Microfeathering, la versión natural del microblading que triunfa en Hollywood
  1. Estilo
  2. Belleza
Despeinadas pero perfectas

Microfeathering, la versión natural del microblading que triunfa en Hollywood

Puede que el microblading nos dejara ojipláticas, pero su versión más natural, el microfeathering, se ha convertido en la nueva obsesión de nuestras cejas

placeholder Foto: Microfeathering, el microblading natural, paso a paso. (Imaxtree)
Microfeathering, el microblading natural, paso a paso. (Imaxtree)

Mila Kunis es solo una de las celebs que ya han sometido a sus cejas al microfeathering, la técnica patentada por Kristie Streicher que tiene como objetivo dos de las grandes revoluciones del mundo de las cejas: el microblading y el lion mane. Es decir, permite tener unas cejas inamoviblemente perfectas, sin calvas y peinadas de una forma muy para ganar mayor volumen. Todo en uno.

El microfeathering se aplica con la misma técnica que el microblading. Es decir, se trata de pequeñas microperforaciones que depositan color debajo de la piel a modo de tatuajes semipermanentes que imitan al pelo. Con el microblading lo que se pretende es rellenar las cejas cubriendo las calvas pelo a pelo. Aunque su resultado es casi perfecto, puede resultar artificial y en algunas ocasiones parece más una pigmentación que un relleno.

¿Por qué es diferente el microfeathering?

Para evitar el acabado artificial del microblading, Kristie Streicher, esteticista de celebrities en Beverly Hills, desarrolló para sus clientas una técnica personalizada al máximo. Para conseguir una ceja natural, hay que estudiar previamente cómo es nuestra ceja, nada de realizar un diseño tipo sobre ella. De este modo lo que se busca es mantener las cejas únicas de cada persona.

Aunque la aplicación del color es igual que la del microblading, el microfeathering no cubre todos los espacios con calvas, sino que imita el movimiento del vello propio, logrando que parezca pelo nuevo que crece. Para personalizar al máximo el color, se diseña una tonalidad para cada cliente: "Utilizamos pigmentos de óxido de hierro, ya que se consideran los pigmentos semipermanentes más seguros para usar en la piel. Con el tiempo, estos pigmentos se desvanecerán a medida que el cuerpo los absorba naturalmente”, aseguraba Streicher en una reciente entrevista en 'Byrdie'.

Paso a paso

Para lograr que Kristie Streicher arregle tus cejas, tienes que pedir una cita previa online (por 100 dólares) en la que debes mandar fotografías de tus cejas para que ella estudie en profundidad cuál es su forma. La otra petición encarecida es que no depiles ni un solo pelo del área de tus cejas -según ella desde la pestañas hasta la raíz del cabello- por un periodo de entre 6 y 8 semanas. De esta forma se puede observar a la perfección el nacimiento y dirección de cada pelo. Y es que la finalidad de la técnica es que sí que se vean calvas ya que la ceja de verdad no es perfecta.

Una vez que se ha hecho el estudio de la ceja y se ha obtenido el pigmento más parecido al vello del cliente, se aplica un anestésico, para que las incisiones no duelan, y la especialista comienza a dibujar uno a uno los trazos de la ceja. Mientras el microblading tatúa con su pluma varios pelos en una pasada, el microfeathering tatúa uno a uno.

Aunque los resultados se ven al instante y van siendo más naturales a los pocos días, es necesario acudir a una segunda cita seis u ocho semanas después para ver cómo evoluciona el pigmento y valorar si sería necesario un retoque o hay que añadir algún trazo nuevo en alguna zona.

Cuánto duran perfectas las cejas

Aunque se trata de una técnica de micropigmentación y puede parecerse a un tatuaje, sus resultados no son definitivos ya que la tinta se deposita en capas menos profundas que en un tatuaje. Precisamente por eso se necesita acudir a realizarse pequeños retoques. La duración del microfeathering oscila entre 8 y 12 meses, aunque siempre dependerá del tipo de piel de cada cliente y del correcto cuidado de las cejas.

Por ejemplo, las pieles más grasas, hipersensibles, con poros abiertos, problemas como dermatitis o rosácea no son las más recomendadas para probar esta técnica ya que la tinta puede verse alterada, además de ser más propensa a pequeños derrames. Kristie Streicher explicaba en 'Byrdie' que la piel puede rechazar el pigmento en el caso de las pieles más grasas, lo que se traduciría en una acabado borroso que retocar constantemente.

La vida después del microfeathering

Como aclara su creadora, no todas las pieles se pueden ver beneficiadas de la técnica, pero las pieles secas con poros pequeños, las pieles mixtas o grasas también con poros pequeños y las pieles normales y mixtas con poros no tan pequeños responden perfectamente al microfeathering ya que no se inflaman ni sangran con la misma facilidad que las pieles más sensibles.

Por supuesto, tan importante como el tipo de piel es seguir las indicaciones de los expertos y tras haberse sometido al microfeathering es importante no sudar ni practicar deporte en la primera semana, evitar el uso de alfahidroxiácidos (AHA) y otros exfoliantes las semanas previas al tratamiento y evitar el sol tanto antes como después del microfeathering. Después de la intervención, es preferible evitar el sol para que el color permanezca perfecto durante el mayor tiempo posible o usar un protector solar de SPF alto en la zona de las cejas.

¿Pero cuánto cuesta tener unas cejas de celeb?

Tener unas cejas naturales, gruesas y peinadas en el centro de Kristie Streicher asciende a 2.500 dólares, cerca de 2.300€, teniendo en cuenta la cita previa, la segunda cita, la intervención y la sesión de mantenimiento… Ser Mila Kunis tiene un precio.

Microblading Mila Kunis Tendencias de belleza
El redactor recomienda