Decoración de paredes 'half painted', te contamos qué es y por qué es tendencia
  1. Estilo
  2. Decoración
Original y diferente

Decoración de paredes 'half painted', te contamos qué es y por qué es tendencia

Pintar tus muebles y paredes solo hasta la mitad puede ser la técnica que estabas buscando para lograr ese toque diferente que refleje tu personalidad

Foto: Técnica half painted en decoración. (Instagram @ikeaspain)
Técnica half painted en decoración. (Instagram @ikeaspain)

En decoración, igual que sucede en el mundo de la moda, hay algunas tendencias que son temporales y otras que son para siempre. Una americana y un pantalón vaquero siempre te ayudarán a diseñar tu fondo de armario, igual que una decoración en tonos neutros y colores blancos nunca pasa de moda.

Sin embargo hay otras que aparecen en un momento determinado y nos roban el corazón, lo que hace que el tiempo que pasen a nuestro lado las disfrutemos enormemente. Esto es lo que sucede con la decoración half painted, una técnica que resulta tan llamativa como atractiva y con la que lograrás que tu casa sea especial y diferente.

Porque puede que las casas que ves en las revistas de decoración o las propuestas que suelen ofrecernos las redes sociales te resulten un poco aburridas por habituales, por eso esta opción puede ser la que buscabas para lograr que tu casa refleje tu personalidad, una propuesta que nos invita a pintar, pero solo a medias.

Conviene señalar que llamativa no siempre quiere decir estridente -aunque en este caso también puedes lograr que sea así si es lo que deseas gracias a emplear colores vitamina que supongan un gran contraste-, con esta técnica de pintura también puedes lograr un acabado clásico y sofisticado en tus paredes.

Lo más habitual era emplear esta técnica a la hora de pintar nuestros muebles, por ejemplo coloreando solo las patas de una mesa o el respaldo y el asiento de las sillas y dejando a la vista en el resto del mueble el tono natural de la madera, pero ahora también podemos emplearlo para crear originales efectos en nuestras casas.

Durante un tiempo, se usó para recrear el efecto de las molduras en la pared, un elemento decorativo que siempre se ha asociado con el estilo y la elegancia. Con el tiempo esta técnica ha ido desarrollando su propia personalidad y ahora no es raro que la altura aumente un poco más, precisamente para evitar este efecto zócalo que señalábamos.

De hecho ahora el efecto que se busca con esta técnica es casi el contrario y trata de alejarse de las líneas depuradas, rectas y que marcan la división de colores de una forma clara y eficiente. Se apuesta por acabados desenfadados, que dejan a la vista los brochazos o los detalles del rodillo empleado para aplicar la pintura.

También se puede apostar por un cambio suave, una transición de colores gracias a la ayuda de los degradados, un acabado menos uniforme que nos permite darle un toque más moderno a la estancia. Aunque el efecto buscado sea relajado y casual, nada más lejos de la realidad porque para poder hacerlo con éxito debe estar meditado y pensado.

Esta técnica también nos invita a darle una oportunidad a algunos diseños geométricos, como dividir los colores con una línea en zigzag, incluso a dejarnos llevar por las ganas de pintar e incluir otros muebles, coloreando también la parte correspondiente de puerta o de estantería, incluso limitando esta forma de decoración solo a un armario o una pared.

Habitualmente se opta por poner el color más oscuro en la parte inferior, para evitar quitarle luminosidad a la estancia o que esta parezca más pequeña y, aunque la combinación de colores puede ser la que más bonita te resulte a ti, siempre acertarás si uno de ellos es el blanco. No te cortes, si buscas una forma de lograr que tu casa sea especial, puede que el half painted sea lo que necesitas.

Decoración Tendencias
El redactor recomienda