Logo El Confidencial
TRUCOS BEAUTY

Maquillaje práctico y sencillo para sobrevivir al entretiempo (y superar la vuelta al trabajo)

¿Sin ideas para la rentrée? Además de preparar la piel para el cambio de estación, hay que adaptarse a los colores otoñales pero sin renunciar al bronceado. El maquillaje de entretiempo es la clave

Foto: Alexa Chung en la Semana de la Moda de París. (Imaxtree)
Alexa Chung en la Semana de la Moda de París. (Imaxtree)

Entretiempo: “Tiempo de primavera o de otoño próximo al verano y de temperatura suave”, según la RAE. Definición a la que añadiríamos: “De aparición ocasional y más breve que el Oscar a mejor película de 'La la land”.

Así que si ya es de por sí complicado acomodar un look a un periodo de tiempo tan corto, encontrar un maquillaje que sea lo suficientemente alegre sin caer en el exceso de color, que potencie el bronceado sin resultar artificial y que contenga los tonos y tendencias otoñales sin ser demasiado oscuro puede traernos de cabeza en el difícil momento de volver a la rutina laboral. La solución, como casi todo, pasa por encontrar el equilibrio entre polvos bronceadores y un labial que se vaya enfriando para que nuestra cara diga: “He estado de vacaciones y estoy así de estupenda, la vida sigue”.

Después de las temperaturas más agresivas de estaciones como verano o invierno, viene una temporada de aclimatamiento. Primavera y otoño solíamos llamarlos pero, desde hace algunos años, parece que han desaparecido. O si prefieres verlo desde otra perspectiva y ser incluso más preciso, entre el otoño y el verano está el entretiempo. No hace un frío mortal ni tampoco un calor de agosto.

[LEER MÁS: Pss, pss… Te chivamos las 6 tendencias de otoño vistas en las calles de Copenhague]

La piel pide a gritos una buena hidratación, así como tratamientos antienvejecimiento, peelings, vitamina C, etc, para atacar los daños producidos por el sol durante el verano. Dicho lo cual toca ponerse manos a la obra con el maquillaje. Decántate por bases de maquillaje que aporten luminosidad al rostro ya que la opacidad es una de las consecuencias del daño solar más habituales. Otro problema al que solemos enfrentarnos a estas alturas son las manchas. La cobertura del maquillaje es un aspecto que no descuidar, pero muy importante. No hay que sacrificar la ligereza ni el acabado natural en favor de la cobertura.

Bases de maquillaje de cobertura ligera.
Bases de maquillaje de cobertura ligera.

Acertarás con bases que cubran imperfecciones pero no bronceado como Backstage de Dior (40,95€), que es fluida y fácil de trabajar, dejando un velo de color en la piel suficiente para lucir un acabado natural. Otra buena opción es Hello Happy de Benefit (33,55€) con un poco más de cobertura pero igualmente muy refrescante sobre la piel. Para aunar color y protección, jugando con un acabado más mate, pero sin sacrificar la luminosidad, L’Essentiel de Guerlain (55,95€), una de las bases de maquillaje del año que se ha ganado un puesto de oro en nuestros neceseres.

Otro de los grandes éxitos del maquillaje de entretiempo es el bronceado. Si has ligado bronce, tan solo tienes que potenciarlo recurriendo a polvos de sol con iluminación y acompañando todo el look de tonos cálidos. Si tu moreno ya se ha apagado, no tienes por qué renunciar a un saludable tono.

Los bronceadores, aplicados sobre mejillas, nariz, frente y mentón, ayudan a generar la sensación de rostro besado por el sol. Es de vital importancia aplicar la cantidad justa de producto. Un ligero toque con la brocha para tomar el bronceador, un ligero toquecito para quitar el exceso y aplicar como dando pinceladas a una obra de arte, que al fin y al cabo es lo que somos.

Diferentes formatos de bronceadores.
Diferentes formatos de bronceadores.

Para conseguir un acabado homogéneo, los polvos tipo mosaico con diferentes tonos como los de Avéne (23,55€) que subliman el bronceado e iluminan. Los bronceadores en crema son otra buena idea para conseguir una piel mucho más jugosa. Tantour Contour & Bronzer Cream de Huda Beauty (29,95€) te permite aplicar el color con la facilidad de la textura crema pero deja un acabado polo. Otra opción es recurrir a un bronceador en su formato más efímero, que dure todo el día y se retire con agua como Tea to Tan Face & Body de ByTerry (68,95€), que además sirva para todo el cuerpo.

Tampoco hay que olvidarse del iluminador, pero como lo que estamos buscando es un efecto muy natural y que realce el tono de nuestra piel, deja a un lado los iluminadores con purpurina o brillos holográficos y decántate bien por un corrector iluminador o bien por un iluminador con algo de color.

Iluminadores en stick o gotero.
Iluminadores en stick o gotero.

Iluminadores en stick como Genuine Glow de Estée Lauder (9€) válido para labios y mejillas o Face Glow Cream Shimmer de Natasha Denona (34,95€) dejan sobre la piel un leve velo de color, del melocotón al dorado, que permite incluir brillo sin sobrecargar. Otros formatos como el gotero de Orgasm Liquid Highlighter de NARS (32,55€) dejan la piel mucho más jugosa, pero se deben aplicar con cuidado o te convertirás en Campanilla.

Hola, labios oscuros… pero en gloss

El entretiempo es la época perfecta para mezclar tendencias y acabados. Los labios ciruela o burdeos que siempre hemos asimilado al otoño están permitidos, pero siempre que sean en labiales muy cremosos y poco pigmentados o gloss. El efecto labios mordidos también es un gran hit de esta temporada.

Labiales de colores intensos para resaltar el bronceado.
Labiales de colores intensos para resaltar el bronceado.

Huile confort levres de Clarins (22,95€) para conseguir protección, hidratación, sabor a cereza y el brillo perfecto con la cantidad adecuada de color. También hay lugar para el mate en el maquillaje de entretiempo, pero lo suyo es perder los bordes. Olvídate del perfilador y aplica tu labial con ligeros toquecitos. El Lo-Fi Lip Mousse de Urban Decay (15€). Los labios estilo sorbete, con color e hidratación son LA mejor opción para este otoño, un ejemplo es el Juicy Shaker de Lancôme (23,95€) y si te haces con tono vibrante, la vuelta al trabajo es tuya.

No salgas sin las cejas arregladas

Los ojos, ese foco del rostro, tienen mucho que decir en cualquier temporada, pero en otoño piden a gritos ahumados 'glitter' que se fundan con el tono de la piel. Las sombras en crema y, a poder ser satinadas, son perfectas para trabajar tan solo con el dedo. Te salvarán la vida las sombras individuales Cromo de Tarte (22,95€) con un brillo muy intenso o las sombras Ombre Première de Chanel (33,95€), perfectas para un ahumado. Ante la pregunta ¿eyeliner sí, eyeliner no? Casi que no. El mejor aliado de la mirada va a ser la máscara de pestañas; eso sí, que sea intensa y aporte volumen y curvatura como Damn Girl de Too Faced (25,95€).

Sombras en crema, cejas muy trabajadas y máscara de pestañas.
Sombras en crema, cejas muy trabajadas y máscara de pestañas.

Hay vida después del maquillaje efecto cara lavada y de tendencias ultracolor como el delineado neón; sin embargo, nada como recurrir al brillo para potenciar el tono de la piel.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios