Tips para decorar tu mesa de centro y algunos errores a evitar
  1. Estilo
  2. Decoración
Cuatro básicos

Tips para decorar tu mesa de centro y algunos errores a evitar

Los mejores trucos para lograr que tu decoración se vea armoniosa y agradable, como siempre has querido

placeholder Foto: Tips para decorar tu mesa de centro. (Sidekix Media para Unsplash)
Tips para decorar tu mesa de centro. (Sidekix Media para Unsplash)

El salón de nuestros sueños seguro que tiene una decoración exquisita, donde cada pieza tiene un sentido y todas ellas se entremezclan creando el ambiente perfecto que nos invita a relajarnos, descansar y disfrutar de nuestro hogar de una forma confortable. Sin embargo, lograr el equilibrio que queremos con la decoración no siempre es tan sencillo.

Los extremos no siempre son buenos y por eso debemos evitar ambos excesos, el que nos invita a llenar de complementos nuestra estancia y el contrario, el que hace que nuestro hogar parezca una sala de museo minimalista, demasiado impersonal y fría en ocasiones. Una de las piezas fundamentales para hacer de nuestra casa un hogar es la mesa de centro, pero ¿cómo podemos decorarla?

Una forma de lograr que tu mesa de centro siga siendo práctica y puedas emplearla siempre que la necesites es colocando sobre ella una bandeja que te ayude a definir el espacio, ya sea situándola en el centro o en un lateral. Puede servirte para agrupar distintos elementos que serán muy sencillos de retirar en caso de que quieras emplear la mesa para algo concreto.

Si tu mesa es cuadrada, es mejor que escojas una bandeja cuadrada, si por el contrario es redonda, las curvas serán tus mejores aliadas. Conseguirás una sensación más agradable si este complemento tiene una forma similar al de la mesa sobre la que vas a colocarlo.

Lo hemos visto en las revistas de moda desde hace mucho tiempo y, aunque no siempre es sencillo lograr el efecto que buscamos, siempre puedes contar con la literatura para darle un toque personal a tu hogar. Colocar unos cuantos libros o revistas en un rincón de la mesa puede ayudarte a conseguir un ambiente más agradable.

Por supuesto no debemos convertir nuestra mesa de centro en una estantería extra, se trata de colocar un pequeño detalle que le dé personalidad, no comenzar a acumular ejemplares hasta que sean demasiados. Selecciona unos cuantos libros que sean especiales, diferentes y bellos, pero que no sean excesivos, con dos o tres tendrás suficiente.

Siempre es buena idea añadir algún detalle floral a nuestra mesa de centro, no solo porque las flores sean una forma maravillosa de añadir vida a nuestro hogar, también porque los jarrones pueden contribuir con sus diseños a conseguirlo. Con elementos de cristal lograremos sumar puntos de luz y podremos emplear varios, jugando con las formas y tamaños.

Intenta evitar que esos jarrones sean demasiado altos, o estarás haciendo que sea más complicada la comunicación a ambos lados de la mesa, obstaculizando la vista. También debes tener cuidado para que quede todo compensado, que no haya objetos demasiado grandes o del mismo color que la mesa, haciendo que sean imperceptibles.

Una bandeja, unos libros, un jarrón con flores o alguna planta natural y unas velas, con estos cuatro básicos siempre acertarás a la hora de decorar tu mesa de centro. Mezcla distintos colores, pero no más de tres, y escoge distintos tamaños, para que la composición tenga distintas alturas. Con estos sencillos consejos lo tendrás todo bajo control.

Decoración
El redactor recomienda