tus buenos propósitos. (Foto: Gucci)

La historia se repite enero tras enero: nos hacemos una lista, más o menos larga, de buenos hábitos que vamos a introducir en nuestra vida. El problema no está en lograr que esas buenas intenciones se conviertan en realidad, sino en mantener nuestros propósitos más allá de estas dos semanas que tiene el recién estrenado 2018. Y se puede conseguir. Toma nota.

Dejar de fumar; alejar el alcohol de nuestra dieta; incorporar esas cinco frutas y verduras a nuestro menú diario; ir al gimnasio; salir a caminar... Todos nos hacemos alguna que otra promesa de cambios de rutina cuando comienza el año. De hecho, una de las bromas más difundidas por las redes estos días reproducía este diálogo:

–Buenos días, vengo a inscribirme al gimnasio.

–¿Propósito de Año Nuevo?

–Sí.

–Tenemos un plan de un día que incluye 3 selfies en el área de pesas.

–Perfecto.

Y, por supuesto, los datos lo confirman: solo el 8% de la población llega a cumplir sus propósitos de Año Nuevo, según un informe de la Universidad de Scranton recogido por Kaiku.

Para conseguir entrar a formar parte de esa minoría tan envidiable no hace falta tener una fuerza de voluntad a toda prueba, sino echar mano de alguna de estas claves:

  • Cree en ti misma. Es la base fundamental para llegar a cualquier meta que te propongas, e incorporar un nuevo hábito saludable a tu vida es un objetivo que puedes alcanzar. Seguro que has hecho cosas más difíciles que comer una ensalada al día, ¿a que sí?

  • Piensa en positivo. Puedes conseguir lo que quieras y lo vas a hacer. Vive cada clase de rumba y cada kilómetro caminado como un éxito, disfrútalo paso a paso, minuto a minuto y felicítate por lo bien que lo estás haciendo. Y cada día lo harás mejor.

  • Cambia la forma de hacer las cosas. Si, por ejemplo, hasta ahora has intentado dejar de fumar bajando un cigarro al día y vuelves a estar en el punto de partida, quizá ha llegado el momento de probar otro método. ¿Qué tal dejarlo en un nivel 0 de una vez… y para siempre? Analiza también la posibilidad de ponerte en manos de un profesional que te ayude a lograr ese objetivo que te has marcado de una forma más fácil y eficaz.

  • Márcate objetivos realistas. A todos nos atrae correr un maratón, pero si no has vuelto a ponerte unas zapatillas desde que saliste del colegio, quizá es mejor dejarlo para más adelante. Ve planteándote metas que supongan un esfuerzo y que puedas conseguir si pones empeño. Por ejemplo, comienza con unos CaCos (alternar caminar y correr) un par de veces por semana, luego tres, luego aumenta el tiempo, la distancia que recorres…

  • Date tiempo. Construir un hábito, sea el que sea, no se logra de un día para otro. En realidad, se calcula que se tarda alrededor de tres semanas en integrar cualquier nueva costumbre a la rutina diaria. La razón es que el cerebro necesita repetir la misma acción muchas veces seguidas para que un acto cualquiera se convierta en una costumbre, desde comenzar el día con un zumo natural a bajarte un par de estaciones antes e ir andando hasta llegar a tu destino. Antes de que te des cuenta lo harás de forma natural, sin pensar. Es más, ¡hasta lo echarás de menos el día que no lo hagas!

  • Busca tu motivación. Sé sincera contigo misma y piensa por qué quieres que esa nueva costumbre entre a formar parte de tu vida diaria: estar más sana, alejar el riesgo de alguna enfermedad, tener mejor aspecto… Y si las que te has dado hasta ahora, no te han funcionado, intenta con otras: poner a prueba tus habilidades culinarias haciendo platos sabrosos y llenos de vitaminas; pasar más tiempo con tu pareja mientras os ponéis en forma…

  • Equípate. Ya se trate de hacer más ejercicio, de comer mejor o de cuidar tu piel, no está de más que repases los materiales que tienes a tu alcance y que renueves lo que haga falta. Por ejemplo, aprovecha las rebajas para hacerte con unas mallas y unas zapas nuevas; o revisa tu alhacena y sustituye toda la comida precocinada que encuentres en ella por productos frescos e ingredientes básicos con los que experimentar nuevas recetas.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios