Los trucos de Carmen Lomana para tener tipazo a los 70 (un zumo mágico y más...)
  1. Estilo
  2. Belleza
ESTUPENDÍSIMA

Los trucos de Carmen Lomana para tener tipazo a los 70 (un zumo mágico y más...)

Carmen es una musa para muchas, por ello no queremos dejar de contarte cómo logra tras siete décadas en este planeta mantener esa silueta

placeholder Foto: Carmen Lomana, en ARCO. (Limited Pictures)
Carmen Lomana, en ARCO. (Limited Pictures)

Hace unas semanas llegaba a nuestras manos el nuevo libro de la colaboradora televisiva y socialite Carmen Lomana, nos bebimos cual pócima sus trucos de belleza, pero aún había más información que creemos que debe ser compartida. Toda extraída del capítulo 6 de 'Cuestión de actitud' (así se llama su primera incursión en la literatura).

Hemos hablado en infinidad de ocasiones de cómo Carmen se cuida y el resultado que le ha dado. Tiene 70 años y muchas de cuarenta pagaríamos por estar como ella con nuestra edad, pero vamos a ahondar en lo que nos interesa y por lo menos intentarlo con los trucos que ella misma nos ha contado de su puño y letra.

placeholder 'Cuestión de actitud'. (Martinez Roca)
'Cuestión de actitud'. (Martinez Roca)

Ella basa toda su teoría en un dicho popular que no puede ser más cierto: "Somos lo que comemos". Una teoría que cada vez refrendan más expertos como la tan de moda Dra. Nigma, que desde su consulta médica imprime este leitmotiv a sus famosas pacientes tales como Penélope Cruz o Rosie Huntigton-Whiteley.

Carmen cree en ese lema y también en la disciplina, y en su día a día asegura que su base alimentaria parte de que "no tomamos ni grasas, ni dulces y, por supuesto, quitamos el alcohol de nuestra dieta diaria". La disciplina es clave en esta concienciación alimentaria: "Yo toda mi vida he comido bien, pero siempre pocas cantidades". O sea, Lomana nos hace recordar aquel mítico consejo de empezar a comer en plato de postre.

Muerte a la fritanga y un capricho confesable

Carmen en ningún momento se erige como experta en nada, solo habla desde la experiencia y reconoce que el desayuno es uno de los momentos claves de su día a día. Le gusta levantarse con hambre y, además de las proteínas e hidratos, se prepara un zumo a base de apio, jengibre, pepino, naranja o piña. Lo remata con una ración de sandía muy rica en fibra y una tostada de pan integral "con mermelada diet y huevos revueltos". Olé. Eso sí, más claras que yemas, la parte de proteínas y con menos grasas.

placeholder Carmen Lomana, posando antes de un desfile. (Getty)
Carmen Lomana, posando antes de un desfile. (Getty)

A medida que avanza el capítulo, nos habla de otros aspectos de su alimentación, entre ellos el más absoluto de los rechazos a la fritanga: "Yo intento no tomar este tipo de grasas. Procuro cocinar todo al vapor". Lo que desconocíamos es que es vegetariana de mamíferos, dice que le sientan mal. Pero su gran enemigo es...: "Huyo de la grasa, que es lo que nos hace engordar".

Eso sí, como casi todos, es humana y reconoce que termina las comidas con un poco de dulce, aunque sea un pedazo de chocolate y merienda, para no llegar con ansiedad a la cena.

¿De coche?

Frugales, ligeras y muy tempraneras. Así son las cenas de Carmen, a las siete u ocho de la tarde, y si luego le entra hambre la aplaca con un vaso de leche con galletas. De hecho, confiesa que ella que tiene una vida social tan ajetreada que suele ir cenada a los sitios para llegar a su edad pesando lo mismo que a los 17 años, "a pesar de que el cuerpo se ensancha". Aunque dice que le ha horrorizado estar demasiado delgada, siempre ha apostado por mantener su peso.

Carmen Lomana
El redactor recomienda