Logo El Confidencial
'Famous' a cualquier precio

Cuando Kanye West quiso tener su propio imperio cosmético y fracasó

El flamante nuevo candidato a ser presidente de los Estados Unidos ha tocado todos los sectores empresariales. Y sí, Kanye West también copió a su cuñada Kylie Jenner

Foto: Kanye West, en un evento de Ralph Lauren. (Getty)
Kanye West, en un evento de Ralph Lauren. (Getty)

El éxito empresarial rodea a la familia Kardashian-West: colaboraciones con grandes firmas de moda, música, maquillaje, fajas… Allí donde haya una necesidad, el televisivo clan pone su dinero al servicio del bien público. El inmenso dinero que les reporte la aventura empresarial es solo un ‘daño colateral’.

[LEER MÁS. Kim Kardashian, ¿primera dama?: Kanye West anuncia su candidatura a la presidencia]

Tras ver el inmenso -aunque ahora cuestionado- éxito de Kylie Beauty y después de que su mujer, Kim Kardashian, lanzara su propia línea de maquillaje KKW Beauty, Kanye West quería tener su porción de tarta en el mundo de la cosmética y la mejor forma de lograrlo parece ser a través de su ya millonaria marca Yeezy.

Kim Kardashian y Kanye West, en la gala del MET. (Reuters)
Kim Kardashian y Kanye West, en la gala del MET. (Reuters)

Ahora que Kanye West se ha convertido en firme candidato para sentarse en el despacho oval de la Casa Blanca, todo se centra en torno a sus ideas políticas y su admiración y posterior aversión por Donald Trump. Pero parece que Kanye tenía el firme propósito de imitar a Trump en su carrera de ascenso al poder, así que la base era tener una potente y saneada economía. Eso de no poner todos los huevos en la misma cesta.

Según el portal 'TMZ', Kanye West habría registrado Yeezy, su exitosa línea de deportivas, con un nuevo propósito, ampliar su rango de producción: además de competir con su familia en el campo de maquillaje y las pestañas postizas, el nuevo imperio de Kanye también estaría autorizado para producir cremas de afeitar, desodorantes o pastas de dientes. Pero ahí no queda la cosa porque Yeezy también puede vender mascarillas, esmaltes de uñas, cremas corporales y aceites. Es decir, Kanye no solo ampliaría el negocio cosmético de la familia, sino que lanzaría cuidados para hombre y para mujer sin ningún tipo de límite: cosmética, cuidado corporal e higiene.

De obtener éxito con esta expansión del negocio, Kanye superaría las fronteras de Kylie Jenner y además contaría con una sólida solvencia económica de cara a su carrera política. Vamos, que se marcaría un 'trumpazo' en toda regla. Y es que toda esta innovación cosmética respaldaría aún más su entrada en la lista de millonarios de 'Forbes'. Durante meses el rapero se sintió excluido por la publicación alegando que no le tenían en cuenta en sus listas por ser negro, a lo que Forbes respondió que estaban analizando al detalle sus cuentas.

En abril de 2020, en plena pandemia mundial por el coronavirus, la publicación permitía Kanye West entrar en su prestigiosa lista. Eso sí, un mes más tarde Forbes sacaba a su cuñada, Kylie Jenner, creadora de Kylie Beauty, al acusarla de mentirosa ya que sus millonarios beneficios parecían humo.

Kylie Jenner, en un lanzamiento de Kylie Cosmetics. (Getty)
Kylie Jenner, en un lanzamiento de Kylie Cosmetics. (Getty)

Cuando la pequeña del clan vendió el 51% de su marca a Coty, las cifras comenzaron a no cuadrar según publicaba 'Forbes': “Los documentos publicados por Coty, conglomerado que cotiza en bolsa, ha puesto al descubierto en los últimos seis meses uno de los secretos mejor guardados de la familia: el negocio de Kylie es significativamente más pequeño y menos rentable de lo que la familia ha hecho creer durante años a la industria cosmética y a los medios de comunicación, incluido Forbes”. Lo que no evitó que Kylie se embolsara 1,2 billones de dólares por la venta de la mitad de Kylie Cosmetics.

Pero el interés de Kanye West por la cosmética no viene del éxito de su mujer -también con firma de maquillaje y de perfume- o del de su cuñada, ni de su necesidad de consolidar un imperio de cara a las presidenciales. Ya en 2017, Kanye creo la marca de belleza Donda Cosmetics, pero se quedó en eso, una marca registrada pero sin actividad empresarial. Eso sí, el homenaje a su fallecida madre, Donda West.

Kanye West, en una reunión con Donald Trump. (EFE)
Kanye West, en una reunión con Donald Trump. (EFE)

Y algo parecido a lo que ocurrió con Parlux en 2009, que firmó acuerdos con Jay-Z, Rihanna y Kanye West para lanzar sus propios perfumes según informó en su día Us.fashionnetwork.com. Pero esto nunca ocurrió... Sabemos cómo huele Kim, pero aún no tenemos ni idea de a qué huele un candidato a las presidenciales de los Estados Unidos de América.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios