Logo El Confidencial
Operación bikini

Cómo adelgazar en la cocina y disfrutar mientras comes

Olvídate de las dietas milagro y aprende a comer bien, la clave para conseguir reducir peso. Descubre qué alimentos te ayudarán a mejorar la silueta

Foto: Comer y adelgazar es posible. (Toa Heftiba para Unsplash)
Comer y adelgazar es posible. (Toa Heftiba para Unsplash)

Hasta ahora, la cocina era zona restringida y altamente peligrosa cuando empezaba la operación bikini, pero este año vamos a darle otra vuelta de tuerca para que la historia cambie por completo. Aprende cómo comer (mejor) y qué alimentos pueden hacer que acabe tu pelea permanente con la báscula en esta época del año.

Hay que disfrutar comiendo. (Brooke Lark para Unsplash)
Hay que disfrutar comiendo. (Brooke Lark para Unsplash)

Practica el Slow Eating

Hay un placer mayor que el comer y es comer disfrutando, o lo que es lo mismo, el Slow Eating. Este término hace referencia a un movimiento internacional denominado Slow Life, que propone aprovechar cada momento del día siendo plenamente conscientes de cada acción que realizamos. De forma aproximada a las meditaciones de conciencia plena o mindfulness, quienes disfrutan de una slow life también se regocijan en pequeños placeres del día como darse una ducha, cocinar o comer. Promover esta filosofía por el gusto por la gastronomía y el cuidado de los alimentos nos ayudará a fijar unos hábitos. El psicólogo Carlos Antonio Rodríguez Méndez, responsable del área de Psicología y Mindfulness de Slow Life House, nos da las claves para lograr nuestros objetivos.

Infórmate de lo que comes. Conoce a fondo los diferentes tipos de grasas, los alimentos o bebidas con azúcar, el aporte nutricional de cada ingrediente y programa tus menús en función de lo que tu cuerpo te pide.

Disfruta de la cocina. Convertir los precocinados en un suculento plato es más fácil de lo que creemos. Pero cocinar desde cero y a fuego lento como lo hacían antaño es tu gran aliado para una vida saludable

Espera 30 segundos entre bocado y bocado. Masticar bien los alimentos da tiempo al organismo a experimentar la sensación de saciedad, para evitar así seguir comiendo y ganar peso de más.

Come sin prisas. Llegado el momento, disfruta del tiempo que destinas a comer. La señal que envía el estómago al cerebro para indicarle que ya se siente saciado tarda 20 minutos en llegar. Ten paciencia y escucha a tu cuerpo.

Búscalos en la cocina

Carbón vegetal para conseguir un vientre plano, nutricosmética que combate la celulitis o agua refrescante que regula la digestión. Guarda estos nuevos ingredientes en la despensa para conseguir reducir centímetros y mejorar la silueta.

Balance Water, de Siovann (1,95 €/500 ml). Llevas toda la vida oyendo a las modelos que su mejor truco de belleza es beber agua y después de conocer las propiedades de estas aguas refrescantes nos lo creemos un poco más. Con agua de mar pura, no tiene ningún aporte calórico ni de azúcares, está enriquecida con minerales, vitaminas y aminoácidos esenciales que ayudan a regular la digestión y favorecen el desarrollo metabólico.

Skin Vitality de Beauty & Go (2,45 €). Es la bebida perfecta para antes, durante y después del ejercicio físico, ya que no solamente es un poderoso producto antienvejecimiento, sino que además favorece el drenaje de líquidos del cuerpo. El Ginkgo biloba es su principal ingrediente, que además de ser un poco complicado pronunciarlo, combate la celulitis. Ha sido utilizado desde hace años por sus propiedades medicinales, pero no ha sido hasta ahora que se han conocido sus múltiples beneficios para la piel cuando este ingrediente se ha empezado a aplicar en la cosmética y nutricosmética.

Carbón Vegetal, de Arkopharma (8.90 €/50 cápsulas). Resulta que algo que llevas evitando toda la vida el día de Reyes Magos puede ser tú mejor aliado para conseguir un vientre plano. El carbón vegetal tiene muchas propiedades para la salud, entre ellos mejorar los problemas de gases intestinales debido a un doble proceso: la adsorción de los propios gases, así como de las bacterias productoras de los mismos. Al reducir el gas intestinal, el carbón vegetal contribuye a disminuir la hinchazón abdominal.

Café Reductor, de Q77+ (28€/28 cápsulas). Este delicioso café ayudará a controlar tu peso diariamente mientras disfrutas de uno de los mejores momentos del día. Se trata de un suplemento nutricional compuesto por colágeno, diente de león y cromo, que combinados entre sí te ayudan a regular la glucosa en sangre, reducen la producción de grasa y permiten pérdida de peso constante.

Stop Piel de Naranja Día y Noche Expres J14, de LPG (46 €/26 sticks). Puede que estos sticks sean uno de los métodos más fáciles que encuentres este verano para acabar con la celulitis. El objetivo de este tratamiento es reducir el tamaño de los adipocitos, drenar el exceso de agua y quemar grasas. ¿Cómo se toma? Nada más entrar en la cocina por la mañana, tómalo diluido en un vaso de agua al desayunar, y por la noche, después de cenar, échalo directamente en la boca y deja que se diluya en la lengua.

Celluhelps, de Eiralabs. Este complemento alimenticio está formulado con ingredientes 100% naturales con eficacia probada. Está diseñado con 11 superingredientes, que remodelan la figura desde dentro. Se trata de una sinergia de compuestos naturales que actúan juntos con el fin de reducir tanto la celulitis como el peso corporal. ¿Cómo se consigue? Tomando dos cápsulas al día.

Resta calorías

Y como sabemos que para acabar con la grasa de las (bien) llamadas zonas rebeldes -piernas, glúteos, brazos y abdomen-, cualquier ayuda es buena, así que te dejamos los consejos de la doctora Paula Rosso, especialista en nutrición y medicina estética del Centro Médico Lajo Plaza. Sigue estas pautas para que tus comidas no sumen calorías extras.

Versión integral. Apuesta por los carbohidratos integrales: pasta, pan y arroz... La diferencia calórica no es demasiado significativa, pero comerás menos cantidad porque sacian más ya que su proceso digestivo es más lento.

La merienda ‘zero’. Mezcla gelatina dietética, que tiene solo 12 calorías por sobre (después de añadir un vaso de agua caliente) con un yogur desnatado. Puedes añadir frutas cortadas. Total de calorías: menos de 100, con todo el aporte de proteínas de la gelatina y las vitaminas de las frutas.

Olvídate de los procesados. Y no solo por su elevado aporte calórico, los alimentos procesados o refinados hacen que el organismo se acidifique provocando cansancio, infecciones, malestar estomacal…

Mejor en crudo. Además del ahorro calórico, los alimentos crudos son más difíciles de digerir y hacen trabajar extra al aparato digestivo.

¿Refrescos y alcohol? Que sea 'sin'. ¿Ya has probado los tintos de verano 0 calorías y 0 alcohol? La cerveza 'sin' también tiene menos de la mitad de calorías que la convencional. Cero es también el aporte calórico de los refrescos 0, pero si el problema son los gases y la hinchazón, opta por bebidas sin burbujas en su versión light.

Light, con reservas. Por definición, un producto light es aquel que contiene como mínimo un 30% menos de calorías que su versión 'normal'. Sin embargo, pueden contener azúcares y añadidos nada saludables. Además, se corre el riesgo de comer más cantidad de ellos creyéndonos a salvo de engordar.

El pan, solo a primera hora. La mañana es el mejor momento para poder incorporar hidratos como el pan que nos aportan energía durante un tiempo prolongado, pero es fundamental eliminarlo en cualquier otro momento del día. Prescindir de él en la comida y en la cena nos permite ahorrar hasta 300 calorías.

Frutas a evitar. Las que tengan mayor aporte de azúcar (uva, plátano, papaya, mango…). Salvo que se haga ejercicio por la tarde (se puede comer una fruta antes), es mejor reservar las frutas a las primeras horas del día. ¿Las menos calóricas? Pera, mandarina, fresa, melón, sandía, manzana y kiwi.

La cantidad justa. Come en plato de postre, no lleves la fuente a la mesa e intenta cocinar para que no sobre nada. ¿Cuántas veces repites simplemente porque ha sobrado? Las raciones mini –que son más que suficientes– te permiten consumir hasta un 30% menos de calorías de cada plato.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios