Por qué los lápices de cejas de acabado 'microblading' son el fichaje de la temporada
  1. Estilo
  2. Belleza
Cejas microblading todos los días

Por qué los lápices de cejas de acabado 'microblading' son el fichaje de la temporada

Aunque los resultados que el microblading ofrece son tentadores, puede que aún no te atrevas a probarlo. La solución pasa por los lápices de cejas que crean el mismo efecto

placeholder Foto: Lápices de cejas de acabado mircoblading. (Imaxtree)
Lápices de cejas de acabado mircoblading. (Imaxtree)

Algunas mujeres no tienen la suerte de tener las cejas tupidas y definidas de Cara Delevingne, así que conseguir crear la sensación de una ceja frondosa es uno de los objetivos diarios que puede terminar en un maquillaje demasiado artificial. La otra opción para alcanzar las cejas soñadas es recurrir a tratamientos que bien falseen, bien estimulen el crecimiento del pelo. Hasta ahora. Gracias a los lápices de cejas de acabado microblading, puedes conseguir a diario la sensación de unas cejas más gruesas y que dure todo el día, pero sin agujas ni anestesia.

Después de los tratamientos para favorecer el crecimiento del pelo, tras las extensiones de cejas o el tatuaje permanente, y junto con la micropigmentación llegó el microblading, un tatuaje semipermanente que lograba una ceja perfecta durante un par de años.

Brow Microfilling de Benefit. (Cortesía)

Con el microblading se diseña una ceja a medida para cada rostro y que mantiene la naturalidad de tu rostro al emular el pelo de la deja manteniendo la dirección del vello. Después del diseño se introduce la tinta en la epidermis a través de pequeñas agujas, que dibujan trazos finísimos a modo de pelos. Repitiendo este gesto por toda la ceja, el microblading permite cubrir las zonas con calvas y dar la forma deseada a la ceja, olvidándonos de tener que maquillarlas con lápiz, gel o sombra cada día y aportando simetría entre ellas y al rostro., además con ellos se consigue hacer el maquillaje tendencia de la temporada: los foxy eyes.

placeholder Cejas rectas y perfectamente definidas.  (Imaxtree)
Cejas rectas y perfectamente definidas. (Imaxtree)

El hándicap del microblading, si es que se puede llamar así, es que en cuanto escuchamos las palabras aguja o cuchillas, el miedo se apodera de nosotros. Esta técnica surge como alternativa a la micropigmentación, que se realiza en capas más profundas. El microblading consiste en depositar pigmento en la capa basal de la epidermis, de ahí que su duración sea menor y se trate de un maquillaje semipermanente.

Foto: Microfeathering, el microblading natural, paso a paso. (Imaxtree)

Durante el procedimiento, se aplica anestesia tópica en la zona y los días posteriores se sufre una pequeña inflamación que puede necesitar antibióticos solo en casos graves. Así que, aunque se trate de un tratamiento que deja resultados espectaculares, reconstruyendo cejas, definiendo formas, cubriendo calvas, etc, aún muchas personas no se atreven a probarlo y la solución pasa por recrear el acabado del microblading con el maquillaje.

placeholder Los lápices de cejas crean un acabado perfecto por más tiempo. (Imaxtree)
Los lápices de cejas crean un acabado perfecto por más tiempo. (Imaxtree)

Es entonces cuando el maravilloso mundo de la cosmética se pone manos a la obra y crea lápices de cejas que en vez de ser cremosos y depositar un pigmento que cubra la piel y dure tan solo unas horas son… ¿Cómo podríamos llamarlos? ¿Rotuladores? ¿Bolígrafos? ¿Plumas? Que lo que depositan sobre la piel es tinta, más líquida y de un color más intenso que la de los lápices de cejas habituales.

placeholder Antes y después del Brow Microfilling de Benefit. (Cortesía)
Antes y después del Brow Microfilling de Benefit. (Cortesía)

La tinta se adhiere a la piel, por lo que el color dura en perfecto estado muchas más horas, logrando resistir incluso al agua. Este tipo de plumas permite, igual que el micoblading, trazar pelito a pelito una ceja de acabado más natural. Al utilizar tinta líquida, se consigue un trazo más preciso ya que, el movimiento debe ser rápido y recto, no hay tiempo para que tiemble el pulso, al contrario, más bien se debe aplicar como si fuera una pulsación. Piii, piii, piii...

Foto: Modelos durante el desfile de Dior Primavera-Verano 2019.

Por un lado, están las plumas que imitan con bastante exactitud la forma y uso de las agujas del microblading. Se trata de lápices cuyo cabezal es rígido y se divide en tres puntas con las que se distribuye el color, creando tres pelos con cada pasada.

placeholder Plumas o lápices de cejas para el microblading.
Plumas o lápices de cejas para el microblading.
  1. Tattoo Brow Ink Pen de Maybelline (11€). Funciona como las plumas del microblading gracias a su punta dentada y su tinta dura en su sitio hasta 24 horas.
  2. Kush Triple Brown Pen de Milk. Aunque aún no está a la venta en nuestro país, su pluma de fieltro es una de las más fáciles de usar. Su tinta está elaborada con aceite de girasol y aloe vera para hidratar la piel, además de aplicar pigmento.
  3. The Eyebrow Pen de Essence (2,99€). Funciona igual que los anteriores y está disponible en cuatro tonos muy pigmentados.
  4. Brow Artist Micro Tattoo de L'Oréal Paris (a partir de 5,50€). Gracias a sus púas más finas y separadas, consigue un acabado casi de perfilador. Su duración sobre la piel también es de 24 horas.
placeholder Brow Microfilling de Benefit. (Cortesía)
Brow Microfilling de Benefit. (Cortesía)

Otra opción es el recién llegado a la familia Benefit, el Brow Microfilling. (28,95€) con tres puntas firmes y uan fórmula de larga duración y waterproof que además no transfiere. Está disponible en cuatro tonos (blonde, light brown, medium brown y deep brown) que se adaptan perfectamente al color de tu ceja (a la venta el 1 de septiembre).

La otra forma de recrear el acabado de un microblading es con los pinceles de tinta. A través de un preciso y muy fino cepillo -como si estuviéramos pintando con un Pilot o fuésemos a hacernos el delineado de ojos más profesional del mundo- se deposita la tinta sobre la piel, dibujando pelo a pelo. Para este tipo de lápices de cejas, se necesita un poco más de pulso y de control que con la anterior herramienta. Hay que controlar la cantidad de tinta y aplicarla de forma muy rápida y superficial, nada de apretar.

placeholder Plumas o lápices de cejas para el microblading.
Plumas o lápices de cejas para el microblading.

  1. Shape & Shade Brow Tint de MAC (21€). Por un lado, es una pluma que delinea pelo a pelo con muchísima precisión y una larga duración, y por el otro, es una pequeña esponja con la que desdibujar la ceja para lograr un acabado más natural.
  2. Brow Blade Ink Stain de Urban Decay (26,55€) también es una herramienta doble. En un extremo se encuentra un lápiz de cejas tradicional y resistente al agua. En el otro extremo, una precisa pluma, muy fina pero fácil de utilizar, que permite depositar la cantidad exacta de pigmento y dibujar pelo a pelo con distintas formas y grosores.
  3. Liposourcils Ink de Talika (20,55€) es tratamiento y color, todo en uno. Su punta de fieltro no solo deposita color sobre la piel, sino que también aplica un sérum estimulante del crecimiento y un tratamiento regenerador para fortalecer y favorecer el crecimiento de la ceja.
  4. Nano Brow Disc Fill & Define de Sleek MakeUP (9,45€) permite dibujar trazos con gran precisión para un acabado efecto microblading. Esta nueva fórmula de tinta waterproof aguanta hasta 24 horas.

via GIPHY

Por fin, conseguir unas cejas perfectas sin salir de casa es posible y no hay oportunidad de error, y si no te gusta el acabado, limpias y vuelves a diseñar tu ceja.

Microblading Maquillaje Micropigmentación
El redactor recomienda