El nuevo videoclip de Adele nos regala el eyeliner más potente y la manicura garra
  1. Estilo
  2. Belleza
El regreso más esperado

El nuevo videoclip de Adele nos regala el eyeliner más potente y la manicura garra

El regreso más esperado musicalmente nos ha regalado también el eyeliner más potente de Adele hasta el momento, sin olvidar un contouring extremo y la manicura acrílica

Foto: Fotograma de 'Easy on me'.
Fotograma de 'Easy on me'.

Si tuviéramos que clasificar a Adele y su potente chorro de voz, la palabra ‘diva’ sería la que más encajaría y muestra de su divineo es el lookazo que se ha marcado en su último videoclip, ‘Easy on me’. Tras los rumores que indicaban un nuevo regreso a la música seguido de un maquillaje mucho más natural, a juego con el ritmo del tema y la posible tónica de '30', su inminente disco, la cantante sorprendía (o no) regresando a su eyeliner habitual y añadiéndole aún más dramatismo que de costumbre.

placeholder Cejas, delineado, cut crease, contouring, perfilado de labios... Nada faltaba en el maquillaje de Adele.
Cejas, delineado, cut crease, contouring, perfilado de labios... Nada faltaba en el maquillaje de Adele.

Absolutamente ni un solo detalle en la estética de Adele en el videoclip era fruto del azar. Maquillaje, peluquería y hasta manicura eran la perfecta combinación entre tendencias y el marcado estilo retro de la cantante. Sin embargo, la mirada se convertía una vez más en el centro de atención de todo el vídeo. Un marcadísimo cut crease con un delineado más grueso y oscuro que nunca y las imprescindibles pestañas XXL… Adele ha vuelto.

El delineado más perfecto del año

Para crear esa mirada tan dramática, el contouring de ojos es la técnica estrella. Al combinar dos sombras de ojos y generar el contraste sesentero, se logra crear un volumen y profundidad idóneos para que el eyeliner se vea aún más intenso. En el maquillaje de Adele es fácil identificar una sombra clara, en un vainilla muy suave, que se pasea por todo el párpado móvil. Para dar esa profundidad típica de los maquillajes cut crease, pero aquí sin acabado brillante, sino completamente mate, una sombra marrón se aplica por la cuenca del ojo con un pincel lápiz. Por supuesto, difuminar es la clave del éxito. Hasta aquí todo sería normal en el maquillaje signature de Adele, pero la guinda la pone el delineado trendy.

placeholder La evolución del eyeliner de Adele. (Getty  / YouTube)
La evolución del eyeliner de Adele. (Getty / YouTube)

La rabiosa actualidad beauty dicta que este año y el siguiente el eyeliner sea más grueso y llamativo, dejando el efecto natural a un lado. Aprendida la lección, Adele ha cambiado su habitual eyeliner de trazo más cremoso y finalizado en un rabillo muy fino, por un delineado grueso y geométricamente perfecto que rasga el ojo y esconde por completo las pestañas postizas, porque sí, las lleva y son enormes. El rabillo se convierte ahora en un triángulo isósceles, como se puede apreciar cada vez que la cantante baja los párpados. Otro detalle es el delineado que nace del mismo lagrimal repasa toda la línea de las pestañas y va aumentando en grosor de forma ascendente, levantando la mirada, rasgando el ojo y aportando oscuridad.

placeholder Adele en 'easy on me'.
Adele en 'easy on me'.

Resulta curioso que, en un momento en el que las extensiones de pestañas y los sérums para estimular su crecimiento son la moda, Adele no se separa de las pestañas postizas, en su caso, de casi volumen 3D. En algunos planos del videoclip incluso se puede apreciar la línea del pegamento, oculta bajo el eyeliner.

placeholder La pestañas XXL de Adele dramatizaban aún más la mirada.
La pestañas XXL de Adele dramatizaban aún más la mirada.

Pero una mirada no estaría enmarcada según los mandatos del maquillaje superproducido si no fuera por las cejas. De nuevo, la inglesa pasa de micropigmentaciones y apuesta por maquillarlas hasta definirlas al máximo, consiguiendo una ceja recta y con un arco casi inexistente, rozando el efecto de los foxy eyes. En el caso de Adele, sus cejas naturales pueden resultar demasiado claras e incluso desaparecer en el contraste con sus maquilladísimos ojos. La solución es el maquillaje con sombras para cejas y un pincel biselado.

Adele y el misterio del overlip extremo

Perfilarse los labios como se hacía en los terribles noventa está de moda. Desde borrarse el arco de Cupido con lápiz de labios para conseguir un labio ópticamente redondo y más voluminoso hasta ganar milímetros de labio a la piel con un perfilado fuera de las comisuras. Defensora durante mucho tiempo de los maquillajes mate, la británica ha cambiado de estrategia y ha abrazado el overlip con un perfilado de los labios en un tono más oscuro que su labio natural, colmándolos con un gloss nude. El resultado es una boca mucho más gruesa y llamativa. Nada queda a la improvisación o la naturalidad.

placeholder Detalle del overlip de Adele.
Detalle del overlip de Adele.

La guinda del contouring del viejo Instagram y la supermanicura

¿Novedades? No, gracias. Si hay algo de lo que Adele jamás reniega es del contouring para esculpir su rostro. La misma técnica de claroscuro que aplica en el maquillaje de sus ojos la traslada a sus facciones, en este caso recurriendo al mítico 3: marcar frente, pómulo y mandíbula con un bronceador mate. El contraste con su base muy clara, el maquillaje queda más dramático, el único pero es que la diferencia de tono y la falta de difuminado con brocha gruesa dejaba un resultado demasiado artificial, pero 100% Adele.

placeholder El contouring extremo de Adele.
El contouring extremo de Adele.

Por supuesto, y como viene siendo costumbre en el look beauty de la cantante, tampoco faltó la manicura. Si antaño lucía diseños clásicos en una discreta manicura gel, ahora su acrílico apuesta por forma más definida, con un diseño almendrado y ligeramente más afilado. Para poner mesura al superestilismo, en lugar de apostar por un nail art muy elaborado, Adele eligió el tono más otoñal y elegante, un esmalte burdeos, eso sí, a juego con su outfit. Todo estaba pensado, todo.

Adele Tendencias de belleza
El redactor recomienda