Cortes de pelo que necesitan menos retoques y se mantienen bonitos más tiempo
  1. Estilo
  2. Belleza
Inversión capilar

Cortes de pelo que necesitan menos retoques y se mantienen bonitos más tiempo

La forma en la que estén cortadas las capas, la longitud o si tenemos el cabello decolorado repercuten en la necesidad de retocar el corte de pelo más tarde

Foto: El largo, pero sobre todo la técnica con la que se corte el cabello, repercute en la periodicidad con la que haya que retocarlo en la peluquería. (Imaxtree)
El largo, pero sobre todo la técnica con la que se corte el cabello, repercute en la periodicidad con la que haya que retocarlo en la peluquería. (Imaxtree)

Una de las consecuencias de la cuarentena es que hemos aprendido lo importante que es saber retocarse el color o el corte de pelo en casa. Pero antes de llegar a ese arriesgado momento en el que tomas las tijeras y te miras al espejo cortando con un pulso tembloroso, elegir un corte de pelo que no evolucione de una forma complicada puede ser la solución a un tijeretazo con difícil arreglo.

Mientras los cortes de pelo muy estructurados, con mechones desiguales, como por ejemplo el mullet de Úrsula Corberó, necesitan ser retocados cada poco tiempo, otras técnicas o estilos aguantan más tiempo sin el experto retoque de un estilista. Chelo Escobar, maquilladora y peluquera profesional, nos revela cortes de pelo y técnicas con los que el cabello evoluciona sin necesitar retoque.

placeholder La longitud del corte puede condicionar su mantenimiento. (Imaxtree)
La longitud del corte puede condicionar su mantenimiento. (Imaxtree)

Técnicas que salvan una melena

Los cabellos largos pueden verse perjudicados por el crecimiento irregular del cabello y las melenas rectas pueden ser una solución sencilla con la que además se consigue la sensación de un cabello más grueso. "Son fáciles de mantener, con un crecimiento regular", explica la estilista. La única preocupación de este tipo de corte es el largo.

Otra opción son los cortes de pelo a capas. "Crecen más despacio manteniendo la forma del cabello por bastante más tiempo. Lo que nos ayuda a tener que necesitar la tijera mucho más tarde", detalla Chelo Escobar.

Además de potenciar el movimiento y el volumen del cabello, las capas pueden crecer de una forma más homogénea, sin que el corte se vea afectado, pero hay que prestar especial atención a la longitud: "Cuanto mayor es el corte de la capa, menor densidad tendremos en la punta pero mayor será el volumen que conseguiremos”. La elección queda de tu lado.

Cortes de pelo que hacen magia

Si elegir entre un corte recto o uno a capas puede favorecer su crecimiento más homogéneo, también hay estilos de cortes de pelo que de por sí evolucionan mejor y sin necesidad de un retoque cada tres semanas. Un ejemplo, nos cuenta la estilista, son el shaggy o el lob: “El long bob es una opción perfecta. Un poco más largo que el famoso bob, pero con mayor textura y menor definición”. Por más que el cabello crezca, simplemente se verá más largo, pero no perderá su forma.

placeholder El bob seguirá siendo EL corte de pelo. (Imaxtree)
El bob seguirá siendo EL corte de pelo. (Imaxtree)

La nueva versión del bob, más natural, siguiendo el nacimiento del cabello y personalizado según las facciones de cada persona, también permite que el cabello crezca sin que el corte de pelo se altere, al seguir su forma natural. Su secreto, según el peluquero Eduardo Sánchez, es el corte francés: "permite peinarlo tanto o tan poco como se quiera y que siempre esté perfecto sin necesidad de trabajar el cabello a golpe de peine y secador. Comodidad hasta para el look más sofisticado", explica.

Precisamente este tipo de corte se mantiene "inalterable" porque, aunque se realice en recto, también precisa un degradado largo dejando las puntas más libres. "El corte se trabaja justo por debajo del nacimiento del cabello. Y la parte frontal se adapta a ese largo y también al nacimiento del cabello y a si existen remolinos. No hay un corte igual, ya que es importantísimo adaptarlo a las facciones" concluye el peluquero.

Algo parecido ocurre con el shaggy, esa media melena que roza los hombros y busca un efecto más alborotado: “Si quieres mantener una melena corta sin preocuparte de cómo le sentará el paso del tiempo, el shag es una opción muy actual y cómoda”.

placeholder El shaggy de Julia Roberts es un ejemplo de crecimiento invisible. (Getty)
El shaggy de Julia Roberts es un ejemplo de crecimiento invisible. (Getty)

La estilista recomienda optar antes por un cabello largo, con caída y que no tenga una forma demasiado marcada que requiera estar puliéndolo a menudo. “Los cortes estructurados tipo bob o pixie pierden la forma en cuanto el cabello empieza a crecer, por lo que necesitan muchos más cuidados y retoque”, aclara. Un ejemplo de la rápida evolución del cabello corto es Sara Carbonero, cuyo pixie pasó a ser un mullet y luego una melena carré -casi midi- en un par de scrolls de su perfil de Instagram.

Cabello
El redactor recomienda