Logo El Confidencial
Volverán a ser ligeras

¿Piernas hinchadas? Cuidados (extra) para sobrevivir a las altas temperaturas

Asúmelo: el verano cada vez empieza antes y las primeras en sufrir sus consecuencias son tus piernas

Foto: Piernas cansadas, cómo cuidarlas. (Unsplash)
Piernas cansadas, cómo cuidarlas. (Unsplash)

¿La razón? El calor produce vasodilatación venosa y aumenta la retención de líquidos, lo que provoca un aumento de la hinchazón y de la pesadez que se acompaña con un extra de la sensación de cansancio.

Una maravilla… Pero tranquilidad, hay gestos cotidianos que puedes incluir en tu rutina, existen tratamientos ideales en cabina y hasta puedes encontrar un arsenal de productos específicos (fórmulas embellecedoras incluidas) que te ayudarán a sentirte más cómoda en tu propia piel.

Piernas cansadas, así puedes cuidarlas.  (Unsplash)
Piernas cansadas, así puedes cuidarlas. (Unsplash)

Consejos cotidianos

Desde el Instituto Médico Láser, sus expertos han realizado una lista de sencillos tips que puedes añadir a tu día a día para reducir las molestias y mejorar la sensación de confort (y por lo tanto también el aspecto) de tus piernas.

Uno de ellos es dejarte ya de excusas y apuntarte a un ejercicio de intensidad moderada como puede ser montar en bici, nadar o caminar. ¿Un truco extra? Da un paseo por la orilla del mar (con media hora es suficiente) con el fin de poder resfrescarte las extremidades cuando te apetezca.

Y es que el agua es tu gran aliado: bebe un par de litros al día, ayúdate con duchas ascendentes a baja temperatura, desde los pies hasta los muslos. También debes prestar atención a las posturas elevando las piernas (ligeramente) mientras duermes o estás sentada y evitando permanecer de pie, sentada o con las piernas cruzadas durante largos periodos de tiempo.

[LEER MÁS: Después de ver las piernas de la madre de Meghan Markle, te apuntarás a yoga]

Programa 2 o 3 sesiones de andar de puntillas y mover los dedos de los pies (si es en la playa, mucho mejor), aplica masajes con una crema específica o con un gel frío que active la circulación.

Respecto al dress code, elige prendas cómodas y holgadas que no te opriman, hazte usuaria de las medias de compresión (más aún si vas a pasar largas jornadas de pie) y reduce tus tacones demasiado altos o el calzado totalmente plano. Tus aliados son los zapatos con cuñas o con una altura reducida.

Por último, céntrate en mantener una dieta sana, rica en fibra y con menos sal. Y, por mucho que te apetezca con la llegada del verano, evita tanto los focos de calor sobre las piernas como los baños calientes.

Dale movimiento a tus piernas. (Unsplash)
Dale movimiento a tus piernas. (Unsplash)


Aliados que aligeran

Ten en cuenta que hay ciertos factores que potencian el cansancio y los problemas de circulación como pasar muchas horas sentada, tener sobrepeso o llevar una vida demasiado sedentaria.

La mejor forma para completar tu plan de ataque frente a las piernas cansadas o los pies hinchados es utilizar cosmética especializada con activos que tonifiquen, refresquen, alivien y relajen. Busca ingredientes con propiedades venotónicas (favorecen la circulación sanguínea en el sistema venoso, tonificando la pared de las venas), que mejoren el sistema linfático y que refresquen (alivian la incomodidad).

Masajéate con cremas o geles realizando gestos suaves y circulares, desde los tobillos hacia las pantorrillas, hasta que la fórmula se absorba. ¿Lo último en formatos? Prueba opciones en spray (ideales para perezosas pues se pueden aplicar incluso sobre las medias) o en tejidos, al estilo mascarilla, que realizan un efecto oclusivo y aumenta el efecto del tratamiento.

Pero tu plan de ayuda domiciliario contra la pesadez de piernas puede optimizarse si gracias a la nutricosmética (hay cápsulas que suman bienestar y reducen tanto el cansancio como los hormigueos) o a ciertos gadgets específicos que, a través de impulsos eléctricos, potencian la microestimulación, drenan y alivian el malestar.

1. Relaxlegs, de Jeanne de Piaubert (34,38 €). Con ginkgo biloba y centella asiática que mejoran el sistema linfático. 2. Gel Piernas Cansadas, Mi Rebotica (10,50 €). Con extracto de vid roja, ruscus, mental o alcanfor aporta una sensación de descanso. 3. Drenante Remodelante Piernas, de Somatoline (36,90 €). Con escina y extracto de rusco, favorece el retorno venoso. 4. Brume Jambes Légères, de Payot (34 €). Bruma ligera que desintoxica, refresca y tonifica.

1. Comprimidos Piernas Ligeras, de Aquilea (13,70 €). Con bioflavonoides naturales, plantas estimulantes y vitamina C, mejora la circulación y reduce la pesadez. 2. Legs Tonic, de Talika (89,10 €). Parche electrónico estimulador para lograr unas piernas más ligeras. 3. Botas Frías Nutritivas y Desfatigantes, de Collistar (11,95 €/ 2 parches). Mascarilla para pies y pantorrillas con aceites esenciales y extractos vegetales que nutren, purifican, hidratan, refrescan y reafirman. 4. Wrap Jambes Légères, de Qiriness (5,50 €/ 2 parches). En Birchbox.es. Parches con gel mentolado y microburbujas que tonifican y relajan a tus músculos.

En cabina

La sensación de piernas cansadas puede ser atacada desde diferentes frentes pero triunfan las terapias combinadas. Con el fin de reducir la retención de líquidos, desde el Instituto Médico Láser proponen Mesoterapia Vascular (615 €/10 sesiones) y Presoterapia Neumática (360 €/10 sesiones).

El primer tratamiento reduce el edema y estimula la circulación a través de microagujas que introducen tónicos venosos en la piel, mientras que el segundo actúa eliminando toxinas y reduciendo la retención de líquidos en tiempo récord. El consejo experto es hacer un par de sesiones semanales, durante cinco semanas. Y sentirás tus piernas más ligeras. Palabra.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios