Logo El Confidencial
bajo control

Cate Blanchett, te lo pedimos: no te enganches a los retoques

Acaba de grabar un anuncio para la firma Armani en el que cuesta reconocer a la actriz por el exceso de volumen que luce en los pómulos, labios y barbilla. Que alguien la pare

Foto: Su rostro es cada vez menos afinado y redondeado. (Getty)
Su rostro es cada vez menos afinado y redondeado. (Getty)

Como tantas otras famosas, para la actriz Cate Blanchett es como si los días no sumasen. Si te fijas, tiene su imagen digamos que congelada en el tiempo desde hace años. Ni una arruga, ni un surco en su sitio, ni una mancha en la piel, ni rastro de flacidez, pérdida de tono y por supuesto siempre con un aspecto lozano y juvenil. Hasta ahí bien. Pero de repente un día saltan las alarmas. ¿Qué se ha hecho que no es ella? ¿Qué le pasan a esos pómulos, a esa boca y barbilla que parece otra?

En ese punto nos hemos quedado al ver el último anuncio que ha rodado para la firma Giorgio Armani y encima se emite en blanco y negro. En color, seguramente se nota incluso más que la actriz ha sucumbido en exceso a los tratamientos estéticos, algo que nos puede pasar a cualquiera, pero ahora, que está en el límite de la frontera con la pérdida del control de sus rasgos propios y naturalidad, preferimos advertirle: Cate Blanchett, ya por favor.

Y al final… te pillamos

Como dice la expresión, al final, todo da la cara y el rostro hinchado de Cate Blanchett, a punto de cumplir los cincuenta años, demuestra que en la estética existen reglas que hay que seguir y límites que respetar. Así lo afirman los expertos consultados, que aseguran que probablemente ha abusado de infiltraciones, un tratamiento que se recomienda usar con precaución, con sesiones distanciadas en el tiempo y con productos de avalada eficacia y específicos para cada parte del rostro.

En el Festival de Cine de Roma, el pasado octubre ya se notaba el exceso de volumen en las facciones. (Getty)
En el Festival de Cine de Roma, el pasado octubre ya se notaba el exceso de volumen en las facciones. (Getty)

El mejor tratamiento: el diario

Además el mejor tratamiento para Cate Blanchett -y cualquiera que entre en la década de los cincuenta- ya no es solo recurrir a la medicina estética, sino a un cuidado diario personal, que es el que realmente se aprecia o pasa factura a la larga. Comer de manera saludable, hacer ejercicio físico con frecuencia, procurar llevar una vida ordenada son elementos que suman en positivo. Además, tal vez lo más importante es que llega un punto en el que cualquier hidratante, maquillaje o limpiador sirve. Es decir, hay que invertir en cosmética efectiva, que usándola a diario frenará y retrasará los signos de la edad sin que en ello pierdas tu expresividad y la belleza natural de tu rostro.

El trío mágico: limpieza, hidratación, maquillaje

Querida Cate Blanchett, ni te imaginas hasta qué punto una limpieza de mañana y noche contribuye a oxigenar la piel, a mejorar la regeneración celular, a activar la circulación sanguínea y transformar un rostro apagado en luminoso. ¿Fórmulas? Prueba con el gel de Clinique para pieles mixtas, la versión en mousse suave de Lancaster o la crema Ibuki de Shiseido. Pasada una semana sentirás que tu piel rejuvenece y parece otra.

Limpia y oxigena tu piel. Te lo agradecerá.
Limpia y oxigena tu piel. Te lo agradecerá.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios