Logo El Confidencial
CUENTA SU IMPACTANTE PASADO

Gwyneth Paltrow se confiesa: cómo pasó de los excesos a ser una gurú de la vida sana

La actriz cuenta por primera vez en público y sin tapujos las adicciones que tenía en el pasado, mucho antes de convertirse en el estandarte mundial del bienestar que es hoy

Foto: Gwyneth Paltrow en la Guggenheim International Gala Dinner. (Getty)
Gwyneth Paltrow en la Guggenheim International Gala Dinner. (Getty)

De Gwyneth Paltrow sabemos muchas cosas: que ganó un Oscar en 1998 por su interpretación de Viola de Lesseps en la película ‘Shakespeare in Love’, que habla español a la perfección gracias a que durante su etapa como estudiante de intercambio vivió en Talavera de la Reina (Toledo) y que es la fundadora de una de las revistas pioneras en difundir un estilo de vida saludable, Goop.

También que se casó y se divorció del cantante de Coldplay, Chris Martin, con quien tiene dos hijos en común, y que recientemente volvió a pasar por el altar con el director y guionista Brad Falchuk. Hasta aquí nada extraño, nada que despierte nuestro interés, siempre teniendo en cuenta que se trata de una vida de celebrity.

Gwyneth Paltrow y su actual marido, el director estadounidense Brad Falchuk.  (EFE)
Gwyneth Paltrow y su actual marido, el director estadounidense Brad Falchuk. (EFE)

Por eso nos han sorprendido tanto (pero mucho mucho) las últimas declaraciones que Gwyneth Paltrow ha concedido en una entrevista donde ha hablado claro y alto sobre su pasado un tanto oscuro. El medio elegido para dar a conocer al mundo sus excesos ha sido un podcast llamado Armchair Expert (que se edita y produce en Denver, en el estado de Colorado, EEUU) y en él ha ido narrando uno a uno esos abusos.

Desde su dependencia del tabaco: "Fumaba un paquete al día aproximadamente hasta los 25 años", ha confesado la actriz. “Lo primero que hacía nada más despertarme era encenderme un cigarrillo, me encantaba hacerlo”, ha añadido sobre su adicción al tabaco. Hasta cometer excesos más prohibitivos y nada saludables como fumar marihuana o probar ciertas sustancias alucinógenas. ¡Wow! Y pensábamos que Gwyneth se había sustentado durante toda su vida bebiendo green smoothies, pues no, quien más o quien menos, seas una estrella de Hollywood o no, tiene un pasado sombrío.

Pero una de las confesiones que más nos ha impactado ha sido admitir que había consumido alucinógenos un par de veces, incluido el éxtasis, una sustancia que actúa directamente sobre el estado de ánimo y puede causar graves daños a la salud. Sobre esta experiencia, la actriz ha señalado que, debido a este consumo, “afloraron a la superficie algunos de mis grandes traumas y lloré como nunca”, un momento que Gwyneth reconoce no haber olvidado jamás.

También ha hablado sobre su mala experiencia con la marihuana: “Una vez fumé demasiado y tuve alucinaciones, no me gustó en absoluto e incluso sentí miedo”, ha relatado la actriz. A pesar de todo, Gwyneth Paltrow ha querido dejar que claro que, independientemente de estos excesos, nunca probó drogas más duras como las setas alucinógenas o los ácidos.

Gwyneth Paltrow en una imagen de archivo. (Reuters)
Gwyneth Paltrow en una imagen de archivo. (Reuters)

Estas declaraciones que la propia actriz ha hecho sobre su pasado suponen un punto de contrariedad sobre su vida actual. Ella, que actualmente es una férrea defensora de la vida sana y de las rutinas healthy, nos ha dejado de piedra con su versión de la Gwyneth Paltrow de otra época.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios